Desde el Ministerio de Defensa aseguran que en el lugar había explosivos que presumiblemente iban a ser utilizados en algún atentado. La Minga Indígena asegura que se trató de un ataque.

Las autoridades investigan las causas de la explosión que este jueves se registró en una vivienda de la Comunidad Tatabra del Cabildo Indígena Central Mayor, en Dagua, Valle del Cauca, y que dejó un saldo de ocho personas muertas y cuatro más heridas.

Según dijo el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en entrevista con Blu radio, len el lugar había explosivosde alto poder detonante y presumiblemente serían usados para algún atentado.

“Presumiblemente era para generar un atentado. Esa es la hipótesis más probable y había consideración que están cerca de la carretera Buga- Buenaventura”, añadió.

De acuerdo con el ministerio, los cabildantes "no permitieron realizar la exploración técnica por lo que no fue posible recolectar pruebas y los investigadores tuvieron que abandonar el resguardo indígena. Como hipótesis inicial, se maneja una eventual manipulación no adecuada de explosivos, aparentemente pólvora negra".

Sin embargo, las comunidades indígenas desmintieron estas versiones asegurando que se trató de un ataque directo contra la comunidad. "En este lugar se realizó el trabajo logístico, una vez terminada las labores de adecuación del sitio, la guardia se encontraba descansando dentro de una casa cuando minutos después ocurrió una explosión aproximadamente a las 3:00 de la tarde. Según el consejero de Derechos Humanos de la ORIVAC manifestó que “presuntamente una persona lanzó un artefacto explosivo, causando la muerte de ocho guardias indígenas y dejando gravemente heridos a tres de los guardias pertenecientes al pueblo Waunan, Nasa y Embera".

A través de un comunicado la minga explicó que la comisión de derechos humanos de ORIVAC, el Consejo Regional Indígena del Cauca-CRIC y organismos internacionales están haciendo el trabajo de verificación para identificar los cuerpos y determinar los daños materiales.

"Por lo anterior, se exige al Gobierno Nacional que atienda e investigue estos lamentables hechos acaecidos en medio de la movilización y acate los estándares en el marco internacional de los derechos humanos, para garantizar el ejercicio del derecho fundamental a la protesta pacífica contenido en nuestra Constitución Política y en tratados e instrumentos internacionales de derechos humanos y que protegen los derechos de los pueblos indígenas", reza el texto.