Photo Uribe
Logo Small

Domingo 21 de Octubre del 2018

El teatro de las operaciones

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Lorenzo Madrigal  |

Fecha: 01/12/2014

 

Todo esto semeja teatro. Miren:

Preludio: se abre el telón: aparece una mesa de diálogo, en herradura; al medio, unas matas de hoja y sentadas, como a manteles, unas víctimas, con cara de desaliento. En la mesa principal, unos señores robustos miran de reojo a otros, que son sus dialogantes y, entre estos, se escucha la voz de cucarrón del jefe de delegación, calvo éste, con rostro invariable de gravedad y angustia. Cae el telón. Se percibe entre el público un ruido crocante de palomitas de maíz.

Primer acto. Corre el telón. Una canoa inexplicablemente larga, aparejada con motor, ha sido colocada sobre el tablado del escenario. El cortinaje que cubre las luces de abajo y la casilla del consueta deja ver solamente el perfil lineal de la embarcación, que se ayuda con un telón de fondo, pintado al temple, en versión del anchuroso río Atrato. Dentro de la barcaza, un hombre más bien joven, con anteojos sin aro, en pantaloneta y guayabera blanca; una dama de buena edad, pulcra y maquillada como de ciudad, en traje fresco, un soldado en manga corta y un lanchero al pie del motor, como si condujera e impulsara la nave.

Artilugios ex machina han logrado que la nave parezca desplazarse, la que desaparece entre bambalinas, y aparentes lugareños saludan como amigos al recién desembarcado hombre de las gafas y a la discreta dama, mientras el soldado queda por ahí. Del lanchero no se vuelve a saber. Cae el telón. Crispetas, voces y ruidos de reacomodo en la platea. La gente no entiende un comino.

Acto segundo: Nuevamente la mesa del diálogo. Dos personajes nuevos parecieran discutir: el uno, de tez blanca averiada, con ojos achinados, de unos 60 años, viene ensimismado manejando cartas de póquer y, distraído, se lleva por delante un tablero de ajedrez, con la protesta consiguiente de un barbuchas de cejas espesas, gafas y cachucha tragada. “ ¡Mire, compañero, ha pateado el tablero!”. “Noo, yo ju-juego es al póquer”. Cae el telón.

Acto tercero: Se ha restablecido la cordialidad en la mesa. Las víctimas se han ido, pero, en cambio, entra rozagante y sonreído el hombre aquel de las gafas sin aro y las bermudas, rodillas sonrosadas y piernas rubias peludas. “¡Llegué, llegué, me trataron divinamente!”, dice, “la doctora está en casa, no ha pasado nada, sigan conversando”.

Quedan en la mesa los gordos y los roncos, los que fatigados de mirarse las caras, han resuelto entre todos armar el árbol de Navidad. No está claro si harán pesebre a lo vivo y hasta han pensado en Fidel Castro para ofrecerle el papel de José, con una varita de apoyo. Una mujer bonita se buscará entre las comisionadas o tal vez entre las víctimas: suena la parlamentaria González. Todos están de acuerdo en que Alan Jara haga las veces del Divino Infante. A la nanita nana, nanita, ea.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed