Jueves 23 de Noviembre del 2017

Comentario a una noticia de El Espectador.

Miren ustedes, amigos de www.pensamiento…,  la diferencia en el trato de una noticia importante. Mientras que en (Página de la República Argentina), se analiza la estrategia del estado colombiano contra las Farc, bajo un punto de vista institucionalista y favorable a Colombia; en periódico colombiano, en cambio, da a entender (de acuerdo a la forma como se tituló la información que acompaña a este artículo) que el Estado colombiano inventó información contra las Farc y  contra los regímenes de Chávez y Correa.

¿Cómo así que el Gobierno de Colombia “buscó vincular a Chávez y Correa con las Farc”?  (VER NOTA DE EL ESPECTADOR AQUÍ) Chávez y Correa se buscaron esos amigos (que es cosa muy distinta); y mostrar la información de los computadores de ‘Reyes’ no fue “buscar argumentos para sustentar dichos nexos”, sino, más bien, informar que se encontró la plena prueba de ello.

El gobierno colombiano no “planeó usar la información contenida en los computadores del jefe guerrillero Raúl Reyes, para vincular a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, con las Farc”, como dice El Espectador. Simplemente, dio curso a una información. ¿O, es que cuando el gobierno informa hay manipulación? ¿O, es que El Espectador hubiese estado de acuerdo, más bien, con que el gobierno ocultara la información de los computadores?

No fue el Ministro de la Defensa (hoy presidente), Juan Manuel Santos, quien quiso “vincular a los presidentes Chávez y Correa y sus gobiernos con el grupo terrorista (Farc)”; fueron esos gobiernos quienes se vincularon con la banda terrorista; y los archivos, simplemente, fueron la directa comprobación.

El Espectador parece ser crítico con la idea de que el estado colombiano hubiese pensado “en entregar parte de esas informaciones a “medios de comunicación seleccionados” de Estados Unidos, Colombia, España y América Latina. Se consideró entregarla por temas: las Farc y Chávez, las Farc y Correa, las Farc y el tráfico de drogas, las Farc y los secuestrados.  Antes, revisaría minuciosamente el material para evitar que se filtrase algo que pudiese dañar a Colombia”. ¿Por qué esa táctica mediática sería ilegítima con respecto al uso de los archivos de ‘Reyes’; y no lo es, hoy, con el manejo que se da a los archivos de wikileaks, cuyo destinatario en Colombia es El Espectador?

En fin, mientras en Argentina el periodismo serio trata el problema de la presencia de guerrilleros de las Farc como un peligro que incumbe a la humanidad; aquí algunos siguen pensando que publicar los archivos de Reyes fue una ‘filtración’ para dañar las relaciones con los vecinos.

Nota: ¿No es, casualmente,  ese mismo argumento el que se utilizó para decir que quienes hablaran de Giorgio Sale y Ascencio Reyes estaban cometiendo un crimen de ‘lesa Corte’?

Redacción
Pensamientocolombia.org
Marzo 24 de 2011

Otros artículos en

Sin Categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido