Jueves 23 de Noviembre del 2017

Los victimistas

Publicado en:

Fcppc  | 

Autor(a): José Félix Lafaurie  |

Fecha: 29/08/2014

 

“Ese no es víctima de nadie…”. Con ese tono despectivo se refirió el pacifista del momento, alías Jesús Santrich, al General Luis Mendieta, en entrevista por televisión con Rodrigo Pardo; y se atrevió a advertir que lo importantes es “…que no se nos cuelen los victimistas, aquellos que se disfrazan de víctimas –como Mendieta– y colocan responsabilidades en quienes no las tienen”.

Así pues, para las Farc, Luis Herlindo Mendieta Ovalle, secuestrado en 1998 y rescatado por el Ejército en 2010, con doce años de secuestro en condiciones de ignominia; el mismo que, según sus propias palabras, tuvo que arrastrarse en el barro para hacer sus necesidades fisiológicas, con la cadena y el candado atados al cuello; el mismo que sufrió de paludismo y múltiples enfermedades; el mismo que, en castigo, fue atado a un palo y encadenado al cuello; ese mismo general Mendieta no ha sido víctima de nadie, sino que se disfraza y, desde su imaginación trastornada, le asigna a las Farc una responsabilidad que no tienen en su victimización.

Santrich remata diciendo que Mendieta, simplemente, “hace parte de la confrontación y es prisionero de guerra”, como cientos de guerrilleros secuestrados –ellos sí– en las cárceles en condiciones de hacinamiento, aclarando, por si fuera poco su cinismo, que “en los sitios nuestros no hay hacinamiento”. Mejor dicho, el general les salió a deber por sus cómodas y respetuosas condiciones de reclusión. Como si los colombianos no hubiéramos visto las denigrantes jaulas que nos recordaron los campos nazis de concentración y contribuyeron a motivar las masivas manifestaciones de rechazo a las Farc en febrero de 2008.

Que para las Farc los secuestrados de la Fuerza Pública sean prisioneros de guerra, vaya y venga, pero que lo sean para el Gobierno no es asunto de poca monta y está en la base de la ilegitimidad de esas negociaciones. No olvidemos que la Universidad Nacional vetó al general Mendieta como víctima, y que el presidente dijo expresamente que "estamos en guerra, pero la guerra es entre combatientes”.

Las palabras traicionan. Si, por ejemplo, hablamos de “guerra” contra el sobrepeso, todo el mundo sabe de qué se trata, pero si nos referimos a la primera acepción del diccionario, es decir, a lucha armada entre dos bandos, a guerra y a combatientes, como hizo el presidente, ya no cabe el sentido figurado. Estamos hablando de un bando legítimo y de otro que aspira a serlo. Estamos hablando de imponer uno u otro modelo de sociedad y de país.

Por ello, quienes niegan la existencia de un conflicto interno no lo hacen porque sean absurdamente ciegos a la situación de violencia del país, sino porque tienen claridad sobre la naturaleza de esa violencia y no encuentran razón para otorgarle condición de beligerancia a las Farc y, menos aún, de altos deliberantes en unas negociaciones que no deberían ir más allá de las condiciones de verdad, justicia transicional y reparación exigibles para su reinserción a la sociedad. ¿Hay violencia narcotraficante?: SÍ. ¿El gobierno colombiano está en guerra declarada contra las Farc?: NO. Si así fuera, el general Mendieta y todos los secuestrados de la Fuerza Pública serían efectivamente prisioneros de guerra. Y lo más grave, los guerrilleros en la cárcel también lo serían.

Nota bene. El soldado Johan Burbano murió el pasado lunes en un enfrentamiento con las Farc. Al día siguiente murió su hermano, el cabo Albín Enrique Burbano, al pisar una mina. En dos días, una humilde familia perdió dos hijos militares, pero sus padres no son víctimas, sino victimistas, es decir, disfrazados.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Juan Oliveros Simanca

30/08/2014 5:42 AM

Estos tipos de las Farc no son humanos. Perdieron la luz de la conciencia hace ratos. La verdad no les hace mella como a cualquier vecino. Su conversión a la buena conciencia, solo se ve en películas, como en El Capo.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido