Photo Uribe
Logo Small

Jueves 18 de Enero del 2018

Cuentas y datos caóticos

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Editorial  |

Fecha: 28/02/2015

 

Foto: Alejandro Gaviria, Ministro de Salud / minuto30.com

Parte de la crisis en la salud se debe a la pobreza de sus sistemas de información.

El sistema de salud colombiano carece de fuentes de información confiables. La falta de estándares mínimos en la estructura de los datos y de bases de intercambiabilidad semántica o sintáctica que puedan ser aplicados por todos los actores logran que la información en este campo sea fragmentada, inconsistente y contradictoria.

Un análisis superficial en este tema permite comprobar que, basados en sus propios datos, cada actor construye su verdad, lo que impide, por un lado, lograr acuerdos que persigan metas comunes en favor del bienestar de la población y, por otro, tener certezas sobre la situación del sector.

El problema se agrava cuando esas verdades son soportadas con datos incompletos o inexistentes, con cifras inexactas o moduladas a conveniencia y el uso chapucero de códigos e indicadores. Prueba de esto es la fragilidad de las estadísticas que consolidan las causas de muerte y de enfermedad de los colombianos. Pero si la carencia de datos seguros es evidente en el área epidemiológica, en la financiera es una constante que se traduce en un caos de cifras inconsistentes, muchas de ellas promovidas como ciertas, que terminan por favorecer intereses particulares.

Intereses que, al parecer, son un estímulo para que, en lo contable, cada quien baile a su propio ritmo y se consoliden unas prácticas que nublan este panorama. Por ejemplo, el Plan Único de Cuentas (PUC) no lo aplican todos los hospitales y las aseguradoras, cada EPS tiene su propia nota técnica y la usa a su manera; la gestión del riesgo financiero se hace en función de los servicios y no del enfermo, se cruzan internamente subsidios que distorsionan los costos en muchas entidades, se hacen transferencias indebidas de costos del POS al no POS y hasta se compensan tarifas bajas elevando el precio de los insumos y los medicamentos en muchos hospitales.

El resultado es el caos en los números que proyectan los dineros de la salud en el país. Muestra de ello es que en el caso de las deudas, para tomar un solo aspecto, existen tantas cifras como protagonistas de las mismas. De los 10 billones de pesos que los hospitales les cobran a las EPS, estas reconocen menos de la mitad, que es lo que, según ellas, les adeuda el Fosyga, que su vez dice que bordea apenas los dos billones. ¿Quién tiene la razón?

Lo mismo ocurre con las cuentas sobre el déficit sectorial. Las EPS dicen que son más de 7 billones, el Gobierno dice que solo son 3 billones y algunos investigadores proyectan, al sumar las deudas “irrecuperables”, más de 10 billones de pesos. Es claro que con estas diferencias la dialéctica financiera es prácticamente imposible. En este escenario, no es aventurado afirmar que parte de la crisis en la salud es producida por la pobreza de sus sistemas de información a todo nivel. Resulta inconcebible que se haga planeación, se proyecten presupuestos, se diseñen políticas y hasta se avizoren cataclismos si no existen datos y cifras reales que los soporten.

Mientras tanto, las expectativas y la demanda real de la gente crecen contra un sistema que agota sus fuentes de financiación, la tarea de unificar y cruzar, con seriedad, todas las cuentas y la de saber de qué se enferman y cuánto cuestan los males de los colombianos, es urgente e inaplazable. No hacerla es darles la razón a los que se lucran de este desorden.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido