Photo Uribe
Logo Small

Sábado 15 de Diciembre del 2018

Cumbre del terror

Autor(a): Margarita Restrepo  | 

Fecha: 18/05/2015

Exclusivo para FCPPC
 

Foto: infobae.com

Resulta cuando menos insólita, por no decir afrentosa la autorización que el Presidente Santos le dio a los máximos líderes del terrorismo, Timochenko y Gabino, para que pudieran reunirse con placidez y tranquilidad y seguramente al calor de unos buenos rones, en la isla de los hermanos Castro.

Los colombianos no terminábamos de asimilar la bárbara noticia del soldado que fue víctima de una mina antipersona y su pierna fue exhibida como trofeo de guerra por los terroristas del Eln, cuando fuimos notificados del premio que el Presidente le dio al comandante de esa banda criminal para desplazarse a Cuba con el fin de sostener una cumbre con su “colega” de las Farc. Colombia se compadecía del soldado Ávila, y Santos, indolente como es, firmaba el permiso para que Gabino pudiera viajar cómodamente hasta La Habana.

Cuesta comprender al Presidente de Colombia. Queda claro que no se conduele por el sufrimiento de los soldados y policías de la patria de quienes él, valga recordarlo, es su comandante supremo. En vez de tomar partido por sus hombres, prefiere hacer hasta lo inentendible para agradar a los que aterrorizan a la sociedad. Alguno de los asesores de imagen a los que les paga ríos de dinero debería decirle a Santos que aunque no lo sienta, por lo menos debería fingir un poco de compasión y lucir un mínimo de solidaridad con los miembros de la Fuerza Pública que día a día son víctimas de la barbarie de los terroristas.

Lo peor es que sus lisonjas con el terrorismo son inanes. Esos criminales no reciben la generosidad del Presidente como un gesto de paz sino como una manifestación de debilidad que claramente capitalizan a su favor.

El terrorismo tiene como norma general de comportamiento el aprovechar la generosidad de su enemigo como herramienta para fortalecer sus estrategias y estructuras criminales. ¿O es que el Presidente Santos está en capacidad de confirmarle a Colombia que el permiso que le concedió a Gabino para ir a La Habana es una garantía de que nunca más en la historia los miembros del Eln van a repetir un acto de barbarie como el que perpetraron contra el soldado Ávila? Espero con ansiedad una respuesta a tan sencillo interrogante.

Ahora bien, sería muy importante que el Gobierno le revele al país cuál fue el alcance de la reunión entre los jefes del Eln y las Farc. ¿Salió de allí un compromiso serio y verificable de que las organizaciones terroristas dejarán de azotar al pueblo colombiano? ¿Las guerrillas terroristas pactaron que en adelante no volverán a traficar con drogas ilícitas? ¿Se acordó en esa cumbre del terror el cese del reclutamiento de menores y la desincorporación inmediata de la totalidad de niñas y niños que tienen en su poder?

Mucho me temo que nada de ello sucederá. Claramente se trató de una reunión para pactar nuevas estrategias de violencia. Ahora que las Farc dicen estar en cese de hostilidades, la posta quedó en manos del Eln. Así de sencillo. La reunión de Gabino y Timochenko fue, para decirlo en términos empresariales o ejecutivos, un empalme terrorista.

El Presidente no puede seguir pignorando el futuro de nuestro país, no puede continuar en su terca obsesión de darle todo a los terroristas a cambio de nada. Flaco servicio le está prestando al país el doctor Juan Manuel Santos, quien no quiere o no puede entender que sus interlocutores están valiéndose de los espacios que está concediéndoles para recrudecer su ofensiva criminal.

Los colombianos no queremos que los cabecillas del terrorismo sigan reuniéndose al amparo de la satrapía cubana con plena autorización del Gobierno. Lo que anhelamos es un presidente que cumpla con su deber constitucional de garantizar la seguridad, vida, honra y la integridad de todos los ciudadanos.

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed