Photo Uribe
Logo Small

Viernes 14 de Diciembre del 2018

La presencia de Hezbollah en Colombia

La presencia del terrorismo islamista en Colombia ha sido año tras año un tema ambiguo y sin menor trascendencia en el país político, sin mayores investigaciones que proporcionen resultados reales por parte de los organismos de seguridad del Estado en este tema. La inmersión de nuestra región en relaciones internacionales con el régimen iraní (padrino económico de Hezbollah) ha permitido que nuestras fronteras se vean afectadas por la circulación de grupos terroristas islamistas. No es casualidad que a finales de 2011 hayamos sido informados del complot narcoterrorista entre el cartel de los Zetas y un agente Iraní, cuyo fin era atentar contra las embajada de Arabia Saudí y su embajador así como la embajada de Israel en Washington; solo gracias a la torpeza de los mismos narcoterroristas el plan pudo ser descubierto, por la confesión de uno de los narcos que según la DEA es una fuente segura'.

 

En abril de 2012 Otto Reich publicaba en la revista Foreign Policy la manera como el gobierno de Ecuador y su política migratoria sirve a grupos terroristas y muy probablemente a los fines de Al Qaeda contra los Estados Unidos, pero que afectarían a todo el hemisferio. Según Reich,  "las estadísticas de su propia Oficina Nacional de Inmigración, en 2006 (antes del cambio en la política) había 92 entradas de los ciudadanos de Pakistán, en 2008 ya eran 178 y en 2010 eran 518, este es un aumento de 550 por ciento en 4 años". Las rutas que estas personas utilizan para entrar a Suramérica son países como Venezuela o Cuba, laxos en su política migratoria respecto de países de Oriente Medio.

 

El problema en la Triple Frontera (Paraguay, Brasil, Argentina) no es menor, allí se concentran integrantes de grupos como Hamas, Hezbollah entre otros de Oriente Medio y Próximo. Mucho se escribe sobre la Triple Frontera pero los resultados en materia de detenciones son pocos y solo los vemos en Brasil, donde regularmente son detenidos ciudadanos musulmanes que adquieren la nacionalidad brasileña y quienes según las autoridades de ese país tienen negocios que no son justificables legalmente.

 

En Colombia el problema es, como hemos mencionado al principio, la ambigüedad sobre este tema. No conocemos mayor información acerca de alguna investigación a profundidad sobre grupos terroristas islamistas o sus financiadores que operen en nuestro suelo, que los hay. Salvo sanciones impuestas por los Estados Unidos a ciudadanos colombo-árabe como ha ocurrido recientemente con la inclusión de varios de ellos en la lista Clinton, los colombianos no sabríamos nada sobre este tema. Un país como Colombia, cuyo día a día desde hace 2 años tiene que ver con terrorismo, pareciera que estamos durmiendo un largo sueño respecto del largo brazo del terrorismo islamista y las consecuencias que puede tener en nuestro país.

 

Que miembros de Hezbollah y Hamas circulen a su gusto por el territorio venezolano ya no es secreto, lo que si esta en un limbo total es la relación que puede haber entre estos y nuestro territorio. Recientemente David S. Cohen (Subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera del Tesoro de los Estados Unidos) acusó al colombo-libanés Ali Mohammad Saleh de coordinar actividades a favor de Hezbollah en Colombia, desde donde según Cohen "se suministra apoyo financiero, material y tecnológico a Hezbollah". Saleh pertenece a la comunidad colombo-árabe residente en la ciudad de Maicao (Guajira).

 

Si bien es cierto que esta comunidad allí asentada durante varias décadas ha sido duramente golpeada por el terrorismo de la FARC y bandas criminales que han acabado con la vida de varios de estos comerciantes, entre ellos ilustres políticos de la zona, también es cierto que del tema de Hezbollah en la frontera con Venezuela no conocemos mayores avances de las autoridades colombianas.

 

El terrorismo se nutre no solo de armamento, también de dinero y de la logística necesaria para fortalecerse. Al parecer la Guajira se ha convertido desde hace varios años en un santuario inexpugnable para nuestras autoridades en este tema. Pero no solo Ali Mohammad Saleh es acusado por las Oficina para el Terrorismo e Inteligencia Financiera de los Estados Unidos, también su hermano  Kassem Mohammad Saleh es acusado por el Subsecretario Cohen de pertenecer a un grupo que dicha oficina ha denominado como "narcotraficantes especialmente designados". Sin embargo al mismo tiempo se conoce que algunos de los acusados por Cohen no viven ni trabajan ya en Maicao, ¿Dónde están?

 

Si las autoridades estadounidenses son quienes nos dan luces sobre este tema, ¿como es que los distintos gobiernos colombianos no han avanzado en una ayuda conjunta que procure esclarecer a que nos estamos exponiendo? La presencia de Los Guardianes de la Revolución iraníes en Venezuela no es casualidad, el temor real es que con la ayuda de células de Hezbollah en Colombia se este planeando un atentado terrorista que afecte los intereses de los Estados Unidos en la región y que por ende también nos lleve a los colombianos a sufrir las consecuencias. Pero hoy, con la creciente influencia iraní en la zona y la nula respuesta de Colombia a los peligros que se cuecen en los países vecinos no parece que vayamos a avanzar en este tema.

 

Es importante recordar que somos los aliados numero uno de los Estados Unidos en la región, que igualmente somos aliados de Israel, lo que nos hace estar en una especie de?'zona de peligro' dados los vecinos que nos rodean y su retórica antiamericana y antisemita. Es igualmente importante tener las alarmas encendidas respecto de lo que persiguen estas células terroristas islamistas en la región. El Canal de Panamá es un punto sensible de la geoestrategia global, así como la frontera México-Americaa,, ¿y Colombia, que hace nuestro país al respecto?

 

 

Pero no son solo los hermanos Saleh los acusados por la Oficina del Subsecretario Cohen. Existe una larga lista de apellidos como Cheaitelli, Fawas, Rahall, todos colombianos de origen libanés acusados entre otros delitos de Lavado de Activos. No es asunto par estigmatizar, es asunto para investigar y actuar. No somos Dinamarca, Finlandia u otro país nórdico que viva en la plena paz para pretender olvidar que estamos en un mundo donde el terrorismo ya no es local, es globalizado. Al punto que ni siquiera los nórdicos se han escapado del terrorismo islamista.

 

* Doctora en Paz, Conflictos y Democracia. Universidad de Granada. Universidad de Sofía.

Otros artículos en Sin Categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed