Ya son más de 15 días los que completan los combates entre el ‘clan del golfo’ y el Eln en el departamento del Chocó: la cifra de personas confinadas ha ascenso dramáticamente a .430 personas de 10 comunidades indígenas que habitan la región.

En total, 590 familias se mantienen encerradas en sus resguardos por miedo a quedar en medio del fuego cruzado, esto sin contar con que poco más de un centenar de niños tienen restricciones de acceso a la educación. La Fuerza Pública ya evalúa la situación en Riosucio, Carmen del Darién y Juradó, donde se registra la situación más delicada.

Desde ya, anunciaron la incrementación del pie de fuerza y de las operaciones en dicha zona, todo esto mientras el Bienestar Familiar y la Unidad de Victimas avanzan en la entrega de 15 dosis de bienestarina y kits del Programa Mundial de Alimentos, que también participa de esta labor.

Las cifras que han dado las autoridades locales, hasta el momento, apuntan a 8 niños muertos, y decenas más en riesgo. Cabe recordar que en los próximos días se realizará una brigada, encabezada por la Federación Luterana Mundial y Médicos del Mundo.