Lunes 24 de Abril del 2017

La estupidez de la izquierda y la derecha fanática y el ‘otro fanatismo’

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 13/03/2017

Exclusivo para FCPPC
 

José Ortega y Gasset - Foto: wordpress.com

Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejía moral.
Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión. José Ortega y Gasset

Camaradas:

En el informe que presentó el Comité Central del Partido al XX Congreso, en numerosos discursos pronunciados por delegados a ese Congreso, y también durante la reciente sesión plenaria del C.C., se dijo mucho acerca de los efectos perjudiciales del culto a la personalidad.

Después de la muerte de Stalin el Comité Central del Partido comenzó a estudiar la forma de explicar, de modo conciso y consistente, el hecho de que no es permitido y de que es ajeno al espíritu del marxismo-leninismo elevar a una persona hasta transformarla en superhombre, dotado de características sobrenaturales semejantes a las de un dios. A un hombre de esta naturaleza se le supone dotado de un conocimiento inagotable, de una visión extraordinaria, de un poder de pensamiento que le permite prever todo, y, también, de un comportamiento infalible.

Discurso de Nikita Krushev en Moscú el 25 de febrero de 1956, en sesión cerrada del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética.

Diría que Ortega y Gasset fue mi mentor juvenil, mi guía de estilo, que nunca he podido igualar; que practicaba el inalcanzable ideal de combinar periodismo y filosofía, pues ese trajinar había que hacerlo accesible a las personas del común, con los temas de la vida diaria. Cuestionaba; se burlaba de occidente y también lo amaba como razón vital. Con sus escritos me enseñó a reflexionar detenidamente en algo con la finalidad de sacar conclusiones, siempre desde un punto de vista diferente. Están en mi biblioteca sus primeros libros de la Colección Austral y después los de carátula amarilla, original para la época y ahora, de la Colección de la Revista de Occidente. Me propongo demostrar la aseveración del título. ¿Qué es ser de una izquierda o derecha fanática? Porque el problema esencial de la política no es ser de derecha o izquierda, porque diferencias siempre las habrá; el problema son los oídos sordos del fanatismo ante la reflexión.

Veamos lo que nos dice Wikipedia sobre la epistemología del fanatismo. “El fanatismo es el apasionamiento del fanático. Es una actitud o actividad que se manifiesta con pasión exagerada, desmedida, irracional y tenaz en defensa de una idea, teoría, cultura, estilo de vida, etc. El fanático es una persona que defiende con tenacidad desmedida sus creencias y opiniones, también es aquel que se entusiasma o preocupa ciegamente por algo. Desde el punto de vista epistemológico, el fanático, curiosamente, se parece a su contrario el relativista, en la medida en que para ambos no cabe el debate o la búsqueda común de la verdad. El fanático se comporta como si poseyera la verdad de manera tajante. Afirma tener todas las respuestas y, en consecuencia, no necesita seguir buscando a través del cuestionamiento de las propias ideas que representa la crítica del otro.

“El fanático, pues, se caracteriza por su espíritu maniqueo y por ser un gran enemigo de la libertad. Los lugares donde impera el fanatismo son terrenos donde es difícil que prospere el conocimiento y donde parece detenerse el curso fluyente de la vida. Un mundo, en definitiva, contrario a la mudable naturaleza humana que en ocasiones se diría anhela la muerte. De hecho, para Albert Camus en El hombre rebelde, es una suerte de nihilismo destructivo.

“El precio a pagar por la cristalización del pensamiento engendrada por el fanatismo resulta caro. El alejamiento de la verdad es una de ellas, porque para profundizar en el conocimiento debemos estar abiertos al descubrimiento de la parte de verdad presente en los demás, desde una humildad intelectual de corte socrático. Con una actitud dogmática resulta difícil llegar muy lejos intelectualmente.”

Pensemos entonces, guiados por el sentido común, que HAY UNA DERECHA E IZQUIERDA FANÁTICA Y OTRA REFLEXIVA. Lo primero que hace la izquierda y derecha FANÁTICA es DIVIDIR, pues no son capaces de observar y asimilar las primeras enseñanzas cotidianas de la vida como que las manos izquierda y derecha COOPERAN para lavarse y ayudarse mutuamente. Ciertos dirigentes de izquierda y derecha, siguen dividiendo, mientras que el cerebro coordina sus hemisferios de derecha e izquierda. La única forma para que los conductores de derecha e izquierda no se maten, es transitar por la derecha; los ‘British’ que son diferentes, lo hacen por la izquierda. El ‘truco’ es ponerse de acuerdo. Vemos entonces que ser de la derecha o izquierda FANÁTICA es un pecado contra natura y la civilidad. Después de dividir, la izquierda o derecha FANÁTICA (no la reflexiva) te hace CREER, en vez de pensar ¿Sobre qué?

Esa Izquierda FANÁTICA propone ateísmo impuesto, tolerancia social de los suyos, revolución e insubordinación revueltas con pacifismo (comida contradictoria, que se tragan como un sapo, base de la culinaria política actual);ecologismo y voladura de oleoductos; Estado del Bienestar, impuestos altos y gasto social politizado, la economía marxista mezclada con ser liberal; progreso y diferencia con igualdad; el vegetarianismo de la tropa (fríjoles y arroz) con el bisté para los jefes; la propiedad colectiva de los bienes de los otros con las cuentas secretas en el exterior; amor libre, igualdad de género, (por lo que les ofende que un bus ande recorriendo España anunciando que los niños tienen pene y las niñas vulva).Cartel de la droga administrado por los humanistas marxistas. A esto se le llama también marxismo cultural. Y, como en toda religión cuya FE O CONFIANZA EN EL OTRO O EN DIOS NO ES RAZONABLE, se cree simplemente y ejecuta. En esa izquierda hay fanatismos, dogmas, discusiones, herejías e inquisición. (Las Farc practicaron el fusilamiento por cualquier pendejada sin fórmula de juicio, como los reyes.)

De igual forma la derecha FANÁTICA se defiende con: un Dios no misericordioso, autoridad extrema (Durante el gobierno de Rojas Pinilla, Chapete, el caricaturista, fue amenazado con que le cortarían las manos; sin hablar de Videla y Pinochet); seguridad (no la democrática) , orden público, tradición irreflexiva, Infraestructura para los amigos, bajos impuestos y gasto militar fuerte, los mercados libres, anti-inmigración, el conservadurismo, patrioterismo (amor al partido o el gobierno, no a la nación) responsabilidad individual, la familia nuclear. Y la dinámica de integración y estructuración DE LA NO REFLEXIÓN es la misma que la de la izquierda. Todo es a la brava como en el fascismo.

Pero veamos que sucede con esos ‘creyentes políticos FANÁTICOS’ cuando logran organizar sociedades, grupos o dirigir un país. Es interesante observar que se pueden tomar muchas de las creencias de un grupo y ponerlas en el otro campo sin que, obviamente, entre en contradicción con las otras ‘creencias’ de ese conjunto según sus correligionarios. ¿Se escoge pertenecer a esos grupos fanáticos por una lógica política una conveniencia social o falta de educación crítica? Vaya uno a saber.

EJEMPLOS DE LO QUE SE PRODUCE CON ESE TIPO DE PERSONAS O GOBIERNOS. La revolución de la izquierda es buena, si es la de ellos. Pero la de los ‘otros’ se llama contrarrevolución, o de manera suave ‘oposición. El fanático fusila, engaña, es torcido; el reflexivo discute. El estado de bienestar izquierdista es el de la misma antigua burguesía y tiene los mismos privilegios para los miembros del partido y los OTROS. El fanatismo religioso que justifica la violencia (yihadismo) es remplazado por el fanatismo marxista (ejecuciones de disidentes y opositores, exilio) Chávez invocaba a Jesucristo, pero perseguía a la iglesia. El gasto militar fuerte se ha visto tanto en la URSS como en EE.UU y China. La autoridad de la derecha (Pinochet la llamaba dicta blanda) es el autoritarismo de la izquierda (estalinismo fariano); es decir, ramas de diferente estilo y extensión de un mismo árbol. El patrioterismo fascista de la derecha (amor al partido, el dictador, NO A LA NACIÓN) se convierte en el sacrificio por el partido comunista; la confesión sacramental de los católicos se vuelve la AUTOCRÍTICA MARXISTA ante el Partido Comunista, incorporada a la JEP para confesar falsos delitos conformados por un sistema acusatorio falaz; el culto a un Dios revelado de la tradición sana se convierte en el culto a la personalidad de Stalin, Tirofijo, Chávez (Comandante Eterno al que se le ponen veladoras) o Castro (Leer: Tumba de Fidel Castro lugar de peregrinación para miles de cubanos); el amor libre en los parques es el mismo amor libre de los moteles, pero más cómodo y burgués; y nunca el amor ha remplazado las guerras de derecha o izquierda. La inmigración pone los pelos de punta en la Europa socialistoide; pero EE. UU no tiene derecho de protestar, ni de defenderse. Por eso el gobierno de los sabios pertenece a la utopía griega.

¿Y qué nos enseña la vida? Que el cáncer no respeta ni a los de derecha, ni izquierda; que el corazón le da ‘susticos’ a ambos; que el ‘gustico’ es del ‘centro’ y participan los de uno y otro lado y al contrario; que el ojo derecho se coordina con el izquierdo para tener una mejor visión; que si el corazón está a la izquierda, sirve a los órganos de la derecha. Que las carreteras no son de derecha ni de izquierda, sino que tienen que ser excelentes y baratas.

¿Qué nos enseña la lógica emocional? Que si la izquierda o la derecha te enseñan temor, desesperanza, desánimo y destrucción, están equivocadas. ¿Sabe un colombiano de 20 años qué clase de socialismo es el que necesita terror, narcotráfico, engaño, para imponerse? Si eso es socialismo, yo soy un paraguas. ¿Y por qué todas estas cosas pasan? Por el simple hábito de la incoherencia que le balbucea a la lógica cada palabra bonita para justificar lo injustificable que se toma como normal. ¿Cómo pueden ser coherentes la derecha y la izquierda, si ambas expresiones pueden ser un insulto? Se es, o no se es. Por eso el ‘Fast Track’ se convierte en una herramienta de fanáticos que niegan la verdad del otro, como ya lo vimos en la epistemología arriba presentada.

Con ese panorama del sentido común, le he echado una ojeada al razonar de algunos líderes políticos porque acusar a alguien de ser de derecha o izquierda no soluciona nada. Las soluciones están en la presentación de los hechos y su confrontación con una lógica coherente.

EJEMPLO. Es un hecho expreso que las Farc quieren el poder para instaurar un régimen comunista o socialista FANÁTICO. Esa es la explicación de TODAS LAS FORMAS DE LUCHA. Lo han dicho. Es otro hecho incontrovertible que un alto porcentaje significativo de la población colombiana rechaza esa posibilidad. Alrededor de esos hechos se engendra la algarabía de la derecha e izquierda con los enunciados arriba mencionados y a todos les da vergüenza decir claramente y sin ambages lo que quieren o rechazan. Eso es como si alguien saliera a vendernos seguros exequiales y uno claramente dijera no, pero se pretende convencernos de que sí. La ceguera ante MUCHOS HECHOS lleva al camarada Carlos A. Lozano Guillén a asumir en “La paz, bien supremo” (El Tiempo, marzo 1/17) que ‘su’ visión es la ‘verdad’ que le hace pelar el cobre con su autoritarismo izquierdoso a falta de verdad convincente. Hablando del manipulado documento del Acuerdo de Paz, dice: “Firmado y refrendado (pero no dice cómo se hizo mediante una imposición antidemocrática) el nuevo acuerdo NO ADMITE más discusiones ni modificaciones… lo que DEBE entenderse… por parte de la derecha RECALCITRANTE.” Si recalcitrante se define como alguien “que se mantiene firme en su comportamiento, actitud, ideas o intenciones, a pesar de estar equivocado”, ¿admitiría el camarada Lozano que existe la posibilidad de que él también pueda ser de la izquierda RECALCITRANTE O FANÁTICA?

Insistir no es vender, pues si el producto es bueno, se vende solo. Eso pasa con la mala calidad del proceso de paz. Los enunciados conocidos como de derecha o izquierda pueden resultar de hábitos de pensamiento no digeridos, por lo que encontramos el comunista que va a misa; el oligarca metido a revolucionario o el cura guerrillero; es decir, una botica cuyos remedios tienen las etiquetas mal puestas, como decía de Colombia un gran amigo. Sin embargo, cuando se rompe un hábito de pensamiento, ese rompimiento ‘ilumina’ y, de alguna forma, nos libera de los supuestos de ser de derecha o izquierda y afrontamos la vida con la realidad que se necesita. ¿Y por qué se presenta esta situación? Sencillamente porque los de derecha e izquierda comparten los mismos supuestos culturales y anímicos inconscientes de odio. Veamos.

Una cultura conformada por los supuestos inconscientes de que el ser humano no es digno de confianza, que debemos estar subyugados por la naturaleza y el destino; que la vida debe orientarse hacia el pasado; que lo que uno es, es lo más importante y que la jerarquía autoritaria es la válida. En contraposición con otra cultura que inconscientemente cree que el ser humano es confiable; que debemos dominar la naturaleza y el destino; que nuestra vida debe orientarse hacia el futuro; que lo que logramos (no lo que somos) es lo más importante y que finalmente es el individualismo, no la jerarquía lo que se debe respetar, va a arrojar entre los integrantes de derecha e izquierda CONFUSIONES IRRECONCILIABLES, que se toman como batalla política, hasta que se den cuenta que sus diferencias y aproximaciones son de orden cultural y anímico, no político.
En nuestro escenario, LA FALTA DE CONFIANZA (una característica cultural) entre el gobierno / la comunidad frente a las Farc es lo que crea los desajustes conocidos. Y a la desconfianza se le pueden encontrar todos los argumentos jurídicos para ejercerla. Por lo que no se resuelve con CONFIANZA FICTICIA SINO GENUINA.

El estar SUBYUGADOS A LA NATURALEZA es lo que crea el conflicto entre Parques Naturales y los proyectos de turismo ecológico que requiere la construcción de hoteles. Y eso le da pábulo al negocio de la W. (Emisión mañanera del 2 de marzo de 2017)

NUESTRA ORIENTACIÓN HACIA EL PASADO nos dice que todo tiempo pasado fue mejor, negando los avances obvios en muchas cosas: la plata en el colchón en lugar del cajero automático nos somete a riesgos innecesarios de seguridad.

LO QUE UNO ES, ES LO MÁS IMPORTANTE da como resultado ¿No sabe usted quién soy yo? sus consecuencias y prácticas.

LA JERARQUÍA AUTORITARIA es compartida por gobiernos de izquierda y derecha que se oponen al INDIVIDUALISMO de la DEMOCRACIA.

Por otra parte, la repartición de fondos de parte de EE. UU. Y la UE (el ser humano es digno de confianza) a organizaciones de culturas opuestas corren el riesgo de la malversación. E igual oposición correrán los proyectos de desarrollo. El marxismo, orientado hacia la Jerarquía Autoritaria (así sea la del pueblo), JAMÁS podrá entender al INDIVIDUALISMO que confunde con egoísmo; ni el marxismo entenderá que el Proceso de Paz sería histórico e importante por los LOGROS COMPROBABLES (futuro) y no porque lo negociaron las JERARQUÍAS del gobierno y la guerrilla (pasado).

Vayamos ahora al escenario internacional de la llamada primavera árabe y los movimientos de ‘ocupemos’. Miles protestaron en ciudades estadounidenses y del Medio Oriente solicitando el acceso al capitalismo global liberal con sus beneficios y oportunidades. ¿Pero no fueron estos grupos en realidad la manifestación de la realidad esquizofrénica del capital globalizado neoliberal? En Estados Unidos, los ocupantes eran una continuación de las manifestaciones de Seattle, con su denuncia del sistema que no funciona, del capitalismo globalizado; mientras que en el Oriente Medio, los manifestantes pedían en realidad aquello contra lo que los americanos estaban protestando y exigiendo: oportunidad neoliberal. Los ocupantes multinacionales vieron la codicia como el mal del siglo 21; los manifestantes de la Primavera Árabe en realidad pedían el acceso a, precisamente, lo que es la economía global. Las personas que se manifestaron en El Cairo y otras ciudades abrazaron la vinculación que se da por sentado entre el capitalismo neoliberal y la libertad política. En ambos lados del mundo vimos los mismos de siempre: los tecnócratas jóvenes, la generación del milenio, educados conectados, y así sucesivamente, a través de la fórmula de anhelo por la libertad económica e intelectual del capitalismo neoliberal. ¿Fórmulas de la protesta izquierdosa para obtener beneficios capitalistas?

Otro rasgo común entre las posiciones del monoteísmo fundamentalista y los seguidores y antagonistas de Trump es la CREENCIA FUNDAMENTAL que comparten: Que están involucrados en una batalla por el destino de su respectiva civilización cultural y religiosa, a pesar de que los hechos de la vida cotidiana y los escritos conocidos dicen lo contrario. Para entender el ‘nacionalismo’ de Trump, que no es ocurrencia suya, hay que leer a Lyndon LaRouche, su inspiración; y diferenciarlo de su estilo; porque de no hacerse continuaremos con la falacia masiva llamada ‘ad hominem’ promovida por los medios y todas las dictaduras que fusilan y persiguen personas por no poder derrotar ideas.

Antes, durante y después de que todos estos eventos se desarrollaran, y varios híbridos de los mismos extremistas salafistas, yihadistas y wahabíes fueron uniéndose en torno a la ideología que considera la globalización como la peor manifestación del "progreso" occidental, los infieles se llamaban capitalistas neoliberales en vez de demonios como lo son ahora. Es decir, la DENOMINACIÓN QUE LE DA SENTIDO AL ODIO DE CLASE, GRUPO O RELIGIÓN ES LO QUE CUENTA, no los hechos. Esa es la aplicación práctica de la metodología marxista del odio de clase, ejercida por ambos extremos a la que se le contrapone la METODOLOGÍA DEL AMOR CRISTIANO, bastante deteriorada.

Por lo tanto, ser de la izquierda o derecha fanática, que en definitiva se reduce a UNA OPOSICIÓN BASADA EN EL ODIO y con ello esperar soluciones políticas CORRECTAS, es una estupidez si no se es consciente de los SUPUESTOS CULTURALES Y ANÍMICOS comunes que comparten los mismos hábitos de pensamiento que ignoran la REALIDAD, porque todo hábito es MECÁNICO. Finalmente, ser de la izquierda o de derecha fanática es la PROLONGACIÓN MECÁNICA de haberse sentado UN GRUPO al lado izquierdo (contra) o derecho (a favor) del rey de Francia Luis XVI, enfrentamiento que se trasladó a la Asamblea de esa época y hoy sigue haciendo de las suyas. ¿En el siglo 21 funcionarán las fórmulas de la Revolución Francesa, la guillotina real o simbólica, o la Racionalidad que también promulgaron? Por eso Ortega y Gasset decía lo que decía.

Ahora bien, una vez establecido el UNIVERSO FANÁTICO en la política, nos vemos enfrentados al ‘VERDADERO DIABLO’; es decir, al Gran Maestro de la Mentira que maneja su negocio con respetabilidad, estigmatizando a los objetivos elegidos para crear el negocio de la POLARIZACIÓN Y ESTIGMATIZACIÓN. ¿Cómo se hace? Mediante las CREENCIAS.

1. A usted le han hecho creer que la ‘prensa’ debe ser LIBRE. Y la LIBERTAD DE PRENSA Y DE EXPRESIÓN SON UN DOGMA DEMOCRÁTICO amparado por las leyes. Cuando alguien exige LIBERTAD y RESPONSABILIDAD de expresión a la prensa y las personas, es un HEREJE ante la permisividad democrática. Por eso tiene que demandar. Además, a los periodistas les enseñan RESPONSABILIDAD solamente en la universidad, no lo vemos en la práctica de la gran mayoría, porque lo que importa es la NOTICIA, NO LA VERDAD. (De esa dicotomía hicieron eco en la entrega de Óscares.) Y esa es la responsabilidad de los editores. Prueba. Las siguientes palabras son de Ernesto Londoño (miembro de la junta editorial del “The New York Times”) en su entrevista con Sergio Gómez Maseri “Sin prensa libre, EE.UU. perdería parte de su esencia” consistente en una diatriba quejosa contra Trump por llamarlos mentirosos. El error de Trump ha sido y sigue siendo llamarlos mentirosos en vez de ‘desinformadores’, un neologismo al parecer.

2. He llamado ‘el otro fanatismo’ a lo que los periodistas llaman ‘desinformación’; es decir, mentira, como la de cualquier fanático. Y la razón por la que a usted le parecería un ex abrupto es porque no sabe cómo procede la desinformación. Veamos lo que dice la Profesora Wikipedia:

3. “Procedimientos. Por parte de la publicidad pública de un régimen político, generalmente organizada por un spin doctor por medio de los mecanismos de la ingeniería social, o de la publicidad privada o por medio de engaños o bulos (en inglés, hoaxes), filtraciones interesadas o rumores, "sondeos", estadísticas alteradas o estudios científicos presuntamente imparciales, pero pagados por las empresas o corporaciones económicas interesadas, uso de "globos sonda" o afirmaciones no autorizadas para inspeccionar los argumentos adversos que pueda suscitar una medida y anticipar respuestas y uso de medios no independientes o financiados en parte por quien divulga la noticia o con periodistas sin contrato fijo y, por tanto, sin opinión, o por apropiación o manipulación o creación de supuestos movimientos populares (astroturfing). Un tipo particular de desinformación es la contra información estatal. La desinformación se sirve de diversos procedimientos retóricos como demonización, ‘astroturfing’, oscurecimiento, esoterismo, presuposición, uso de falacias, mentira, omisión, sobre información, descontextualización, negativismo, generalización, especificación, analogía, metáfora, eufemismo, desorganización del contenido, uso del adjetivo disuasivo y del espín semántico, reserva de la última palabra u ordenación envolvente que ejerce la información preconizada sobre la opuesta (orden nestoriano)”

4. Debido a lo anterior se ha dicho que la prensa es ‘el cuarto poder’. Jamás he oído que se diga: ‘es el cuarto poder ético.’

5. La prueba reina de la desinformación como metodología de la mentira la aporta Londoño quien textualmente dice: “La credibilidad de los medios en Estados Unidos ha decaído en años recientes –y es un fenómeno que estaba en pie antes de que apareciera Trump.”

Con el escenario anterior tratemos de entender lo que pasa en Colombia. La opinión pública viene siendo llevada, desde hace más de 50 años, a un proceso de POLARIZACIÓN alrededor de los partidos políticos. La moderación de editorialistas y columnistas bien intencionados no tiene el efecto de los titulares que es lo que la gente lee. Es decir, los medios son el Caballo de Troya de la tranquilidad democrática. Hoy lo son, además, las redes. Y en los últimos años esa polarización no se ha llevado al señalamiento partidista solamente, sino que ha venido tomando las características de la ESTIGMATIZACIÓN, una condición, atributo, rasgo o comportamiento que hace que la persona portadora sea incluida en una categoría social hacia cuyos miembros se genera una respuesta negativa y se les ve como culturalmente inaceptables o inferiores. Tranquilamente Santos inició el programa de estigmatización con ENEMIGOS DE LA PAZ; y siguieron las imitaciones con furibistas, caricaturas denigrantes, columnas, etc. la metodología de los epítetos copiados de los dictadores descalificadores, Chávez y Castro, usados como una estrategia consciente al estilo nazi. Por eso y para hacer crítica política mediante el mamagallismo, me inventé la epistemología del antiuribismo que puede usted leer en “Reflexiones sobre la maledicencia antiuribista.”

Desde la perspectiva del gobierno estigmatizador se pretende provocar la deshumanización, amenaza y aversión de la oposición a través de caricaturas estereotipadas en la persona de Uribe. De esa manera pretende el gobernante mejorar su autoestima mediante la comparación a la baja. Pero las encuestas nos hablan del EFECTO BUMERÁN de tan estúpida estrategia política reflejadas en las columnas de María Isabel Rueda (Lo que gritan las encuestas) y Mauricio Vargas (El Titanic). Y para que el presidente ENTIENDA su baja popularidad y falta de gobernabilidad EN LAS ENCUESTAS, he aquí una ayudita basada en su DECÁLOGO DE LA DESINFORMACIÓN organizado con sus propias palabras:

1. LA PLANEACIÓN DEL FAST TRACK Y LA DICTADURA: “¿Qué quiere decir un fujimorazo a la colombiana? Muy sencillo: hacer algo parecido a lo que hizo Fujimori para pacificar su país, sin romper el Estado de Derecho. (…) El presidente Samper responde que él no tiene esa solución en mente porque es respetuoso de la Constitución. Nadie sugirió irrespetar la Carta, y mucho menos que fuera nuestro Alan García quien liderara ese proceso." Fuente: El Tiempo, 25 de octubre de 1996. (Para no irrespetar la Carta SENCILLAMENTE SE CAMBIA al incorporar a la brava un DOCUMENTO DERROTADO POR EL PLEBISCITO)

2. LA MENTIRA DE QUE ES UN DEMÓCRATA. "No quiero un país sin partidos ni sin controversias ideológicas". 7 de agosto 2010 – discurso de posesión. (El pupitrazo del Fast Trac elimina la controversia.)

3. LA FALTA DE CARÁCTER Y COMPROMISO CONSIGO MISMO COMO ESTADISTA. “Como disciplina mental, el mantra es no pelear con Uribe: 'no peleo con Uribe, no peleo con Uribe, no peleo con Uribe". 3 de agosto 2011 – entrevista con RCN Televisión. (La cuestión no es pelear o no con Uribe, sino revisar cuál es el origen de la pelea y ver hasta qué punto Uribe tiene o no la razón y obrar en consecuencia.)

4. CINISMO. "Yo sé que me han acusado de ser una especie de oveja o un lobo con piel de oveja". 28 de octubre de 2012 – Asamblea del Partido de La U. (Admite que hay una acusación seria contra él, pero le importa un carajo.)

5. MENTIRA Y PELIGRO PARA LA DEMOCRACIA. "Yo no creo en los partidos hechos a la medida, que se acortan o se alargan, se colorean o se destiñen al ritmo a las necesidades del caudillo o del mandamás de turno". 28 de octubre de 2012 – Asamblea del Partido de La U. (Hoy es el mandamás de turno que dice y hace lo que se le da la gana; alargar el período presidencial, eliminar la vicepresidencia por no gustarle Germán Vargas como candidato presidencial y posible contradictor de lo acordado en La Habana, ¿qué es?)

6. LA DICTADURA QUE DESCONOCE LA VOZ DEL PUEBLO A PESAR DE LO QUE DICE. "Soy el primero en reconocer el resultado democrático del plebiscito. Tenemos una oportunidad para buscar puntos de encuentro y unidad", Bogotá, 3 de octubre, 2016 tras conocer los resultados de la consulta popular.

7. NEGACIÓN DE LA RELIDAD (ALGO QUE PASA, PERO NO LE CONCIERNE A ÉL. POSIBLE SÍNDROME DE TLP) “El tal paro nacional agrario no existe” 'Caminata de LA Solidaridad'.25 ago. 2013 (A lo mejor dirá que la tal protesta del 1º de abril no existe.)

8. LE TOCA LOS HUEVOS AL TIGRE QUE SE LLAMA EL SORPRESIVO DESTINO. “Mi salud está bien. Estoy como un lulo. Esa es una buena noticia para mí, pero una no tan buena para otros". 5 de agosto 2013 – entrevista con Caracol Radio. (Se puede tener ‘buena salud’ para el dorado exilio de un conferencista de paz porque en su país no lo quieren.)

9. TERRORISMO. “FARC están preparadas para la guerra urbana si fracasa proceso de paz” Foro Económico Mundial, Junio 16/2016 (La noticia fue desmentida por sus adláteres.)

10. BURDO ENGAÑO. “La Corte Constitucional me dio el mandato, le dio el mandato al gobierno: EL PRESIDENTE TIENE LA FACULTAD DE REDACTAR LA PREGUNTA QUE SE LE DÉ LA GANA, pero eso sí, que sea clara y sencilla”. El Procurador Ordóñez le contestó: “Aquí no se está discutiendo el derecho a la paz, acá lo que se debe discutir es si se está de acuerdo o no con el acuerdo Santos Timochenko.”

Como en tiempos de la ‘ilustración’ francesa que dio origen a las estupideces de la izquierda y derecha fanática, con este escrito he pretendido señalar algunas de las ‘razones’ del fanatismo político colombiano, a la vez que abogar por el valor de un pensamiento libre dirigido por el principio de la razón.

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Jaime Sánchez Cortés

14/03/2017 10:11 AM

Magnífica exposición que desnuda la política colombiana de la actualidad y las falacias que se esconden en las célebres políticas estatales de los últimos tiempos. Cuándo dejaremos de aplicar adjetivos como forma de controvertir posiciones y opiniones?

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 64-31 Piso 5º - Tels: 3128120 - 7551731 - 7551732 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido