Campaña Santos 2010: “todo se manejaba directamente por la Fundación Buen Gobierno”, senador José Obdulio Gaviria

Fuente: http://pensamientocolombia.org/campana-santos-2010-todo-se-manejaba-directamente-por-la-fundacion-buen-gobierno-senador-jose-obdulio-gaviria/

Autor: Actualidad

Fecha: 10/03/2017

El manejo económico y financiero de la campaña a la presidencia de Juan Manuel Santos en el 2010 fue manejada directamente desde la Fundación Buen Gobierno y no desde la entraña de la campaña política.

Así lo confirmó este viernes el senador José Obdulio Gaviria, quien en entrevista con La W Radio, explicó que cuando la campaña de Santos comenzó a tomar fuerza en la primera vuelta, los más acérrimos uribistas fueron echados de la misma.

En su diálogo, el senador Gaviria aseguró que al interior de la Fundación Buen Gobierno eran muy importantes los papeles JJ Rendón, Germán Chica y Juan Mesa, entre otros, ya que era en esa ONG donde se manejó todo lo que tenía que ver con lo financiero y económico.

Al ser cuestionado sobre su eventual conocimiento de los presuntos aportes de la multinacional Odebrecht a la campaña, el senador Gaviria enfatizó que “nunca en el caso mío. Recuerde eso porque Odebrecht ya era muy protagonista en la vida colombiana, ya incluso había corrompido a un funcionario del gobierno del presidente Uribe, el presidente Uribe lo ha lamentado y lo ha denunciado, evidentemente estaba en esas lides”.

Finalmente, aseguró que el uribismo le cabe toda la responsabilidad política de esa campaña, porque fueron ellos los que lanzaron y pusieron en la presidencia a Juan Manuel Santos en 2010.

La siguiente es la entrevista del senador José Obdulio Gaviria en La W Radio:

La W: ¿A usted no le parece que el Zar Anticorrupción debería rectificar o aclarar la rectificación que les hizo a ustedes cuando se conoció la primera rueda de prensa, que tanto le molesta al doctor Enciso, con el tema de Odebrecht y Roberto Prieto?

José Obdulio Gaviria: Nunca hubo oficina anticorrupción en gobierno de Santos. Había un activista antioposición y le quiero recordar lo siguiente, su afirmación fue más o menos esta: "El Fiscal General de la Nación es un títere del jefe de la oposición, Álvaro Uribe Vélez", esa fue la esencia de su afirmación. Obviamente es absurda.

W: Vamos a la campaña de 2010, porque ya le confesó a La W María Fernanda Valencia, pues no confesó, sino que contó la verdad, ella y su esposo tienen una reconocida firma de impresión y en el año 2010 la campaña le encargó unos afiches y cuando pasaron la cuenta, la cuenta la pagó Odebrecht en Panamá de esos afiches. Usted hacía parte de esa campaña en el 2010, cuéntenos un poco si usted tuvo información o cuál es su opinión sobre este nuevo episodio de Odebrecht en la campaña de 2010.

JOG: Yo fui parte de la campaña hasta cierto momento, porque dijéramos cuando se consolidó, sobre todo, en primera vuelta la fuerza del uribismo representado por Santos, entonces los más reconocidos uribistas fuimos desplazados, casi que echados de la campaña, en aquella época tenía una columna de prensa y tenía un programa en Cable Noticias y recuerdo muy bien que, de un momento a otro, Santos declaró que yo no hacía parte de la campaña. Ahí había mucho esoterismo. Eso se manejaba realmente en una la sede de una organización llamada 'Buen Gobierno'. Los personajes, yo inclusive no los conocía, yo no sabía quién era un Sardi, quién era una señora que hoy está en el ICBF, era muy importante  el papel de JJ Rendón, muy importante el papel del señor Germán Chica, Juan Mesa, etc., etc. Pero realmente todo lo administrativo, como todo el tema económico y financiero, me consta, terminó siendo manejado -no desde una campaña política- sino desde una ONG llamada Buen Gobierno, controlada directamente por el señor Santos, a través de Juan Mesa.

W: Senador, pero con nombre y apellido, ¿quién en esa campaña tenía injerencia sobre las donaciones que llegaban a la campaña?

JOG: Santos directamente, me consta. Yo doy testimonio. Amigos míos, muy importantes, ricos con toda legitimidad que querían aportar, me llamaban a mí y yo se los trasladaba directamente a Santos, y no voy a dar nombres porque no quiero poner en problemas a gente decente y que lo hacía legítimamente como una contribución política, pero después me puse a mirar, a cruzar información de las personas que me habían dicho querían contribuir, y seguramente contribuyeron, y no aparecieron en los listados de donantes. Eso todo se manejaba directamente por Fundación Buen Gobierno, y recuerdo mucho a esas dos personas: Juan Mesa y Prieto. 

W: En alguna de las muchas reuniones que sostuvieron los diferentes cuadros directivos de esa campaña se mencionó, en algún momento, el nombre de Odebrecht?

JOG: Nunca en el caso mío. Recuerde eso porque Odebrecht ya era muy protagonista en la vida colombiana, ya incluso había corrompido a un funcionario del gobierno del presidente Uribe, el presidente Uribe lo ha lamentado y lo ha denunciado, evidentemente estaba en esas lides. Y muchas otras empresas serias, importantes, que seguramente no son corruptas estaban contribuyendo a la campaña y lo hacían con todo el entusiasmo porque creían que era la continuidad de la política de seguridad democrática del presidente Uribe que iba a gobernar a Colombia.

W: Senador, en el terreno de la autocrítica ¿qué responsabilidad política cree usted que le cabe al uribismo de comprobarse que ingresaron estos 400.000 dólares a la campaña del presidente Santos en el año 2010, pues teniendo en cuenta que él era su candidato en ese momento?

JOG: Toda la responsabilidad porque nosotros fuimos los que nominamos y elegimos a Santos. Y la reconocemos, pedimos perdón a Colombia y decimos que eso hay que corregirlo y fundamentalmente con una revolución contra la corrupción, una revolución que incluya la Procuraduría, estoy muy contento con trabajo de la Fiscalía; yo llamo al doctor Robledo, de la oposición del Polo Democrático, a que no sabotee la acción de la Fiscalía; me parece que el Procurador General de la Nación tiene toda la intención de combatir la corrupción y la revolución que tenemos que hacer en la justicia es absoluta y total.

Miren ustedes lo que pasó ayer, nos citan al Senado de la República, yo me negué a ir, para que aceptemos la renuncia de un miembro del Consejo Superior de la Judicatura que quiere aspirar a Senado o Cámara. Eso es una cosa absolutamente inaceptable y demuestra cómo hay una colusión absoluta  entre corrupción política y la corrupción judicial.