Photo Uribe
Logo Small

Domingo 16 de Diciembre del 2018

Mensaje al ministro Cristo

Publicado en:

El Tiempo  | 

Autor(a): Carlos Holmes Trujillo  |

Fecha: 03/05/2015

 

Foto :diarioadn.co

Lo que se busca es que el país reciba el mensaje de que el crimen no paga.

Hace pocos días, a raíz de la ola de indignación que se levantó en Colombia por la masacre de miembros de nuestro Ejército a manos de las Farc, respondí algunas afirmaciones suyas que coinciden con las que hace Laura Gil en su columna de este diario.

En esencia, señalan que defender la necesidad del cese unilateral del fuego y hostilidades de esa organización, con concentración y verificación capaz y experimentada, al igual que abogar por la paz sin impunidad y la entrega real de las armas de las Farc, además de otras condiciones, es buscar que se le ponga fin a la mesa de conversaciones en La Habana.

No es así.

La historia de los procesos de paz en Colombia y el tremendo impacto sobre la opinión de hechos recientes de terrorismo cometidos por las Farc evidencian que se requieren determinadas condiciones para construirles respaldo social y, por lo tanto, viabilidad a los diálogos, y sostenibilidad jurídica y política a lo que finalmente se acuerde.

Pedir que las Farc dejen de cometer crímenes y se verifique que no los están cometiendo, lo cual se facilita mediante la concentración, es para hacer posible que se sigan adelantando las conversaciones, en lugar de obedecer al propósito de acabar con ellas.

De lo que se trata es de evitar que el presidente Santos se vea obligado, tal como les sucedió a los expresidentes Gaviria y Pastrana, a pararse de la mesa.

Si usted repasa la reacción de los colombianos frente al secuestro del general Alzate y la masacre de los soldados, no le será difícil concluir que, en el caso de que las cosas sigan como van, el final puede ser similar a los casos que he recordado.

Tenga, además, presente que ahora el Gobierno está reclamando el cumplimiento del cese unilateral que anunciaron y violaron las Farc; este grupo volvió a señalar su voluntad de hacerlo con verificación, y que ese ha sido el reclamo fundamental del Centro Democrático.

Resultaría, por ello, muy productivo que personas con gran capacidad de análisis, como la que tiene, por ejemplo, Laura Gil, fueran convocadas a estudiar la posibilidad de que alrededor del punto de la construcción de un mecanismo de verificación sólido, que les dé seguridad a los colombianos y a las Farc, sea factible encontrar caminos que le garanticen a la mesa de La Habana el apoyo que requiere.

Algo similar ocurre con el reclamo de que haya paz sin impunidad.

Este no es el momento de cabalgar sobre la división inexistente entre amigos y enemigos de la paz, con la cual se polarizó al país con propósitos electorales. Esa es una equivocación que debe ser corregida.

Lo que se busca con la posición antes mencionada es que el país reciba el mensaje de que el crimen no paga y que los acuerdos que se firmen sean sostenibles tanto jurídica como políticamente.

En esta materia, creo que lo que ha estado diciendo el presidente Santos, las recientes declaraciones del expresidente Uribe y la importancia fundamental del tema deben llevarnos a construir una posición común, con el fin de enfrentar la arrogancia de las Farc, que, en realidad, buscan impunidad total.

En resumen, tenga la seguridad de que abogar por que no se repitan los errores del pasado, creyendo que puede mantenerse una mesa de conversaciones en medio de las balas, por la sostenibilidad de los acuerdos, encontrando el necesario balance entre justicia y paz que evite la impunidad, y por dar pasos que permitan edificar, con base en evidentes coincidencias de hecho, puntos de acuerdo sobre aspectos fundamentales, es a favor de la paz, no contra ella.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed