Photo Uribe
Logo Small

Martes 16 de Enero del 2018

“¿Estuve preso o secuestrado?”, coronel Plazas

Autor(a): Periódico El Centro  | 

Fecha: 21/12/2015

Exclusivo para FCPPC
 

Coronel (r) Alfonso Plazas Vega - Foto: Periódico El Centro

El coronel (r) Alfonso Plazas Vega es un hombre recio. Los más de ocho años que estuvo preso no minimizaron su carácter, por el contrario, lo fortaleció y así como en ese noviembre de 1985 le dio la batalla al M-19 para retomar el Palacio de Justicia, hoy terminó su guerra por su libertad. Este diciembre será especial para la familia Plazas, el coronel (r) obtuvo su libertad después de ocho años, en lo que batalló día a día para demostrar su inocencia en la acusación que le hicieron de los desaparecidos del Palacio de Justicia.

El coronel (r) Plazas, en medio de la emoción pero sin descomponerse, solo dijo que el fallo absolutorio es una reivindicación de la justicia colombiana.

Coronel, ¿cómo recibe la decisión que tomó la Corte Suprema de Justicia?

Esto no es otra que la reivindicación de la justicia, en un caso que es absolutamente sensible para todos los ciudadanos de este país. Me siento muy honrado con la decisión que adoptaron.

¿A quién le agradece?

A los abogados que lucharon a capa y espada durante todo el proceso.

También, a las personas que estuvieron conmigo siempre y confiaron en que mi comportamiento estuvo ceñido a la ley. Han sido los medios el canal para defenderme y contarles a los colombianos lo que ha sucedido, porque la justicia no me dejó hablar.

También agradezco a mi familia, a mis nietos que no he podido disfrutar de su compañía pero ahora van a saber que su padre luchó y sufrió por Colombia y recibió la absolución de la Corte Suprema de Justicia con una rectificación ajustada a la realidad.

Coronel, ¿por qué cree que se demoró tanto la Corte en tomar esta decisión?

Nunca se había presentado que una ponencia absolutoria de casación se demorara más de un mes en convertirse en sentencia absolutoria. Aquí llevábamos ya más de un año y no se producía la sentencia. Es absolutamente claro de que la voluntad de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia era darme mi absolución, por lo menos la gran mayoría de ellos, no se escapa de algún colombiano que aquí hay uno o dos magistrados que se estaban oponiendo a mi salida, no porque no tuvieran claridad de mi inocencia, sino por otras razones como es el caso de analizar. Me parece que hubo algo o alguien por encima de la Corte que estuvo bloqueando la decisión que debe ser independiente de los magistrados.

Usted siempre alegó su inocencia y los que protagonizaron ese ataque están libres y algunos en el poder, mientras usted y otros oficiales detenidos. ¿Qué cree que está pasando en el país?

Colombia en estos momentos está viviendo la guerra que existe entre oriente y occidente, entre el mundo occidental y el mundo comunista y voy a comprobarle que dentro de ese contexto político internacional es que han tomado las decisiones de privarme de la libertad. En la sentencia en la que me condenan en segunda instancia dos magistrados, que no eran ninguno de los ponentes, y ninguno de ellos conocía el proceso porque no se lo leyeron, más de 60 mil folios, y así me condenaron, estos señores colocan en la página 471 un párrafo grande en el cual queda claro, estos tipos consideran que soy culpable por el hecho de haber sido preparado militarmente por los Estados Unidos. Es decir, el militar que haya adelantado estudios en Estados Unidos queda señalado por muchos de los funcionarios judiciales de hoy en día, o sea que estos funcionarios judiciales están politizados o como decimos vulgarmente están mamertizados. El párrafo dice, en esa época, estoy hablando de 1985, en América Latina estaba aún vigente la doctrina de la seguridad nacional conforme con la cual los ejércitos orientaban su acción no tanto contra enemigos externos como contra enemigos internos, es decir nacionales del país que profesaban ideología comunista, calidad que se extendió a otras formas de izquierda política en los que figuraban en Colombia los insurgentes del M-19. Ahí hay un prejuicio, aquí no están juzgando, aquí el juez está partiendo de su imaginación, dice este señor como es preparado en los Estados Unidos entonces atacó a los señores del M-19 por ser comunistas.

Eso es lo que se lee entre líneas ahí, así lo dice cuando advierte que los señores del M-19 profesaban ideologías comunistas que se debían eliminar. De dónde saca eso el juzgador que yo pensaba así. Continúa el juzgador: así se difundió en algunas enseñanzas que se impartían en la tristemente célebre Escuela de las Américas, a donde no era extraño que se enviaran a algunos miembros de la Fuerza Pública de Colombia también, a quienes se les adiestraba la aplicación de métodos de exterminio que pasaban desde las distintas formas de tratos crueles, inhumanos y degradantes hasta la desaparición forzada del enemigo interno según se aprecia en documentos desclasificados del 96. Esto es una horrenda mentira que la utiliza como contexto los juzgadores que me condenan.

¿Quiere decir con esto que está en riesgo el futuro judicial de los militares colombianos?

A futuro no, hay una cantidad de militares que están presos por haber hecho curso en los Estados Unidos, así es que están manejando muchos jueces en Colombia lo procesos contra los militares. El señor hizo curso en los Estados Unidos, ¡ah no, entonces en Estados Unidos le enseñaron a cometer todo tipo de crímenes! Esto es una falsedad absoluta.

Viendo esta situación y que se puede agravar a propósito de los diálogos de paz ¿por qué ese sesgo de la justicia y que puede pasar con todo esto?

Es la guerra entre oriente y occidente eso es lo que hay. Mire lo que está pasando en Cuba. ¿Usted ve que en Cuba hay un juez que juzgue correctamente a los ciudadanos? No, allá los califican de revolucionarios, esa es una virtud, o contrarrevolucionarios que es un delito.

¿Está Colombia en un camino hacia Cuba?

Claro que en ese camino es que estamos, a mí no me queda la menor duda. Vaya mire lo que está pasando en Cuba, de allá de Cuba llegan todas las instrucciones que cesen los bombardeos y demás.

¿Es decir que se está copiando el modelo que adoptó Venezuela?

Pero, pues claro. Ustedes escucharon al señor Granda diciendo que ellos no cometieron delitos de lesa humanidad. Usted que cree que estoy pensando yo cuando están dándole la libertad a 30 terroristas que porque el delito de rebelión no es grave, pero claro el narcotráfico.

Otros artículos en

Reseñas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

carlos senteno

10/01/2016 10:57 AM

Muy bien esta entrevista. Apoyemos el glorioso ejercito de colombia que es el que nos puede salvar de la dictadura castrochavista que nos quiere imponer Santos. Felicitaciones y honores siempre a nuestro gran heroe el coronel Alfonso Plazas Vega. Los jovenes de colombia no comemos cuento y vamos a Votar No en el Plebicito de Farcsantos.

Jaime Sánchez Cortés

22/12/2015 10:06 AM

Hay un engendro que actúa solapadamente y con plena impunidad: enemigos del país disfrazados de togados persiguen incansablemente a todo lo que huela a militar y fabrican prueban y compran testigos, todo vale, con tal de mandar a la cárcel a cualquier militar pero con preferencia los de mayor grado y para el efecto desarrollan teorías absurdas como el contexto que convierte a las instituciones armadas en simples asociaciones para delinquir. Definitivamente solamente tendremos paz cuando la justicia en Colombia vuelva a ser justa y la Nación recupere su estatus de verdadero Estado de Derecho.

Jaime Espinosa

22/12/2015 6:37 AM

Me alegra la libertad del Corone Alfonso Plazas Vega. Todavía recuerdo con horror cuando fue secuestrado y drogado contra su voluntad y su esposa maltratada, sucedió a media noche, como ocurren la mayoría de los crímenes que se quieren ocultar. La pregunta es: ¿y del resto de presos políticos qué? ¿Y los perseguidos políticos que han tenido que exiliarse?
Recordar casos como e de Corone Heran Mejía, siguen ahí recordándonos tanto abuso “Ahora, ante los últimos acontecimientos, asalta a mi mente la tenebrosa imagen de arribar a la plaza de Bolívar para pedir perdón por haber sido un buen soldado, por haber sido destrozado, en cuerpo, por las balas, y en el alma, por la justicia de mi país”
Libertad para presos y presas políticos! No más persecución política! ¿Qué nos espera despues?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido