Las autoridades se encuentran en la investigación de los hechos que rodearon el nuevo ataque contra la infraestructura petrolera del país: esta vez en una red de tubería situada en el el complejo Costayaco, zona rural del municipio de Villagarzón, Putumayo.

Según las primeras informaciones que se tienen del hecho, ocurrido durante la mañana del pasado sábado, desconocidos activaron un artefacto explosivo en el tubo, que no estaba en uso. La detonación produjo un leve incendio que ya fue controlado por las autoridades.

Se trata del segundo ataque contra la infraestructura petrolera en menos de 12 horas en el sector. Previamente, se había reportado un ataque contra el oleoducto Mansoyá Orito, generando daños ambientales en la zona. En todo caso, las autoridades atribuyeron los dos ataques a las disidencias de las Farc.

Creciente es la preocupación en Ecopetrol y Gran Tierraque, dueñas de la infraestructura afectada, quienes no dudaron en decir que aquellos guerrilleros que no se acogieron al proceso de paz han retomado su accionar delictivo en la zona, por lo que solicitaron a las autoridades medidas de choque.