Photo Uribe
Logo Small

Jueves 16 de Agosto del 2018

La danza del fuego

Publicado en:

Fcppc  | 

Autor(a): Jaime Jaramillo Panesso  |

Fecha: 28/05/2015

 

Foto: semana.com

Cuando uno va por los caminos terciarios de este país colombiano y desconoce el espacio que falta por llegar, se le pregunta al campesino de la zona, cuánto falta para culminar la marcha. Entonces, amablemente, el campesino dice: “está a un tabaquito, señor”. El tabaquito es una medida de tiempo o espacio que puede ser un kilómetro o un día, porque fumarse un tabaco es un “arte” que se combina con esperas, apagadas, volver a encender, visitar la fonda o la casa de un pariente, etc. Lo mismo ocurre con el proceso de paz: está a un tabaquito para firmar. En este caso no nos hemos dado cuenta que se trata de un habano cubano, un tabaco selecto y de tamaño no mensurable que ordenaron fabricar los hermanos Castro. En nada se parece a la pipa de la paz que fuman los indígenas en señal de acuerdo.

Al Presidente Santos y a sus comisionados en La Habana les han dado más de un tabaquito. Es una caja entera de gruesos habanos. Lo cual significa que vamos para muy largo, en detrimento de la expectativa sembrada, alimentada, magnificada e idealizada por el gobernante. Por el contrario, las Farc, que siempre han llevado la iniciativa, no solo están enrocadas en no aceptar juzgamiento que determine privación de la libertad por los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra, no entrega de armas, no desmovilización, no reconocimiento de las víctimas, sino que rompen su propia oferta de suspensión unilateral del fuego con la pérfida acción en el Cauca que causó la muerte de once soldados dormidos. La respuesta del Presidente Santos fue contestar el ataque con los bombardeos aéreos, que no debieron suspenderse como lo hizo para congraciarse con las Farc y acortar el tiempo del tabaquito.

Santos actuó conforme a las leyes del Estado colombiano. Esas son las obligaciones del Jefe de Estado, de las cuales suele abdicar el Señor Presidente. No es una venganza, no es “la retaliación bélica, del ojo por ojo” como dice el Padre Francisco de Roux, Superior de los Jesuitas en Colombia. Es un mandato legal de un Estado democrático y un deber constitucional que enviste al mandatario. Poner al Estado en igualdad a la organización criminal es distorsionar la superioridad normativa de la República. Por eso estamos como estamos. Fueron las Farc las que reanudaron el escalamiento de la violencia.

Pero como Santos le enciende una vela a dios y otra al diablo, al día siguiente del desafío fariano de reanudar sus acciones terroristas, dijo: “estoy listo a acelerar las negociaciones para obtener ese cese al fuego bilateral y definitivo a la menor brevedad posible”. Santos trama una estrategia: ya que tiene que fumarse un tabaquito a mayor distancia, en su intento de lograr negociar los puntos fundamentales que atrás señalamos, necesita magnificar la figura del cese bilateral del fuego como la “terminación del conflicto armado”, que no es lo mismo que la paz. Y lloverán toneladas apologistas de ese logro, tragaremos como zombis la nueva yerba del curandero de palacio, mientras un loro chocoano, entrenado por Sergio Jaramillo, gritará desde una cornisa de la Casa de Nariño: “Viva la paz, viva la paz”.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed