Photo Uribe
Logo Small

Martes 23 de Octubre del 2018

Diez años de paria

Publicado en:

La Opinión  | 

Autor(a): Orlando Clavijo  |

Fecha: 28/06/2014

 

Imagínese, amable lector, a alguien que vive en cualquiera de nuestras cabeceras municipales, es persona influyente allí, dirigente cívico y político, respetable y respetado, y poseedor de un suficiente  peculio consistente en casa de tres pisos, almacén de variedades, granja avícola y porcina, esto es, si no acaudalado sí con solvencia económica, y que de pronto surge un grupo guerrillero, y porque dicho caballero como concejal no aprueba que se les dé parte del presupuesto lo declaran “enemigo del pueblo” y “objetivo militar”, y en consecuencia, para salvar su vida debe abandonar precipitadamente el lugar, con su esposa y sus hijos menores de edad.

Ello le obliga a buscar la caridad cristiana y la encuentra en casa de un hermano. El gobierno nacional pregona que para casos semejantes  ha aprobado leyes especiales y que la gente en situaciones como la de él puede acudir a una oficina llamada pomposamente “Unidad para la atención y reparación integral a las víctimas” a la entrada de la cual se lee, en un cartel, que allí se atienden “hechos victimizantes: homicidios, secuestro, desaparición forzada, atentados, abuso sexual y otros”.

Esa persona, de la noche a la mañana, de ser don fulano en su pueblo se ha convertido en un don nadie en la capital, en un desplazado, en un indigente, en un paria.

Cree en las promesas del presidente y se somete al calvario de las colas para que le restablezcan, no ya su prestigio e importancia, sino sus bienes muebles e inmuebles, le reparen tantos perjuicios y lo ubiquen en alguna vivienda no igual a la que tenía pero al menos en una digna. Mas no sucede así: transcurren diez años, transita de oficina en oficina, propone tutelas, demanda ante un juzgado  y la misma presidencia de la república pone abogados para impedir que le restituyan lo suyo, y al final el gobierno le ofrece que se vaya a vivir en una casa o en un apartamento en obra negra, junto a barrancos o detrás de las lomas más lejanas de la ciudad, en compañía de otras familias peor de miserables.

Esto no es un cuento. Es una realidad que ha vivido un señor, tan honorable hoy en Cúcuta como lo era en su pueblo, con la diferencia de que hoy no tiene prestigio, ni dinero y ni familia pues su hogar se fracturó.

Cuando me buscó para que le atendiera su caso, lo acompañe en algunas gestiones y revisé el proceso judicial, pero concluí, y así se lo dije, que yo estaba viejo para asumir semejante litigio, por lo que él debía encargar a un abogado joven, que le dedique otros diez o veinte años que se irán en apelaciones, nulidades, tutelas, desacatos, en fin, en toda suerte de trabas del Estado. (Enrique Gómez Hurtado sostiene que la vida del abogado le alcanza para dos procesos en lo contencioso administrativo).

Entre tanto, los delincuentes que despojaron de todo a este ciudadano decente, tratan en La Habana de que a cambio de dejar de atacar al pueblo el gobierno les brinde garantías de confort y tranquilidad.

¿Cabe más victimización a esta pobre víctima?

orlandoclavijot@hotmail.com

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed