Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 17 de Enero del 2018

LA NECESIDAD DE CASTIGAR LA INCOHERENCIA

“Es un nefasto legado para una nación ansiosa de autoridad y liderazgo, que la mayoría de la gente piense que desde la Presidencia de la República se puedan eludir responsabilidades, inclusive mentir, y no pase nada. Todo esto tiene que ver también con los principios, los valores y el honor, paradigmas de cualquier sociedad civilizada”. De una carta de Juan Manuel Santos a Ernesto Samper en 1996.

El trámite de la malhadada reforma a la justicia, así como su inconstitucional hundimiento, entre otras cosas, son signos terribles de la condición y naturaleza de una parte de quienes gobiernan, legislan y juzgan en Colombia. Pero como el país se acostumbró a que el escándalo de hoy sepulta el de ayer, muy probablemente algunos medios de comunicación serán los aliados en el proceso de inducir a la amnesia colectiva asignándole falsa importancia a fenómenos coyunturales que diluirán en la gente que no valora el futuro de la nación, su inconformismo y rabia legítima.

La crisis aunque son circunstancias que nadie voluntariamente busca porque, como ciertas enfermedades, deterioran tejidos u órganos que no siempre se pueden recuperar completamente, tienen su lado positivo. Además de poner todo en su sitio, pues nada mejor para avanzar que partir de la realidad, las crisis descubren también el carácter y el material de que están hechas las personas. Solo en las dificultades se sabe si se tiene un buen jefe o presidente, un buen padre, esposo o esposa, buenos hijos, amigos y familia. Pero especialmente en las crisis se desvela el carácter de las personas y el nivel de coherencia entre sus decisiones y lo que decían pensar y creer. Como dijo el poeta Stanislaw Jerzy Lec: “Cuando no sopla el viento, incluso la veleta tiene carácter”.

Los nueve millones de votantes uribistas que eligieron al actual Presidente nos sentimos traicionados desde que se posesionó, como también por un sector muy grande de los congresistas del Partido de la U. Pero lo rescatable de esta traición es que descubrimos quiénes tienen carácter de verdad, quiénes no dudaron en votar negativamente a ese esperpento aun sabiendo que la maquinaria del gobierno los iba a aislar y no van a hacer parte de la mermelada burocrática y presupuestal que en pocos días el gobierno empezará a repartir en los llamados “proyectos indicativos”, que es el nombre actualizado para los nefastos “auxilios parlamentarios”.

El representante Miguel Gómez y el senador Juan Carlos Vélez demostraron de qué están hechos, que lo que dijeron defender en las ideas lo sostienen en lo que proponen y en lo que votan, a pesar del costo que va a representar para ellos. Ser valiente cuando nada se va a perder no es valentía, pero actuar por principios y creencias conscientes del costo, es la prueba irrefutable que se tiene carácter y coherencia, plantas exóticas y casi en extinción.

Por eso la mejor forma que tendremos los que creemos en el pensamiento del presidente Uribe es apoyar a estos dos congresistas en los proyectos que emprendan de hoy en adelante y castigar a los incoherentes y faltos de carácter.

Otros artículos en

Sin Categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido