La lengua del impoluto

La lengua del impoluto

Fuente: 

http://pensamientocolombia.org/la-lengua-del-impoluto/

Autor: Andrés Saavedra Luna

Fecha:  10/11/2017

Hay un dicho que dice “el pez muere por su boca”. A Juan Manuel Santos su boca, su lengua, lo ha dejado al desnudo en múltiples ocasiones, permitiendo entrever lo mitómano de su personalidad. Son numerosas las veces que el presidente Santos le ha vendido al país una verdad no tan verdad, que luego, con el pasar de las semanas o meses, sale a flote lo que en realidad estaba tratando de ocultar.
A Santos le es fácil llenarse la boca de pomposas frases y repetir una y otra vez que “ningún gobierno antes en la historia” se había comprometido con aquello, o que “ningún gobierno antes en la historia” había hecho tal obra. Efectivamente Santos sí está haciendo historia, pero como uno de los más incompetentes y mentirosos gobiernos; aunque historia al fin y al cabo.

Quiero recordar esta frase pronunciada por Santos: “en mi Gobierno no ha habido un solo funcionario cuestionado” (https://www.ele…). Aquí Santos hacía referencia a los temas de corrupción, y afirmaba también que “desde el primer día nos propusimos establecer procedimientos que le dieran confianza a la gente, confianza en que los recursos públicos se están invirtiendo bien, y que las licitaciones se están adelantando con toda la transparencia posible”. Con estas aseveraciones, entre otras, Santos posaba como el adalid de la transparencia, nada más falaz que eso.

Hoy conocemos algunas verdades, como por ejemplo: uno, que hubo dineros de Odebrecht en sus campañas de 2010 y 2014. Dos, que sus ex ministras Parody y Álvarez están envueltas en el escándalo de corrupción relacionado con la vía Ocaña-Gamarra. Tres, que su gerente de campaña, Roberto Prieto, ha sido beneficiado con millonarios contratos dada su amistad con el presidente. Cuatro, los vigorosos convenios otorgados a las esposas de sus Ministros. Cinco, las recientes denuncias sobre los irregulares manejos por parte de Alfonso Prada durante su paso por el Sena. Seis, las denuncias sobre la presión que ejerce Prada como actual Secretario General de presidencia sobre los Ministros y directores de entidades para que contraten a sus amigos y/o familiares de sus amigos. Siete, su vínculo con las juntas directivas de dos sociedades en el paraíso fiscal de Barbados, escándalo conocido como Paradise Papers. Esos poquitos hechos de corrupción solo a manera de ejemplo.

Lo cierto es, que este gobierno vanidoso y mentirosito está agonizando, con sus últimos días en el poder comienzan a aparecer denuncias; y aún las que faltan. Con seguridad una vez Santos deje la Casa de Nariño saldrán a relucir muchos otros casos de corrupción, de magnitudes nunca antes vistas, y más de un funcionario tendrá que rendir cuentas ante los organismos competentes. Hay muchas dudas, muchas preguntas que con seguridad tendrán claridad y respuesta, ya que entre el cielo y la tierra nada queda oculto, señor presidente.