Photo Uribe
Logo Small

Sábado 20 de Octubre del 2018

Ceder, ceder y ceder

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Mauricio Vargas  |

Fecha: 17/05/2015

 

Foto:ibtimes.co.uk

En tiempos de Belisario Betancur y de Andrés Pastrana, el país aprendió que ceder ante las Farc.

En el 2012, cuando el presidente Juan Manuel Santos se la jugó por un proceso de negociación con las Farc para lograr su desmovilización, lo asistían buenas razones: se trataba de aprovechar en la mesa la debilidad de ese grupo tras sufrir durísimas derrotas militares. El mandatario sostuvo entonces que el proceso duraría meses: sabía que la prolongación indefinida terminaría por minar su credibilidad entre la opinión pública, como ya ocurre. Además, se comprometió a atenerse a la agenda de negociación acordada en la etapa exploratoria y a no tratar con las Farc temas por debajo de la mesa.

Dos años y medio después del inicio formal de los diálogos, está claro que el proceso dura mucho más que algunos meses y que poco avanza desde cuando arrancó la discusión sobre las penas efectivas que pagarán los comandantes, rebajadas y mucho por vía de justicia transicional.

Por otra parte, asoman temas que no están en la agenda y resulta inevitable sospechar que decisiones del Gobierno como el final de la fumigación de los cultivos ilícitos con glifosato –tantas veces demandado por las Farc– son guiños que Santos les hace para impulsar el acuerdo. Prueba de que el tema no radica en el glifosato es que su aspersión no quedó prohibida para quienes usan ese herbicida en cultivos lícitos desde hace décadas.

No entro a discutir si dicha suspensión es buena o mala, pero me sorprende que el Gobierno la haya adoptado sin tener un plan B para evitar que los cultivos de coca se sigan disparando. The New York Times, que ha respaldado la mesa de La Habana, reiteró el viernes que, según cifras de Washington, esos plantíos crecieron 39 por ciento en el país en el 2014, cuando bajó el uso de glifosato. Al no contar con un programa alternativo, Santos les hace un gigantesco favor a las Farc y a los demás grupos narcos.

¿Por qué Santos cede tanto? La razón es que está desesperado por convencer a las Farc de aceptar un modelo de justicia transicional que implique que los comandantes paguen alguna pena por sus crímenes. Y está desesperado porque a esa posibilidad las Farc le dicen no, no y no.

Eso explica el festival de guiños del Gobierno. A la suspensión del glifosato se suman las declaraciones del comisionado Sergio Jaramillo que abren la puerta para que el jefe guerrillero ‘Simón Trinidad’, culpable de atroces secuestros y asesinatos y extraditado a Estados Unidos por narcotráfico, termine sentado a la mesa de La Habana, algo jamás insinuado en la agenda que el mismo Jaramillo negoció con las Farc.

Este jueves, una detallada noticia de El Espectador –no desmentida por el Gobierno– mencionó un documento en estudio en la mesa para que el tiempo que los comandantes han pasado en Cuba negociando –y paseando en catamarán y tomando whisky– les cuente como pago efectivo de sus eventuales penas. Semejante despropósito no merece mayores comentarios, pero confirmaría el afán del Gobierno por contentar a las Farc.

Lo mismo sucede con el viaje a Cuba del jefe del Eln, ‘Gabino’, autorizado por Santos para que charlara con ‘Timochenko’, casi al mismo tiempo que ese grupo terrorista dejaba en macabra exhibición en Convención (Norte de Santander) la pierna que perdió el soldado Edward Ávila en un campo minado. (Recorderis: hace un año, en plena campaña electoral, el asesor presidencial Frank Pearl dio a entender que el inicio de negociaciones formales con el Eln estaba de un cacho. No era cierto.)

La mesa de La Habana está varada porque las Farc no aceptan justicia transicional alguna. Y el Presidente no sabe qué más hacer para reblandecerlos. Pero se equivoca: en tiempos de Belisario Betancur y de Andrés Pastrana, el país aprendió que ceder, ceder y ceder ante las Farc es algo que, más temprano que tarde, los colombianos pagamos con sangre y fuego.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed