Domingo 19 de Noviembre del 2017

El Estado que viene

Publicado en:

Periódico Debate  | 

Autor(a): Tania Rodríguez  |

Fecha: 23/08/2014

 

Los últimos acontecimientos en torno a La Habana –visita de víctimas y militares activos- deben llevar al Centro Democrático a una reflexión activa si quiere seguir ocupando un espacio en la política del país en los años venideros. Es un hecho irreversible que el Presidente y el grupo terrorista firmarán un acuerdo, de eso ya no cabe la menor duda, la confirmación de ello es el paso nunca antes visto en los distintos procesos de paz llevados a cabo por los distintos gobiernos: el envío de militares activos a La Habana.

Mis preguntas: ¿Quién por el Centro Democrático propondrá a su jefe natural diseñar una política de Estado hacia futuro? ¿Quién se atreverá a decirle que, una vez firmada la paz se verán obligados a rediseñar su estrategia política? Ninguna de las respuestas a las anteriores preguntas significa rendición –ni mucho menos- por el contrario, significa que si logran girar al mismo tiempo que la historia del país podrían recibir el favor de muchos más colombianos de los que ya los apoyaron.

El periodo posterior a la firma del acuerdo no será nada fácil para Colombia, por el contrario, lo veo tan complejo que me atrevo a hablar de Neo-conflicto. Sí, las nuevas formas de terrorismo de los que no se desmovilizarán –si es que hay desmovilización- causarán mucho daño a la sociedad y no serán pocos los desencantados con el proceso. Estamos de acuerdo en que la paz es un derecho y un deber, que no necesitaba ser elevado a rango constitucional para propender su búsqueda. Sin embargo, no hay que descartar la posibilidad de un mínimo avance en algún aspecto dentro de la sociedad colombiana.

Cuando se lucha contra un grupo terrorista tan grande y poderoso económicamente, hace falta internacionalizar esa lucha, buscar y encontrar socios políticos en el exterior  y no solo en los Estados Unidos, también en Europa, la más renuente al momento de condenar este flagelo, pero al mismo tiempo la más influyente en lo que al tema se trata. ¿Quiénes desde el Centro Democrático libraran esa búsqueda de socios extranjeros?

Los desafíos al Nuevo Estado que le entregará el Presidente a los colombianos no serán sencillos; lo único seguro es que nos entregará un Nuevo Estado, para bien o para mal; el terrorismo y sus secuelas no solo se analizan y enfrentan desde el lado político –aunque bien puede que sea el más importante-, también se analizan y enfrentan desde el punto de vista científico y ese es el vacío que hoy tiene el Centro Democrático.

No hay duda de que este Partido será fundamental para los desafíos dentro del Nuevo Estado, sin embargo, al mismo tiempo que impulsa su parte política debe impulsar una parte científica, pues el terrorismo no se acaba donde ha permeado, sus secuelas siempre quedan y su gestión respecto de estas será el gran desafío del Centro Democrático después de firmado el acuerdo.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Juan Oliveros Simanca

24/08/2014 5:29 PM

El terror ha prosperado en Colombia porque el espiritu crítico independiente de una izquierda deliberante ha estado dispuesto a abdicar en favor de un océanico sentimiento de lealtad política con las luchas sociales, sin discriminar medios y fines; ha prosperado por la frustación de la debilidad producida ante la falta de escenarios políticos de debate de altura que prueben las tesis del oponente; entonces la debilidad se refugia en la supuesta omnipotencia de las armas, la corrupción y el engaño. Con ese marco se fabrican entonces las legitimaciones de los actos de violencia en el modelo que se desee: persecusión ideológica legal, obstrucción de la verdad, satanización. Se han dejado las armas y las remplaza el veneno de la permanente mala intención que sonríe como astucia política.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido