Photo Uribe
Logo Small

Lunes 11 de Diciembre del 2017

Carta al Centro Democrático
 

Foto: diarioadn.co

Amigos del Centro Democrático:

La puesta en marcha por parte de las farc del cese al fuego y las hostilidades unilateral e indefinido, deja en claro la debilidad del gobierno en la mesa de diálogo. Las farc tienen la iniciativa política y marcan la pauta en el proceso. Han dicho que sigue el armisticio y después la constituyente. Y hay que creerles. El gobierno ya concedió el armisticio, cuando habla de un acuerdo de cese al fuego y las hostilidades bilateral y definitivo al final del proceso. Y cederá en la constituyente, pues no tiene forma de levantarse de la mesa.

Con la decisión tomada, las farc desbordan el marco de los acuerdos con el gobierno, para colocar asuntos concernientes al proceso de paz en una discusión pública de cara al país. Eso justifica que podamos entrar al debate público como interlocutores válidos. Criticar su decisión de cese unilateral como una trampa, o advertir de su intento por inmovilizar a la fuerza pública, no cambia la realidad de los hechos. El proceso con este grupo armado ilegal ha tomado una dinámica que puede desembocar en cambios profundos en la estructura política de Colombia.

Sugiero asumir frente al proceso de paz con las farc, y el que se anuncia con el eln, una posición activa que vaya más allá de la simple crítica. Si hemos pedido como condición básica para apoyar el diálogo con los grupos armados ilegales el cese de acciones violentas, no es sensato quedarse al margen cuando las farc lo anuncian. Lo adecuado es participar desde el espacio ciudadano en el monitoreo y verificación de lo prometido, denunciando incumplimientos y proponiendo correctivos cuando sea necesario.

Para que los hechos políticos que se avecinan no nos desborden, debemos propiciar la discusión sobre la conveniencia o no de una eventual constituyente. El gobierno no toca el tema y prefiere mirar para otro lado, pero moverá sus mayorías en el Congreso para convocarla, si como es de esperar las farc la exigen como requisito para una terminación exitosa del diálogo. Se nos dirá entonces que la paz del país lo amerita, exponiéndonos al peligro de una constituyente poco democrática.

En su carta a Álvaro Leyva del pasado 9 de noviembre, el expresidente Uribe abrió la puerta a la discusión, señalando que podría corresponder a un organismo de esta naturaleza aprobar, improbar o modificar los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo. Señaló además dos criterios para valorar la pertinencia de los cambios propuestos: que aseguren la no repetición de la violencia, y el pleno respeto a los derechos y libertades democráticas. Debemos agregar que una eventual constituyente sólo se puede convocar después del desarme, y tener un origen trasparente nacido del voto ciudadano. Cualquier intento por definir su conformación de manera desequilibrada para favorecer a las farc o a otro grupo político o social, se puede convertir en origen de nuevas violencias.

El Centro Democrático es un partido con vocación de permanencia que tiene una agenda plural, relacionada con su organización interna, las elecciones departamentales y municipales del año próximo, y sus tareas legislativas. Sugiero conformar además un equipo permanente para intervenir en el tema de la paz, sin descartar la posibilidad de entrar en conversaciones con el gobierno sobre el tema, sin que ello implique abandonar la posición crítica. Es preferible intentar corregir el rumbo de lo que está sucediendo apoyados en una fuerza ciudadana, que lamentarnos después por haber sido incapaces de modificar el curso de los acontecimientos que se avecinan.

Cordialmente,

Luis Carlos Restrepo R.
Diciembre 20 de 2014
 

Otros artículos en

Nota Editorial

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

jairohurtadoo

25/12/2014 9:24 PM

Me trae a la memoria una lectura Pre-II guerra mundial, donde Chamberlain Premier de UK visita Alemania y es ilucionado que Hitler esta cumpliendo con los acuerdos una vez finalizada la I guerra mundial. Luis Carlos Restyrepo debe estar en el Tibet, lo puedo deducir por su intención pacifista, que siempre ha tenido, pero allá tambien estuvo el exgobernador Gaviria y las Farc no le comieron de cuento. Al terrorista hay que llevarlo y tratarlo como tal, el siempre estara pensdando como Hitler “construyan tanques y aviones donde nadie nos pueda ver”.

FabioMeloH

23/12/2014 11:07 AM

Como seguidor del Centro Democrático me identifico plenamente con el planteamiento del Dr. Luis Carlos Restrepo. Teniendo este partido vocación de permanencia, debe participar en todas las continendas electoráles que se avecinan para lo cual se debe organizar tal como se plantea en su carta al partido. Sigamos adelante en forma organizada sin dejarnos amedrentar.

Jaime Espinosa

22/12/2014 9:59 PM

Excelente artículo. Estarremos pendientes y siempre dispuestos a defender la integridad de nuestra patria. Ojalá no se equivoquen.

NICOLAS FERGUNSON

22/12/2014 1:16 PM

Lo cierto de este supuesto proceso de “paz”, cuyos únicos promotores, impulsores y ejecutores son Enrique y Juan Manuel Santos, mas parece un programa eterno de campaña de Santos para usarlo como la excusa para robar elecciones diciendo que los Colombianos votan por quienes lo acepten, lo cual no es cierto. La realidad es que el respaldo que tiene este proceso es de menos del %15 a las razones por las que están sentados los narcoterroristas, la impunidad y olvido de sus atrocidades. Si estamos luchando porque la Democracia prevalezca lo que debemos respaldar es la verdadera, y esa es que ni lo que buscan los narcoterroristas, ni como esta usando este proceso Santos, y la mafia que lo respalda, son aceptadas por la inmensa mayoría de Colombianos.

Miguel Barrant

21/12/2014 5:37 PM

Algunas consideraciones al respecto: ¿Una Constituyente para la paz?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido