Este miércoles, Ecopetrol confirmó afectaciones al oleoducto en el departamento de Arauca. El alto Comisionado para la Paz le recordó al grupo guerrillero que 321.000 colombianos son dueños de la empresa petrolera.

En los primeros días de 2019 se han reportado tres ataques al oleoducto Caño Limón-Coveñas, de los cuales dos ocurrieron el pasado miércoles en Arauca, según informó Ecopetrol. El alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, rechazó los hechos y señaló al Eln como el presunto responsable.

“Es muy importante recordarle al Eln que cada vez que ataca al oleoducto afecta, no solamente al medio ambiente, sino a la economía de 321.000 colombianos accionistas de Ecopetrol y a cinco fondos de pensiones”, puntualizó.

A su vez, le pidió a los colombianos rechazar estos ataques que perjudican enormemente a los ecosistemas y a los ciudadanos. “El oleoducto es un bien del Estado y no de la comunidad internacional”, recordó.

Suspender este accionar es, precisamente, una de las condiciones que ha instaurado el Gobierno para reanudar una negociación con el Eln. Le suman, además, el cese a actividades de secuestro y reclutamiento de menores.

“El Gobierno y el presidente Duque ha sido muy claro de que no se puede iniciar un diálogo y un espacio para buscar la paz permanente y verdadera si uno de los actores sigue violando uno de los derechos fundamentales de la humanidad que es la libertad personal”, comentó Ceballos.

Sin embargo, el alto Comisionado reiteró la voluntad del Gobierno que se ve materializada en la instrucción de suspender las órdenes de captura contra los miembros negociadores del Eln que se encuentran en La Habana ante una posible reanudación de los diálogos. Sin embargo, advirtió que el Estado no puede renunciar a esas condiciones porque desconocería el acuerdo implementado con las Farc.

“Yo creo que es importante que, tanto en la sociedad civil como los organismos del Estado, nos acompañen en ese llamado a que, para poder hacer un espacio de diálogo viable, nosotros necesitamos pasar una página que ya se pasó con las Farc y es la renuncia definitiva al secuestro y a los años de criminalidad”, manifestó el funcionario.

Por otro lado, el alto Comisionado aseguró que el Gobierno sigue a la espera de una respuesta de Venezuela sobre la supuesta presencia del grupo guerrillero en territorio del vecino país. “Una vez eso sea claro, nosotros tendremos que tomar medidas ante el sistema internacional, concretamente ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y Naciones Unidas. En caso de que esa respuesta no se dé, acudiremos a los organismos internacionales”.

Ceballos viajó en los pasados días a Arauca para reunirse con el gobernador y alcaldes de los municipios del departamento. En conjunto están evaluando la situación de asesinatos a líderes sociales y el reclutamiento de menores y venezolanos en la zona fronteriza.