A esa decisión se sumaron también Suecia, Austria y Portugal, tras cumplirse el plazo de ocho días que le habían dado a Nicolás Maduro para convocar a nueva elecciones.

Seis países de la Unión Europea (UE): España, Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia y Austria, reconocieron al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como mandatario de ese país, hasta la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales. La decisión se toma tras cumplirse el ultimátum de ocho días que Madrid, París y Berlín le dieron al presidente venezolano, Nicolás Maduro, para convocar elecciones libres y democráticas, a la cual se sumaron Londres, Estocolmo y Viena.

La fórmula y el formato elegidos por cada Gobierno para hacerlo han sido variados: presidente “encargado”, “interino” o “constitucional interino”, con anuncios en sede oficial, a través de los medios de comunicación o las redes sociales.

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que reconoce oficialmente a Guaidó, como “presidente encargado” de Venezuela en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa, la sede del Ejecutivo.

Sánchez aseguró que ese reconocimiento tiene un “horizonte claro” y es convocar “en el mejor plazo posible unas elecciones libres, democráticas, con garantías y sin exclusiones”.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció que su país reconoce a Guaidó, como “presidente encargado” de Venezuela, con la misión de “implementar un proceso electoral”, en un mensaje en español y francés en Twitter.

Previamente lo había anunciado el ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, en una entrevista a la emisora pública France Inter, en la que dijo que la legitimidad de Guaidó “está perfectamente reconocida y que él está habilitado para convocar elecciones presidenciales”.

Alemania reconoció también a Guaidó, en una decisión anunciada por una portavoz del Gobierno de Angela Merkel en rueda de prensa. Y el gobierno del Reino Unido lo definió como “presidente constitucional interino” de Venezuela, hasta que se convoquen nuevas elecciones, según reveló el ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, en Twitter, tras constatar que Maduro “no ha convocado elecciones en el plazo de ocho días que establecimos”.

Hunt deseó que el reconocimiento de Guaidó permita acercarse “a poner fin a la crisis humanitaria”.

A su vez, el gobierno sueco, tras tomar una decisión similar, abogó por una solución política y pacífica. “En esta situación apoyamos y consideramos a Guaidó como legítimo presidente interino”, declaró la ministra de Exteriores sueca, Margot Wallström, a la televisión pública SVT.

En Austria, el canciller federal, el democristiano Sebastian Kurz, anunció en un mensaje en Twitter en español el reconocimiento de Guaidó como presidente interino de Venezuela. “El régimen de #Maduro se ha negado hasta la fecha a aceptar unas elecciones presidenciales libres y justas. Por este motivo, consideramos desde este momento al presidente @jguaido como presidente interino legítimo de conformidad con la Constitución venezolana”, señaló Kurz.

Finalmente, el gobierno de Portugal reconoció al líder de la Asamblea Nacional de Venezuela como “presidente encargado”, para convocar “elecciones libres y justas”. La posición portuguesa fue avanzada por un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, cuyo titular, Augusto Santos Silva, se pronunciará sobre el asunto en una comparecencia a la prensa programada para el mediodía.