FCPPC - Vista de Impresión

Enlace: 

http://pensamientocolombia.org/campana-por-las-victimas/

Autor: Margarita Restrepo

Fecha: 19/12/2017

Empezamos la campaña política con todo el entusiasmo posible. Someteré mi nombre al escrutinio del pueblo antioqueño, ese mismo que hace 4 años me concedió el honor de representarlo en el Congreso de la República como congresista por el Centro Democrático.

Centraremos nuestra campaña en la defensa de los postulados uribistas, enarbolando las tesis de la Seguridad Democrática, la confianza inversionista, el diálogo popular, la cohesión social y propendiendo porque que el próximo gobierno del Centro Democrático vuelva por los caminos del Estado austero que vimos durante los dos gobiernos del presidente Uribe.

Desde la Cámara de Representantes he librado una fuerte batalla en defensa de la niñez colombiana, particularmente de los miles de menores que fueron reclutados forzosamente por estructuras delincuenciales como las Farc.

Es inadmisible que esa banda terroristas que hoy posa de partido político, no haya liberado a la totalidad de los niños que tiene en su poder. Las Farc tuvieron como política el reclutamiento forzado y sistemático de menores de edad.

La semana pasada, nos estremecimos oyendo los relatos de las integrantes de la “Corporación Rosa Blanca”, mujeres que fueron llevadas a los campamentos criminales de las Farc siendo unas niñitas. Fueron violadas, embarazadas y obligadas a abortar contra su propia voluntad.

Los cabecillas de las Farc, esos mismos que ahora figuran como líderes del partido político al que Santos le regaló curules en el congreso, son autores intelectuales y materiales de uno de los delitos más graves que pueda cometer el ser humano: la esclavitud sexual.

Todas esas víctimas, cuya voz ha sido silenciada por el gobierno, su dolor despreciado por las Farc y su testimonio desoído por los dirigentes políticos que prefirieron la “mermelada” a la caridad humana, merecen un lugar destacado en la Colombia que empezaremos a construir el próximo 7 de agosto, cuando el CD asuma el poder presidencial en nuestro país.

Vamos a hacer una campaña política, ubicando a las víctimas reales de las Farc en el centro. Continuaremos luchando porque sus derechos sean reivindicados, porque sus victimarios paguen por el dolor y sufrimiento que les causaron.

Esta columna es la última que publico antes de la Navidad. Por eso, quiero valerme de este espacio para transmitirles un mensaje de afecto a todos. Al uribismo, un abrazo fraterno, recordándoles que tenemos que trabajar mancomunadamente para lograr los objetivos que nos hemos trazado para el año entrante.

La campaña será exitosa en tanto estemos unidos, concentrados en los que nos es común. Somos el partido más respetado de Colombia y aquello, además de enorgullecernos, nos asigna una mayor responsabilidad. No podemos ser inferiores a las esperanzas que millones de ciudadanos han depositado en nosotros.