Photo Uribe
Logo Small

Sábado 20 de Octubre del 2018

Al Gobierno no le creen

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Mauricio Vargas  |

Fecha: 10/08/2015

 

Foto: yimg.com

Más grave que la baja popularidad del Gobierno, que puede ser transitoria, es su baja credibilidad.

Mientras escribo esta columna, no hay sobre la mesa elementos de juicio sólidos para afirmar que el helicóptero de la Policía que transportaba a 18 uniformados –tristemente, 16 de ellos murieron– y que cayó el martes en Urabá haya sido derribado por las Farc o por otro grupo criminal. Aun así, la versión oficial que habla de un accidente es rechazada, según sondeos en redes sociales y programas radiales, por dos de cada tres personas. En una encuesta del diario tolimense El Nuevo Día, la cifra de incrédulos se elevó al 73 %.

La tragedia se suma a la de un avión de la FAC que se estrelló en el Cesar hace una semana, con el lamentable saldo de 11 militares muertos, sin que haya indicios de un ataque insurgente. En ambos casos, al Gobierno le han salido hernias en el esfuerzo por convencer al país de que esos siniestros fueron fortuitos y no provocados.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, sonó cándido el martes al reclamar: “Hago un llamado enérgico a que se tenga por información real la información oficial”. Que el titular de esa cartera tenga que rogarle al país que le crea al Gobierno es un síntoma muy delicado. Ahora que en la Casa de Nariño andan tan preocupados por la caída en la imagen favorable del Presidente (por debajo del 30 % en algunas encuestas), deberían inquietarse por algo muchísimo más grave: la pérdida de credibilidad.

El problema arrancó en el 2010, cuando Santos tomó distancia de su predecesor y promotor, Álvaro Uribe. El Presidente tenía que cortar ese cordón umbilical para construir su propio liderazgo. Pero por el camino dejó entre muchos la sensación de que los había engañado al presentarse en campaña como seguidor de Uribe y luego cambiar de línea una vez instalado en la Casa de Nariño. Pero esa circunstancia, por sí sola, no explica la baja credibilidad: la historia de la política está llena de protegidos que rompieron con sus protectores sin que les saliera costoso.

Más ha dañado la credibilidad esa manía del Gobierno de sacar conclusiones apresuradas sobre hechos graves. En el 2012, cuando el exministro uribista Fernando Londoño fue víctima de un horrendo atentado horas antes de que el Congreso votara el Marco Jurídico para el proceso con las Farc, el Presidente corrió a culpar a la “extrema derecha” sin tener pruebas para semejante teoría. Tiempo después quedó en claro que habían sido las Farc.

Con ese antecedente –que no es el único– le queda difícil al Gobierno salir a culpar a la oposición uribista por especular que el helicóptero de la Policía fue derribado. A eso se agrega que, en la premura por desmentir un ataque de las Farc que comprometería la mesa de La Habana, el Gobierno se contradijo. Al principio, la Policía aseguró que la nave se había estrellado por una falla mecánica. Luego, el ministro Villegas aseguró que la causa más probable era la alta nubosidad. Rechazar las especulaciones del uribismo –que son frecuentes– con especulaciones del Gobierno no fue serio ni prudente: correspondía esperar el resultado de las investigaciones.

La credibilidad de Villegas anda mal desde que llamó “retención indebida” el secuestro de un soldado por parte de las Farc. A diferencia de su antecesor, Juan Carlos Pinzón, que nunca tuvo pelos en la lengua, Villegas llegó para edulcorar el lenguaje de esa cartera con las Farc, y ofrece con ello un espectáculo ridículo.

La imagen favorable de un líder puede subir o bajar por coyunturas varias. En el pasado, Santos ha visto sus índices caer y recuperarse, y no hay que descartar que más adelante salga del hueco actual. Perder la credibilidad es muchísimo más complicado, porque no es fácil recuperarla. Una cosa es que un alto porcentaje de la opinión crea que el Gobierno no lo hace bien, y otra muy distinta que piense que oculta o miente.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed