Los hechos se presentaron en la vereda San Francisco, entre los municipios de Mallama y Ricaurte en el pie de monte costero del departamento.

Según el primer reporte de la ciudadanía de la localidad, una fuerte explosición se registró promediando las 8:30 de la noche de este viernes 22 de marzo, habitantes de la zona urbana de Ricaurte fueron los primeros en alertar a las autoridades

Ecopetrol en un comunicado oficial confirmó la afectación al tubo y mencionó que es el quinto atentado perpetrado en lo corrido del año, también dijo que las consecuencias se minimizaron debido a que la infraestructura solo opera durante el día y el bombeo de crudo se había realizado hasta las 7 pm

El Ejército Nacional llegó hasta el punto para verificar la zona y asegurarse de que no haya más presencia de explosivos, las labores de reparación del tubo comenzaron en la mañana de este sábado

Yovanni Muñoz personero de Ricaurte denunció que el residuo del crudo llegó hasta las aguas del río Guiza, afectado las fuentes de abastecimiento en la zona, anunció que solicitarán una revisión y asistencia técnica a la dirección departamental de Gestión del Riesgo para determinar las afectaciones ambientales.