Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 20 de Junio del 2018

¿Aterrizaje suave o forzoso?

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Carlos Caballero Argáez  |

Fecha: 03/05/2015

 

Foto: economia.terra.com.mx

A las autoridades les cuesta trabajo comprender que los motores del crecimiento se están apagando.

La economía colombiana está frenándose y se aproxima a un aterrizaje. Hasta el momento, la pérdida de dinamismo ha sido leve pero, a juzgar por los indicios, podría intensificarse en los próximos meses.

Un indicador que señala lo que puede ocurrir –que mide la confianza de los consumidores y que divulga Fedesarrollo desde hace muchos años– es muy preocupante. En el comunicado de hace un par de semanas, ese centro de estudios anotó que el índice mostró en marzo “un notable retroceso respecto a febrero y frente al mismo mes del año anterior, ubicándose en el nivel más bajo desde junio del 2009. La reducción obedeció a un deterioro tanto en el componente de expectativas como en el de la situación económica actual”.

La caída de la confianza fue dramática y se registró en todos los niveles socioeconómicos (entre febrero y marzo, el estrato más afectado fue el medio) y en las cinco ciudades encuestadas. Aunque sobresalió el desplome en Bogotá. No sorprende. En marzo recibimos los bogotanos las facturas del impuesto predial con cobros exagerados, que tocó pagar en abril. Y el ambiente de pesimismo sobre el futuro se profundizó por la devaluación del peso, el escándalo de corrupción en la Corte Constitucional y la incertidumbre alrededor del proceso de paz.

Las estadísticas recientes registran, además, que las ventas del comercio han sido inferiores a las proyectadas y que la producción industrial continúa muy débil. En el comercio y en la industria manufacturera la desaceleración ha sido gradual, pero la tendencia es clara. Lo que ha llevado a muchos analistas a rebajar sus estimativos de expansión del PIB para el año completo. Por ejemplo, el equipo de estudios económicos del BBVA, generalmente acertado, bajó de 3,6 a 3,1 por ciento su previsión de crecimiento para el 2015.

Hay otros elementos inquietantes del panorama. Los ingresos por exportaciones de petróleo se redujeron 51 por ciento en el primer bimestre del año con respecto al mismo período del 2014. Las exportaciones no tradicionales –las diferentes a los hidrocarburos, los minerales y el café– cayeron 10 por ciento. Por su lado, las importaciones totales lo hicieron solo en 3,7 por ciento. En consecuencia, el déficit de la balanza comercial fue del orden del 1 por ciento del PIB (3.000 millones de dólares); algo así como la mitad del déficit de todo el año pasado. Ya se prevé que el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos, que fue en el 2014 equivalente al 5,2 por ciento del PIB, suba este año al 5,7 por ciento. Y este hueco debe financiarse, bien con inversión extranjera, bien con préstamos externos o con la disminución de las reservas del Banco de la República.

Para completar el cuadro recesivo, la inversión del Gobierno Nacional se reducirá en este año en comparación con la de los dos años anteriores, y ni el Gobierno central ni los gobiernos locales están ejecutando sus gastos –sobre todo el de las regalías– al ritmo que exige la desaceleración de la actividad económica. Con todo y que alcaldes y gobernadores están en el último año de su gestión y está de por medio una campaña política. Pareciera como si la incapacidad de la administración pública para funcionar fuera cada vez mayor y no tuviera remedio.

Así las cosas, pareciera que la economía, que venía aterrizando suavemente después de la baja del precio internacional del petróleo, estuviera enrumbada hacia un aterrizaje forzoso. En buena parte porque se afectó la confianza de los consumidores y porque a las autoridades les cuesta mucho trabajo comprender que los motores del crecimiento se están apagando y subestiman la magnitud de los cambios que estamos sufriendo, con el argumento de que a Colombia le va mejor que al resto de América Latina. A ellas sí que les toca aterrizar.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed