Photo Uribe
Logo Small

Lunes 11 de Diciembre del 2017

Las Víctimas de las Farc

Publicado en:

Fcppc  | 

Autor(a): José Félix Lafaurie  |

Fecha: 04/07/2014

 

Mientras escribo estas líneas, en un foro de víctimas de las Farc, el jefe negociador del Gobierno insistía en que el eje de la negociación en La Habana son las víctimas. No obstante, la presencia del Gobierno estuvo llena de condiciones que pretendían silenciar su posición ante la opinión pública. Se pidió el retiro de una pancarta con el lema de foro: “Las víctimas de las Farc no quieren propuestas sino respuestas”, y se exigió también el retiro de los medios cuando hicieran sus preguntas a las Farc y al Gobierno –que de eso se trataba la reunión–. Finalmente, tales condiciones, a mi juicio irrespetuosas con la dignidad de las víctimas, fueron vencidas por la entereza de las que allí estaban presentes.

¿Por qué siento entonces, que en el tema de víctimas el Gobierno insiste en darle a las Farc un protagonismo que no corresponde a su condición de victimarios, terroristas y narcotraficantes; que se entrega demasiado, bajo la amenaza extorsiva –y paradójica– de no seguir produciendo más víctimas?

Si no fuera así, el Gobierno, que había sostenido que solo habría una Comisión de la Verdad una vez firmados los acuerdos –y nada más–, volvió a ceder y aceptó la exigencia de una Comisión de esclarecimiento del origen del conflicto, que solo busca socializar la responsabilidad. Para las Farc, sus víctimas se justifican como efecto colateral de un conflicto del que no son responsables; para ellas, toda la sociedad colombiana de los últimos setenta años es responsable de todas las víctimas, y es en ese contexto que reconocen su propia responsabilidad, un gesto vacío que el Gobierno ha querido vender como histórico.

Por esa misma razón, la negociación sobre víctimas con las Farc no se ha limitado, como debiera, a las causadas por ese grupo ilegal durante medio siglo, sino que La Habana, abrió las puertas a todas las víctimas de la violencia multiforme del país. ¿Acaso estamos negociando con todos los actores del conflicto? ¿Acaso el Gobierno no ha aceptado ya sus propias responsabilidades ante el país y la justicia internacional inclusive? ¿Acaso no hay miles de agentes del Estado sometidos –ellos sí– a la justicia colombiana, muchos de ellos injustamente? ¿Acaso no existe ya una Ley de Justicia y Paz, y otra de víctimas y restitución que, como reiteró De la Calle, no discrimina en victimarios?

Sin desconocer a otras víctimas, ha llegado la hora en que las Farc deben reconocer expresamente las suyas, deben individualizar su responsabilidad y asumirla ante el país. Las víctimas están dispuestas al perdón –unas más, otras menos–, pero los victimarios deben bajarse de su arrogancia para pedirles perdón, decirles la verdad, acudir a su reparación y someterse a una generosa justicia transicional.

Es el turno de las víctimas de las Farc. Por eso el cuestionamiento a los Foros exigidos sibilinamente por ese grupo narcoterrorista y aceptados sin reparo por el Gobierno. Cuatro eventos de dos días cada uno, con un total de 2.400 participantes, el 30% de los cuales ni siquiera son víctimas, sino partidos políticos, movimientos sindicales y hasta organizaciones ambientalistas, un verdadero laberinto en el que se percibe una tendencia a privilegiar a las víctimas de los agentes del Estado y los paramilitares, un laberinto en que están literalmente refundidas las víctimas de la guerrilla.

De esa torre de Babel saldrán propuestas para La Habana, pero, como se lo dijeron al Gobierno con valentía, las víctimas de las Farc se resisten a ser invisibilizadas en ese laberinto. Las víctimas de las Farc no quieren propuestas sino respuestas. Así de sencillo.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido