Las acciones terroristas ocurrieron este martes en los caseríos La Pesquera y Las Bancas, que hacen parte del municipio de Arauquita.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, uno de los mayores de Colombia, fue blanco de dos nuevos atentados perpetrados por desconocidos en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, informó la compañía estatal.

Las acciones terroristas ocurrieron este martes en los caseríos La Pesquera y Las Bancas, que hacen parte del municipio de Arauquita, y no dejaron personas afectadas ni cuerpos de agua contaminados, detalló la información.

Con estos dos atentados ya son tres los que se registran en los primeros ocho días de este año contra el oleoducto que transporta hasta el puerto caribeño de Coveñas crudo extraído de los campos de Caño Limón.

El primer atentado de este año ocurrió el pasado 5 de enero en la vereda (aldea) de Campo Giles del municipio de Tibú, en el departamento de Norte de Santander.

En “el primero de los eventos se registró un derrame de hidrocarburo que quedó contenido en el propio cráter de la explosión. En el otro no se presentó derrame”, añadió Ecopetrol.

Para atender la situación fue enviado personal especializado a la zona de los atentados. Aunque no se ha confirmado la autoría del ataque, en el departamento de Arauca hace presencia el Eln, que ya atentó en el pasado contra este tipo de infraestructuras.

La estatal petrolera aseguró que el año pasado se registraron 89 atentados contra el oleoducto en los departamentos de Norte de Santander, Arauca y Boyacá.

En 2017, el Eln perpetró 62 atentados contra el Caño Limón-Coveñas que tuvieron como consecuencia más de 20.000 barriles de crudo derramados, según datos difundidos por la Procuraduría General de la Nación el pasado marzo.