Photo Uribe
Logo Small

Viernes 17 de Agosto del 2018

El síndrome del brexit, candidatos y confusión

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 11/02/2018

Exclusivo para FCPPC
 

Gustavo Francisco Petro Urrego - Foto: elheraldo.co

Con Petro no hay términos medios. O gusta o aterra. Para estos últimos, el alud de encuestas de este fin de semana, en las que Petro encabeza y viene al alza, lo revelan como el peligro más grande que enfrenta electoralmente Colombia…Si Petro pasa a segunda vuelta, quienes lo ven con terror y no quieren ver ya no a Bogotá, sino al país, convertido en el nuevo y gigantesco laboratorio de basuras de Petro deberían comenzar a pensar en lo que sigue: decidir cuál de todos los candidatos es el más caracterizado anti-Petro en todos los aspectos, y votar por él. Petro, rey de encuestas, María Isabel Rueda, El Tiempo, 02.18.18

El síndrome del Brexit representa un desafecto por la clase política tradicional que busca una manera de expresión que termina en una paradoja en la que por salir de una mala situación se termina en algo peor. Es más visible en Inglaterra, y EE.UU., pero afecta a otros países con nombres diferentes. ‘Indignaos’, por ejemplo. Por lo tanto, no se sorprenda que si usted vota por los supuestos ‘punteros’ de la reciente encuesta de Semana, Petro o Fajardo, y ganan, le suceda lo que a los ingleses al día siguiente del Brexit: Sorpresa y arrepentimiento. ¿Por qué? Porque habrá terminado el embrujo de la propaganda mediática y usted habrá recobrado su capacidad de raciocinio, pero demasiado tarde. Además, si después del Brexit, estudia las consecuencias, su arrepentimiento se convertirá en culpa.

Para empezar vayamos a internet y busquemos “Brexit, the morning after” (Brexit, al día siguiente) que nos lleva al link “A steady diet of lies” (Una dieta permanente de mentiras) que traería el siguiente párrafo esclarecedor de expectativas en las que puntean Fajardo y Petro: “En este momento se habla mucho sobre una clase trabajadora enfadada. Y MAYORITARIAMENTE MAYOR que usaba el Brexit como una manera de devolver el golpe contra un establecimiento que no les había traído más que tristeza durante la última década. La campaña “Leave” logró canalizar eso en enojo hacia la Unión Europea, a pesar de que tenía muy poco que ver con la UE.”

Esa manipulación de intereses pusieron a los ingleses en el dilema de escoger entre permanecer en la Unión Europea para mantener su fortaleza (de lo que se han dado cuenta después), o retirarse debido a cierto descontento creado por los medios mediante la campaña del ‘Leave’ que incluso muchos ricos respaldaron.

En Colombia, ciertos prominentes empresarios y medios le ‘apuestan’ a un cambio en el que el partido la Farc, supuestamente, es compromisario de un contrato social en bien de Colombia. Pero cuando empiezan a ver las consecuencias sociales de ese pacto, como se vio en Armenia, Caquetá, Valle, la prohibición del ingreso de Humberto de la Calle a la Universidad Externado de Colombia, etc., solo se preguntan: ¿Por qué estamos respaldando un proceso de paz que tiene tanto repudio? Pero al ser el orgullo más fuerte que la razón y los hechos, no tratan de entender el porqué. Veámoslo.

LEGALIDAD Y LEGITIMIDAD. La Farc, el gobierno y la sociedad deben tomar en cuenta la DIFERENCIA ENTRE LEGALIDAD Y LEGITIMIDAD para ponerle fin a la manipulación de la protesta ciudadana de estos días. El acuerdo habanero es legal, ¿pero es legítimo? No. Porque la LEGITIMIDAD SOCIAL DEMOCRÁTICA tiene el poder de obtener obediencia SIN COACCIÓN PORQUE HAY CONSENSO, porque obedece a una costumbre, sigue la ley natural, etc. Y las normas jurídicas para que sean legítimas tienen que tener validez, justicia y eficacia. El Acuerdo de Paz perdió validez jurídica con el desconocimiento del No en el plebiscito; le falta justicia social por la evidente impunidad de los beneficiados, y no produce la eficacia del respeto debido a la conducta del presidente y el historial de la Farc. En vista de lo anterior, la legitimidad política de Santos y el gobierno para que el pueblo honre el acuerdo, no existe. Porque el PODER POLÍTICO LEGÍTIMO EN UNA DEMOCRACIA, para que lo sea, debe probar que es obedecido espontánea y mayoritariamente. Es decir, Santos y la Farc con su conducta de cinismo, prepotencia y abuso, han deslegitimado el Acuerdo de Paz, aunque sea legal. El Brexit inglés fue legal, pero las consecuencias desastrosas lo hacen ilegítimo. La libertad de prensa es legal, pero la manipulación la hace ilegítima, etc. El aborto y la droga pueden legalizarse, pero el sentir humano los hace ilegítimos.
¿Cuál es el karma de la Farc? Reciben de su propia medicina. Pretenden convencer al país que su ‘derecho de rebelión’ es legítimo, es decir, que tiene un consenso mayoritario, pero no es así, porque esa supuesta legitimidad de rebelión no hace legales ni legítimos los crímenes que han cometido, ni su pretensión de imponer el comunismo; su ‘legitimidad’ era el sentir de una minoría impuesto por las armas. Lo mismo ocurre en las protestas contra ellos en las que la ignorada voz del pueblo se manifiesta de manera ilegítima porque se ha ignorado la legitimidad y legalidad de su sentir.

La comprensión de ese escenario nos enseña algo sencillo: no importa cuáles sean las ‘buenas intenciones’ de grandes o pequeños gobiernos, su fracaso siempre consistirá en que engañan al pueblo con la ilegitimidad de sus actos gubernamentales. ¿Y cuál es la indignación legítima del pueblo colombiano? Quiere el cambio inmediato y real de Santos, debido a su ‘dieta permanente de mentiras’; no el cambio del sistema, cuyo derrumbe se garantizaría con la elección de la izquierda. ¿Y cómo se estámanejando ese cambio llevado por una buena intención, pero plagado de ilegitimidades? Mediante la manipulación del miedo y la rabia. Por lo que este escrito es un enfoque de cómo podríamos estar experimentando en Colombia algo parecido o peor al síndrome del ‘Brexit inglés.’

Como en época de elecciones el miedo, la otra cara de la rabia, funciona a las mil maravillas, no sabía si era una ‘coincidencia profética’, una manipulación, o una verdad difícil de establecer. En el encabezamiento de la carátula de Semana venía el título ‘Gran Encuesta’ y en el centro de la portada con letras de gran tamaño y cuerpo, la palabra sensacionalista MIEDO. (Edición 1866) Escogió el editor de la Sección Nación destacar como titular, en la página 24, PETRO PICA EN PUNTA poniéndolo a la cabeza con 23,4%, seguido por Fajardo con 21,6%. Comentaba el editor: “Petro demostró que puede crecer, pero es la figura que más polariza, lo quieren y le temen con pasión.” Por otro lado destacaba sobre Fajardo en la página 25: “Fajardo cayó al segundo puesto, pero gana en todos los escenarios de segunda vuelta. Su imagen sigue siendo la mejor, aunque ha bajado un poco.”

Sin embargo, la encuesta de Guarumo contratada por El Tiempo pone a Fajardo en el primer lugar, con el 14,6%, Petro se ubica segundo, con el 12,5 % yen el tercer lugar, y a escasas tres décimas del ex alcalde de Bogotá, aparece Duque con 12,2%; considerando el margen de error, están empatados. Primera evidencia de que la ‘foto’ de las encuestas depende del punto de enfoque del fotógrafo.
Frente a ese escenario político ¿qué piensa, siente o hace usted? Le pregunté a varios familiares y amigos, personas mayores; me dijeron: Siento rabia, incredulidad, desorientación, desesperanza porque no sé qué pensar con esas encuestas. Les recomendé que leyeran en DEBATE el artículo de Eduardo Mackenzi: “Están inflando a Petro como un balón roto.”

Pero como la realidad electoral verdadera debe ser coherente en diversos escenarios, me fui al cuadro de la página 32 que pregunta: “¿Cuáles son los atributos más destacados de los partidos políticos?” Semana considera que deberían ser: “Honestos, disciplinados, cercanos a la comunidad, demostrar liderazgo, privilegiar el bien común sobre el particular, efectivos para llevar a cabo las cosas, cumpliendo lo que prometen, luchar contra la corrupción, estar rodeado de buenos congresistas, tener ideas innovadoras.” Y nos muestra al Partido Liberal y Centro Democrático por encima de Cambio Radical, la U, Alianza Verde, Polo Democrático, Conservador, y por último Farc. Según ese cuadro el partido Liberal debería ser el ganador de la contienda, pero no pinta así. Incoherencia de la foto.

Además, lo sorprendente, es que el partido ‘progresista’ de Petro ¡No está en el cuadro de la comparación de partidos! ¡Ni tampoco la alianza Colombia de FAJARDO! ¿Cómo sabemos entonces cuales serían las características deseables de Petro o Fajardo, para regir el país, si no sabemos cómo es su partido o su alianza? Estaríamos regidos por el parecer de una persona sin ningún fundamento ideológico conocido. Eso se parece mucho al esquema de una dictadura. Otra mentira calculada de la ‘dieta de mentiras, ’del Brexit respaldada por una aparente democracia informativa.

Ahora bien, si usted observa la línea sinodal de ‘opinión’ de ese mismo cuadro en la página 32, El partido liberal supera al Centro Democrático en honestidad, (Pero recuerdo haber visto “El historial criminal del Partido Liberal” El Espectador, Sept. 17/17); lo supera también en disciplina, cercanía a la comunidad; en que privilegia el bien común sobre el particular, que es efectivo y lleva a cabo las cosas, cumple lo que promete, tiene ideas innovadoras. Por su parte, el Centro Democrático supera al Partido Liberal en liderazgo, lucha contra la corrupción, y en ‘estar compuesto de buenos congresistas.’

Sin embargo, recordé el informe de la Fiscalía sobre la corrupción de los partidos que puede usted leer en “Van 156 políticos vinculados a casos de corrupción en Colombia” que en lo pertinente dice: “En cuanto a congresistas, y en términos de partidos, el de ‘la U’ aparece como la fuerza con mayor número de legisladores vinculados en casos de corrupción, seguida por, según la Fiscalía, el Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido Conservador. Mirando la globalidad del informe, que incluye también a concejales y otros funcionarios, el partido de ‘la U’ tiene el mayor porcentaje de militantes vinculados a casos de corrupción, mientras que el Polo Democrático se ubica en el otro extremo, con el porcentaje más bajo.” ME DI CUENTA QUE EL CENTRO DEMOCRÁTICO NO ES MENCIONADO. ¿No le dice a usted algo esa ausencia de señalamiento en relación con el CD? A mí me dice que es el mejor partido.

Por otra parte, al investigar el año 2017 en cuanto a los mejores senadores encontramos a Uribe, Duque y Robledo, como los favoritos. Por todo lo anterior no me sorprende que si el Partido Liberal supuestamente ‘supera’ a los otros partidos en buenas características, pero encabeza la lista de corrupción de la Fiscalía, su candidato, el Doctor De la Calle, no refleje esa ‘superioridad’ en las encuestas. Con esa incoherencia ¿Qué quiere proyectar Semana?

Ahora bien, cuando usted ve ese escenario de fotos y porcentajes, recibe la impresión de que Petro Gana; pero el texto del análisis de Semana termina así: “Ese perfil no le garantiza llegar a la segunda vuelta, pero sí un papel de protagonista de primera línea en la campaña.” En resumidas cuentas, Semana lo ve como perdedor; su ‘análisis’ es un texto para dos clases de lectores: los de titulares, y los que contrastan titulares con la coherencia de los textos. ¿Qué es eso? Desinformación. Otra mentira. ¿Para qué?

En las personas mayores que conocen a Petro produciría rabia, desesperanza, confusión. Ese estado de ánimo puede crear abstencionismo en los estratos altos que son los que leen Semana. Sin embargo los jóvenes, que no conocen a Petro, en su actuar guerrillero del M19, desastre administrativo de Bogotá que nos tiene inundados de basuras, cercanía con Chávez, etc., lo ven como cambio, protesta, cualquier cambio; y así lo presentan algunos medios; es lo que cierta generación quiere oír o ver, que un ‘cambio’ es posible; y Petro y Fajardo, supuestamente, lo representan: la peligrosa estrategia del populismo que no discierne.

Por lo tanto, que la tal encuesta de Semana no refleje la verdad del país, no importa, con tal de que lo que le cuente a los posibles electores coincida con sus creencias preconcebidas; o que la narrativa que los electores quieren leer esté de acuerdo con lo que los medios han venido inculcando en un sutil proceso de desinformación. Eso pasó con el Brexit y Trump. ¿En este caso, qué objetivos tiene Semana?

1. PROMOVER LA IMAGEN DE FAJARDO. Para ello se resalta en rojo en la página 27: “Fajardo cayó, pero gana en todos los escenarios de segunda vuelta.”En negro: “Su imagen sigue siendo la mejor.”
Conclusión: ganaría por imagen, pero perdería con la improvisación que mostró con el ‘episodio Google’. ¿A quién atrae la imagen? Al electorado joven sin experiencia; es decir, cualquier cambio. Pero nadie sabe cómo sería ese cambio; se lo imaginan. Como pasó con el Brexit inglés.
2. CONTRASTAR A PETRO CON FAJARDO. Siendo de izquierda se vuelven confiables para los que quieren un cambio, pero teniendo Fajardo una mejor experiencia pública que Petro y pergaminos académicos, hace al primero más creíble o conveniente.En la página 26 leemos en negro: “Petro demostró que puede crecer, pero” (en rojo para resaltar) “es la figura que más polariza. Lo quieren y le temen con pasión.” (El rojo tiene mejor recordación que el negro.) Llama la atención que ahora el que polariza es Petro y no Uribe; es decir, se utiliza una palabra con suficiente carga emotiva negativa, según el objetivo. Una estrategia del régimen. Pero… ¿Por qué no dicen que Timochenko e Iván Márquez polarizaron a Armenia y Florencia? Tenemos entonces que de la izquierda el menos peligroso es Fajardo, comparado con ‘PETROCHENKO’.
3. PROMOVER A VARGAS LLERAS POR SI ACASO. (Pág. 28 en rojo) “Germán Vargas está subiendo en las encuestas. En pocos meses aumentó 10 puntos en Bogotá.” (Esta parte del mensaje coincide con lo que dijo en vivo en una entrevista al analizar este resultado: “Es que en realidad llevo muy poco en campaña.” (En negro) “Y todo indica que seguirá creciendo.” Mensaje subliminal: sigue en la pelea con buenas opciones; pero las ‘opciones’ son la maquinaria.
4. DESCABEZAR ‘HONORABLE Y SUTILMENTE’ A DE LA CALLE PORQUE SU PASADO HABANERO NO LE SIRVE AL RÉGIMEN. (Pág. 29, en rojo) “De la Calle YA(SE) QUEDÓ en el club de los cinco presidenciables, (Petro, Fajardo, Vargas, De la Calle, M.L. Ramírez) Y en negro: “a pesar de que le pasó factura el aval del partido liberal.” ¿Qué quiere decir esa factura? El historial criminal del partido. (Ver arriba)
5. DESCABEZAR ABIERTA, PERO ESTÚPIDAMENTE A IVÁN DUQUE. En el titular de la Pág.30, Semana desinforma al relacionar una ‘foto’ de ahora con una ‘interpretación futura de disciplina’ del Centro Democrático. En rojo: “Marta Lucía derrota a Iván Duque en la consulta de la derecha”; en negro: “aunque Duque tiene la disciplina de partido del Centro Democrático el día de la elección.” Pregunta: Si la verdad de los hechos estadísticos es lo que dice la encuesta ¿Qué propósito tiene relacionar un hecho presente (consulta de la derecha: Duque, Ramírez, Ordóñez) con una probabilidad futura en un escenario diferente (Centro Democrático)? Obviamente inducir, con un margen de credibilidad, que una ‘derrota’ de Duque es probable.
6. Sin embargo, según la encuesta del Profesor Guarumo publicada en la misma fecha por El Tiempo, leemos: “Fajardo, Petro y Duque lideran la intención de voto.” Es decir, Semana descabeza a Duque al sacarlo de los presidenciables, a pesar de que Guarumo dice lo contrario. ¿Por qué Semana no quiere a Duque? Lo veremos más adelante.
7. PREMIO DE CONSOLACIÓN O ENGAÑABOBOS PARA INDUCIR LA SUPUESTA ‘VERDAD’ DE LA ENCUESTA. Nos dice lo que sabemos. (Pág. 31 en rojo) “Uribe supera ampliamente a Santos en imagen positiva,” (En negro) “pero Santos supera a Gaviria, Samper y Pastrana.” Objetivo: Sembrar cizaña para engañar o dividir en favor de Santos y su candidato ‘in pectore.’

Por lo tanto, la edición 1866 de Semana es una pieza magistral de desinformación política dirigida al inconsciente del electorado. ¿Cómo funciona? Esa desinformación consiste en presentar ciertas ‘verdades’ mezcladas con interpretaciones, en determinado formato gráfico para inducir un impacto EMOCIONAL subconsciente determinado. ¿Cuáles son los elementos inconscientes?

1. APELACIÓN AL MIEDO: Un público que tiene miedo está en situación de receptividad pasiva y admite más fácilmente cualquier tipo de adoctrinamiento o la idea que se le quiere inculcar; o lee un formato de determinad manera; se recurre a sentimientos instalados en la psicología del ciudadano por prejuicios, educación, presiones políticas, pero sin razones ni pruebas. En este caso se vende explícitamente la idea de MIEDO con respecto a algo o alguien.
2. ADOCTRINAMIENTO mediante un lenguaje exagerado. “La OLEADA de inseguridad.” (Si el consciente no procesa ‘oleada’, el subconsciente lo toma literalmente y emocionalmente: una ola que barre todo.) “de los últimos días tiene en PÁNICO” (Se aglutinan en una emoción las diferentes variaciones normales de rabia, preocupación, desesperanza, indefensión, etc. que son la realidad cotidiana. Eso crea confusión de sentimientos.) “a muchos colombianos.” (¿Cuántos son muchos?) “Qué tan grave es y qué tan responsables son la falta de justicia y de autoridad.” La gente recordará MIEDO, FALTA DE JUSTICIA, AUTORIDAD, y olvidará el resto del texto. ¿Por qué? Porque esas son las palabras que se repiten a diario gracias al gobierno SANTOS.
3. MENSAJE SUBLIMINAL: Santos y las Farc son los culpables para desviar la atención de que las Farc se están instalando en el escenario público y legal. Es la estrategia del desahogo que no hace nada, acostumbra, distrae. Antes a Timochenko le perturbaban las palabras y acusaciones porque le impedían llegar al escenario público. Ahora, a Timochenko no le perturba que lo abucheen porque su objetivo es ser visto en lugares públicos, como una forma fáctica de legitimidad. Esa ‘legitimidad’ se afianza con la visibilidad que se le da por la radio, entrevistas, comentarios, visita a las universidades, a Caracol Radio, al Palacio de Nariño, al Congreso. Pero Timochenko y sus asesores se engañan. El lugar público POR SÍ SOLO no confiere legitimidad; los atracadores deambulan por lugares públicos, y ese lugar público se convierte en su trampa cuando los reconocen. Cuando a alguien se le dice ASESINO en público, esa es la sanción moral a la que tiene derecho la sociedad ante el sistema de justicia que permite la impunidad.
4. Además, lo que no nos aclara la encuesta es ¿por qué el empresariado colombiano está tranquilo con la posibilidad del ascenso de la Farc, cuando hace unos años el comunismo era el coco? Hay algo oscuro. Trataremos de aclararlo más adelante.

¿Y CÓMO SE ENGAÑA A LA GENTE INDUCIDA POR CIERTOS MEDIOS? Como en EE. UU e Inglaterra, la gente mayor colombiana es la que se enfada con las Farc, Petro, Fajardo y todo lo que represente la extrema izquierda, no porque sea retrógrada, sino PORQUE TIENE MEMORIA. Por eso se la trata de neutralizar frente a los jóvenes que, por su edad, no han vivido lo de los mayores. Pero en Armenia, Florencia ni el Valle olvidan a Timochenko e Iván Márquez.

Ahora bien, La Silla Vacía pretende dilucidar ese escenario electoral relacionándolo, tendenciosamente, con la Farc en “Las cinco cosas que revela el abucheo a los de la Farc” con las siguientes razones que son discutibles:
1. Estas elecciones se necesitan para darle legitimidad al Acuerdo de Paz.
2. La Farc está pagando el costo de su arrogancia y cosechando el odio que sembraron.
3. Las medidas políticas que contempla el Acuerdo de Paz eran necesarias.
4. Desde la cúpula del uribismo se alimenta el resentimiento.
5. Las lecciones de la historia no calan.” Ante las afirmaciones anteriores, siguen mis comentarios de acuerdo con el detector de mentiras del sentido común.

1. Estas elecciones se necesitan para darle legitimidad al Acuerdo de Paz. (Falso)Las elecciones no legitiman el Acuerdo de Paz. Legitiman la democracia.
2. La Farc está pagando el costo de su arrogancia y cosechando el odio que sembraron. (Parcialmente verdad) También pagan el rechazo contra el comunismo, los engaños, y todos sus crímenes.
3. Las medidas políticas que contempla el Acuerdo de Paz eran necesarias. (Falso) ‘Medidas políticas’, en este caso mezclan y confunden procedimientos parlamentarios con engaños del gobierno, bloqueos, marrullas.
4. Desde la cúpula del uribismo se alimenta el resentimiento. (Falso) No creo que la gran mayoría de los colombianos vivan ‘alimentando’ ese sentimiento tóxico porque quieren, sino porque les ha sido impuesto mediante causas reales. La Silla Vacía confunde justa indignación con resentimiento. ¡Y ESA JUSTA INDIGNACIÓN EXISTE ANTES DE URIBE! Si el 97% del país rechaza a las Farc, ¿Representa ese 97% de rechazo al uribismo? No lo creo. Por otra parte, quienes promueven el odio como estrategia política son los marxistas de las Farc con ‘el odio de clases.’ Los soldados disparan contra las Farc como un deber profesional. Los auxilian cuando son heridos. No los rematan como hacen las Farc. ¿O no?
5. Las lecciones de la historia no calan. (Falso) Los comentaristas solo mencionan la historia reciente de asesinatos. Pero, hablando, liberales y conservadores, fueron capaces de frenar la violencia real porque unos eran rojos y los otros azules. Sin embargo, desde 1970 la violencia se recrudeció con el robo de las elecciones al General Rojas Pinilla. (Leer el libro “Sí hubo fraude” de Carlos Augusto Noriega – El tigrillo Noriega) El M19 dijo: “No es posible llegar al poder sino por medio de las armas.” Eso le dio ínfulas a las Farc que eran insignificantes en ese momento. El Acuerdo de Paz santista se viene cocinando con Álvaro Leyva y las Farc desde 1998, desde el intento de derrocamiento de Samper para instalar en el poder a Santos con el apoyo de las Farc, con el pretexto de una constituyente por la paz cuyo líder sería Santos(Leer el capítulo ‘Días de conspiración’ del libro de Carlos Castaño ‘Mi confesión’) En el 2018, si Petro llegara al poder propondría el mismo mecanismo con otros propósitos: cogobernar con las Farc en un gobierno de transición. La estrategia la inventó Santos. (Lean: “Coger al toro por los cachos” del 4 de septiembre de 1998 en El Tiempo) Eso es lo que está detrás del acuerdo de paz, una estrategia para la toma del poder.

Las Farc lo han dicho. En vista de lo anterior…

¿CUÁL ES EL CANDIDATO QUE LE CONVIENE A SEMANA?
1. Uno que le caiga bien a todos, al régimen de las diferentes élites: la Farc, ciertos empresarios proclives, el ELN, las BACRIM. Alguien que prometa que cumplirá los acuerdos con reformas. Que le convenga a todos los que necesitan favores del régimen; y que esté dispuesto a recibir ayuda incondicional para su campaña.
2. Un izquierdoso que no sea de peligro. Por eso el contraste con Petro que se percibe como peligroso.
3. Que sea manipulable, negociador, querido, con buena imagen; que se deje invitar a cocteles.
4. Que no tenga líos con la justicia, hable buen inglés para caramelear a los gringos.
5. Que tenga en cuenta la razón real de la paz: el crecimiento económico, no el ‘ahorro’ de vidas. Pues, si la vida fuera el asunto, Santos se encargaría de la salud, los accidentes en las vías, el hampa común y corriente, etc. que produce más muertos que el conflicto.
6. Alguien que le cuide la espalda a Santos cuando se vaya; que le garantice a los medios que son aliados del régimen de turno. Esa es la manera como sobreviven en Venezuela. Por eso Arizmendi le da un tour a Timochenko.
7. Finalmente alguien que, ganando por un escaso margen, pueda ir acostumbrando al electorado a la PERCEPCIÓN que la diferencia electoral entre izquierda y derecha no es mucha y que, por lo tanto, en cualquier momento la ‘balanza’ se puede inclinar hacia cualquier lado. ¿A quién le conviene la incertidumbre? Es un buen negocio para la izquierda. ¿Por qué? Porque si ese ‘estrecho margen’ se da en las encuestas, esa falsa pero peligrosa percepción puede ser utilizada en un posible fraude al momento de escrutar. Así ocurrió lo de Rojas Pinilla. La diferencia fue de 63.557 votos. (Fuente: Elecciones presidenciales de Colombia 1970 – Wikipedia.) Con pequeños fraudes desde distintas regiones del país se puede hacer la cosa. ¿Quién tendría la capacidad de coordinación y el dinero para comprar e influir?
8. La guía espiritual de la Iglesia en favor del bien común y la independencia profesional y el patriotismo de Las FF AA quedarían como el último baluarte de esperanza, en caso de que ese esquema de gobierno sufriera una catástrofe.

¿CUÁL ES EL CANDIDATO QUE LE CONVIENE AL PAÍS?

1. Una persona que habiendo sido elegida legalmente, por su conducta promueve la legitimidad y aceptación de su poder político.
2. Por lo tanto debe ser independiente, con criterio propio, prudente; que reciba consejos, pero que decida según su leal saber y entender.
3. Que infunda respeto, mediante un liderazgo firme en su lucha contra la corrupción, los violentos, los intrigantes; para ello que su lema sea: Desenmascarar.
4. Por todo lo anterior tendrá enemigos; que el país tenga claro por qué son enemigos y quiénes son.
5. Que sea impoluto en sus actuaciones y juicios. Que se haga respetar por su talante moral y sus principios no negociables, no por su servilismo negociador.
6. Que represente lo mejor de lo que la gente quiere de los partidos, que sus colaboradores sean honestos, disciplinados, cercanos a la comunidad, demostrando liderazgo para privilegiar el bien común sobre el particular; efectivos para llevar a cabo las cosas, cumpliendo lo que prometen, luchando contra la corrupción, rodeándose de excelentes personas con ideas innovadoras.
7. Si se cumple lo anterior se derrota la incertidumbre que favorece a la izquierda. Por lo tanto su derrota no es con votos, sino con objetivos y logros honestos en favor del bien común.

¿CUÁL ES EL CANDIDATO QUE QUIERE USTED? Compare, analice y escoja.

Otros artículos en Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed