Photo Uribe
Logo Small

Viernes 19 de Octubre del 2018

La precariedad laboral en el Estado

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Jorge Iván Cuervo R  |

Fecha: 08/05/2015

 

Foto: comparabien-co.s3.amazonaws.com

La mayoría de análisis sobre el Estado se hacen desde las grandes categorías políticas: la legitimidad, la representatividad, el monopolio de la violencia, y poco nos detenemos a analizar el funcionamiento del aparato estatal desde el recurso humano, de quien depende en últimas la eficacia de la acción pública, la garantía de los derechos y la relación con los ciudadanos.

Hace unas semanas pasó desapercibida una historia publicada en el portal digital La Silla Vacía http://lasillav… sobre la muerte de Diana Milena Carrillo, una contratista del ministerio de Agricultura que no recibió tratamiento a tiempo de parte de su EPS, pues su contrato no había sido renovado, no estaba al día en su pago en salud, razón por la cual, su servicio estaba suspendido, lo que contribuyó a su fatal desenlace.

Las cifras sobre la relación entre empleados de planta y contratistas no están disponibles ni consolidadas en el Ministerio de Trabajo o el Departamento Administrativo de la Función Pública. En el 2011 se conoció en medios de comunicación un forme del Ministerio en el que se decía que en el sector central por cada 100 trabajadores de planta había 132 contratistas, y en las entidades territoriales, por cada 100 de planta había 170 contratistas. De ser aproximada esta información, puede decirse que el Estado vive de las llamadas nóminas paralelas, una precarización laboral que la Corte Constitucional ha rechazado en sentencias como la C-614 de 2009 o la C-171 de 2012.

Poco se ha reflexionado sobre el impacto que tienen estas nóminas paralelas en el principio de continuidad del servicio público y, en general, sobre la eficacia del aparato estatal. Como consecuencia de las reformas de ajuste estructural de los años 80, la idea de adelgazamiento del Estado se tomó la agenda pública. El Estado, se decía, era un aparato muy grande, costoso en términos fiscales, e ineficiente, la mayoría de las veces cooptado por los sindicatos de empleados públicos. En Colombia, la profesionalización del servicio civil y la consolidación de la carrera administrativa es una tarea pendiente, siempre subordinada a la dinámica política de coyuntura.

La vida del contratista estatal es bien difícil, salvo el círculo de confianza del ministro o director de entidad, que gozan de privilegios en honorarios y continuidad de los contratos, los demás, que son la mayoría, viven pedaleando en las oficinas jurídicas sus contratos y sus prórrogas trimestrales o semestrales, haciendo informes que nadie lee para justificar los pagos, endeudándose para pagar las pólizas, los parafiscales y demás costos de transacción de la contratación. No reciben los beneficios de los empleados, en términos de vacaciones, licencias de maternidad, permisos, bienestar social, horarios de trabajo, afiliación sindical, salud ocupacional, entre otros, y en la práctica, sobre los contratistas descansan los grandes procesos misionales de las entidades con muy poco reconocimiento institucional.

Rafael Pardo desarrolló una importante labor en el ministerio de Trabajo para enfrentar esta realidad, pero hoy este tema no tiene doliente, ni en esa cartera, ni en otras entidades del Estado que deberían ocuparse del asunto, mucho menos en tiempos donde es necesario pagar los favores políticos de la reelección, y donde en época pre electoral en las entidades territoriales, es usual pedirle a los contratistas número de votos para asegurar la continuidad de sus contratos. Esa es la realidad de nuestro Estado.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed