Domingo 24 de Septiembre del 2017

¡Peligro Paraguay!
 

El 19 de agosto de 2013 escribí un artículo que comenzaba así: “El 15 de Agosto juró ante el pueblo paraguayo Horacio Cartes Jara, como nuevo Presidente del país Guaraní. Cartes, es un próspero empresario, lo que sin duda ha marcado su estilo y su ideología hacia una política democrática de progreso y oportunidades, así lo ha manifestado durante toda su campaña electoral. Una de sus primeras acciones en ese sentido, la de no haber invitado a su ceremonia de posesión a Nicolás Maduro por considerarlo ilegítimo gobernante del pueblo venezolano, ratifica su promesa y confirma la posición que éste marca para el Paraguay en la geopolítica. Esta primera postura tomada por Cartes, en cuanto a las relaciones exteriores de su Gobierno, ha sonado como un relámpago cargado de luminosidad ante la comunidad internacional, y enciende un faro en la mitad de Sudamérica hacia la ruta de los principios democráticos que deben restablecerse en algunos países de la región y fortalecerse en otros”. El título del artículo era “Cartes una tendencia importante”.

Hace pocos días, en noviembre de 2014, Cartes visitó a Rafael Correa discípulo-sucesor y mejor amigo del difunto Hugo Chávez. Cartes regresó al Paraguay y en rueda de prensa calificó como “histórico” aquel encuentro, además dijo que Ecuador está muy adelantado en temas de “seguridad”, que buscará asesoramiento de Correa en ese tema. El diario incautado-estatal El Telégrafo de Ecuador publicó un titular con las palabras de Cartes “Estamos siguiendo, por convicción, los mismos pasos que ustedes ya dieron antes” refiriéndose al gobierno de Rafael Correa. Esto contrasta con una de las primeras actuaciones de Cartes como Presidente, cuando éste decidió no invitar a su posesión a Nicolás Maduro por considerarlo “ilegítimo y dictatorial”. Correa, al igual que Maduro, promueve el mismo modelo, viene  de la misma cepa y van hacia el mismo rumbo. Esta nueva posición del Presidente paraguayo hacia el Castro-chavismo, decepciona pero no sorprende, sin duda Cartes no sabe, o está obviando que el gobierno de Ecuador se ha destacado por haber cometido graves y constantes violaciones a los derechos humanos, contra la libertad de prensa y contra la vida, que es un gobierno criminal, totalitario, antidemocrático y que los ciudadanos ecuatorianos sufrimos una dictadura de persecuciones y falta de garantías judiciales. Cartes, el empresario presidente, ha buscado el asesoramiento de Correa según él para temas de tecnología, seguridad etc. Es como si Rockefeller hubiera buscado asesoramiento en el gobierno de Stalin, un imposible que hoy parece estar sucediendo. Pero ¿por qué de entre todos los gobiernos del mundo Cartes escogió el de Correa? La explicación podría estar en que Correa ha desarrollado un singular método de seducción a nuevos gobernantes, sus grupos diplomáticos son expertos en manejar información fabricada y falaz sobre las realidades y estadísticas ecuatorianas, se presentan ante gobiernos incautos quienes se convencen del falso “modelo exitoso” y “humanismo” de Correa, y en medio de la ensalada y los cocteles los seducen con la posibilidad de replicar el modelo que le ha permitido a Correa “ganar” varias elecciones y mantener una supuesta constante “aceptación”, quedando convencidos de que quien adopte también este modelo se garantizará reelección y permanencia indefinida en el poder; ese es el verdadero fondo. Esta posibilidad seductora, hace que a algunos gobernantes no les importe observar el lado tétrico de la historia que no les muestra la diplomacia expansionista del correato, y que contiene políticas antidemocráticas que de ser replicadas le costará mucho dolor a la sociedad paraguaya. Lo que no sabe Carter es que el gobierno de Correa no ha sabido generar trabajo ni ingresos, que nuestro país tiene una inversión extranjera muy pobre, que la mayoría de los empresarios del mundo han decidido no apostarle al Ecuador, que Correa ha tenido, debido al alto precio del petróleo, diez veces más dinero que los diez gobiernos anteriores juntos, que las obras de infraestructura que a él le han hecho ver tienen los sobre precios más altos de la historia y que la corrupción del gobierno de Correa ha sobrepasado toda referencia histórica y campea protegida por la impunidad de las cortes y los entes de control soslayados al absolutismo gobernante, Cartes tampoco sabe que este gobierno manda a secuestrar y a asesinar a sus opositores, no sabe de las tenebrosas historias de persecución, asesinatos y desapariciones que vivimos los ecuatorianos, ni que las verdaderas encuestas dan cuenta de que el pueblo ecuatoriano ya se cansó de tanta falacia, doble moral, ignominia, corrupción y criminalidad gubernamental. Puede ser que Cartes aún no sepa realmente con qué tipo de gobierno se ha sentado a la mesa; pero sus equipos diplomáticos, aquellos que fueron los primeros seducidos, ellos si debieron saberlo. Sino rectifican la ruta, serán nefastas las consecuencias del error, mientras tanto, ese “faro en la mitad de Sudamérica hacia la ruta de los principios democráticos” a los que me referí en mi artículo de 2013, parece se está apagando; ojalá Cartes no deje o no haya dejado de ser: “Una tendencia importante”.

Pongo mi experiencia propia en conocimiento de los ciudadanos paraguayos en el siguiente video, hagan sus propias conclusiones y adviértanle a Horacio Cartes:

https://www.you…

Fernando Balda

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Columnista de:

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, (Colombia)

Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (Venezuela), Red Digital TV,

(Venezuela) Venezuela Awareness (Venezuela) Nicaragua Hoy (Nicaragua), y varios medios internacionales más.

Twitter: @fernandobalda

Otros artículos en

Nota Editorial

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido