Photo Uribe
Logo Small

Viernes 15 de Diciembre del 2017

La venganza del petróleo

Publicado en:

El Nuevo Herald  | 

Autor(a): Rosa Townsend  |

Fecha: 14/12/2014

 

Floyd Wilson, presidente de Halcon Resources, es uno de los pioneros de la técnica de extracción de petróleo conocida como fracturación hidráulica (fracking). Foto: George Bridges MCT

Lo que no han podido lograr ni la diplomacia ni las estrategias económicas o militares lo está consiguiendo el petróleo: un nuevo reordenamiento de la geopolítica mundial y, paralelamente, una de las mayores transferencias de riqueza de la historia.

La drástica caída del precio del crudo –un 40% en los últimos seis meses– reduce los ingresos del grupo de países exportadores, entre ellos Rusia y Venezuela, en 1.5 trillones de dólares anuales; que a su vez se transfieren a las arcas de los países consumidores, como China, Japón, Estados Unidos o la Unión Europea.

En este nuevo mapa de redistribución de riqueza EEUU es, de lejos, el gran beneficiado. Y por partida doble, como consumidor y como productor a bajo costo de casi 10 millones de barriles diarios, gracias a la innovadora técnica de fracking (fractura hidráulica). Cantidad que lo sitúa al mismo nivel que Arabia Saudita. ¡Quién lo hubiera dicho hace tan sólo tres años!

El boom de petróleo made in the USA es el principal responsable de la bajada de precios, lo cual le convierte en el país de referencia mundial desplazando a la poderosa OPEP, que desde hacía medio siglo dictaba los precios ajustando oferta y demanda. La cuota de mercado de la OPEP ha descendido al 33% y se puede erosionar bastante más si continúa la sorpresiva y sorprendente “revolución del fracking”.

Ante esa posibilidad, el cartel petrolero ha reaccionado con una táctica más sorprendente todavía. En vez de recurrir al clásico recorte de producción para estabilizar precios se ha lanzado a una guerra suicida: mantener su ritmo de extracción, saturar el mercado y provocar la caída de precio para ver si así se hunden las empresas americanas del fracking. Es como tomarse un veneno y esperar que sea otro el que se muera.

Aparentemente no han leído los informes de la Agencia Internacional de la Energía sobre el petróleo de EEUU, según los cuales sólo un 4% de las nuevas petroleras del fracking se verán afectadas porque son las que necesitan un precio del barril a $80 para financiar sus operaciones (el barril está ahora alrededor de $61). El resto puede darse el lujo de que baje hasta $42.

Mientras que de los 12 miembros de OPEP, salvo Arabia Saudita –que tiene unas reservas de ahorro de $900,000 millones–, las economías de los demás se verán seriamente impactadas, en particular Venezuela, que depende del petróleo para sobrevivir y ya ha perdido el 35% de sus ingresos y la inflación se ha disparado al 63%.

Aún peor es la situación de Rusia, que financia la mitad de su presupuesto nacional con la venta de petróleo y este año va a perder $100,000 millones. Por eso Putin ya está preparando a la población para tiempos difíciles. “Es catastrófico” advirtió en su última alocución al país. La economía rusa ha entrado en recesión y el rublo ha caído un 38% frente al dólar. ¿Qué va a hacer ahora Putin con sus planes de expansionismo imperialista? ¿Le van a abandonar los oligarcas petroleros, o sea, la cleptocracia que le ha mantenido en el poder?

Retroceder en sus ambiciones y resignarse a perder su capacidad de influencia internacional no parecen estar en el manual político putinesco. Es más previsible que recurra a la confrontación como ha venido haciendo. Además, curiosamente ése es un patrón habitual en muchos países petroleros, según varios expertos que han analizado la correlación entre belicosidad y petróleo. Uno de ellos, el profesor Hendrix Cullen, de la Universidad de Denver, explica que “los países exportadores tienden a ser un 30% más propensos a involucrarse en disputas, sean militares o no”.

Hay otra trágica correlación y es que el petróleo financia en muchos países la maquinaria corrupta y represiva. Ejemplos sobran. Además de los ya mencionados estarían en la lista Irak, Libia, Angola, Nigeria, Monarquías del Golfo, etc.

Y por supuesto Irán, que es el otro gran perdedor de la caída del crudo. El 60% de su presupuesto procede de las exportaciones y para equilibrarlo necesita que el barril suba a $142. Esa y no las sanciones es la principal causa de la dura recesión económica que atraviesa. E incluso un levantamiento de las sanciones sería un arma de doble filo, porque su regreso a los mercados de petróleo impulsaría los precios a la baja.

En contraste con estos golpes económicos a adversarios de EEUU (cuando no enemigos), este país ha logrado un grado de independencia energética que le hace mucho menos vulnerable –política, económica y militarmente– y cambia las reglas del juego geopolítico internacional. Los otros dos grandes beneficiados que podrían hacerle sombra, China y la Unión Europea, atraviesan por dificultades económicas y carecen de autosuficiencia energética.

Las implicaciones son enormes y casi todas positivas para el futuro. La balanza de poder global comienza a inclinarse de nuevo, fuerte y favorablemente, hacia EEUU.

Para empezar, la economía recibirá una inyección anual de $230,000 millones, si se mantiene el precio del crudo actual. Los beneficios repercutirán en los bolsillos de todos nosotros. Sólo la bajada de la gasolina equivale a un 2% de aumento de salario. Vayan abriendo el champán.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

pachohombre

14/12/2014 8:17 AM

No se le debe desear mal a nadie,pero tengo un fresquito con la situacion de los regimenes dictatoriales y corruptos,que dependen del petroleo,no es nada raro que en pocos meses caigan y se restituya la democracia y la trasparencia,para que esos pueblos se reconstruyan y se inicie una era de progreso,ademas contribuye el cambio a la paz ya que Rusia,Iran,Venezuela son patrocinadores de grupos terroristas en muchos paises del mundo,en el caso nuestro ELN Y FARC,son patrocinadas por el castrochavismo venezolano.Desgraciadamente la mermelada Santista corrompio a los Politicos,los comunicadores,la Iglesia,ymuchos industriales que se vendieron y ahora andan arrepentidos,por haberse equivocado y estan pagando sus errores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido