FCPPC - Vista de Impresión

Enlace: 

http://pensamientocolombia.org/candidatos-y-electorado-influencia-o-manipulacion/

Autor: Pedro Aja Castaño

Fecha: 05/05/2019

Las personas cuyas vidas son estériles e inseguras parecen mostrar una mayor disposición a obedecer que las personas autosuficientes y seguras de ellas mismas. Para los frustrados, la libertad de la responsabilidad es más atractiva que la libertad de la restricción o el esfuerzo. Viven ansiosos por negociar su independencia para aliviar las cargas de lo que el cambio exige; ansiosos por no decidir y ser responsables de un fracaso que creen inevitable. Ellos renuncian voluntariamente a dirigir sus vidas y entregarla a aquellos que quieren planificar, mandar y asumir toda la responsabilidad. Eric Hoffer "El verdadero creyente".

Este ensayo es un esfuerzo de explicación de los diferentes escenarios implícitos en la cita introductoria que debemos tener en cuenta en las próximas elecciones para dejarnos de pendejadas y no comerle cuento a los que son amenaza para el país y que pretenden influir como los ‘verdaderos creyentes’ de las razones de las desgracias de Colombia.

¿CÓMO SE DESARROLLA LA INFLUENCIA POLÍTICA EN UN PAÍS?

Debido al ejemplo positivo y libertario de los personajes fundacionales de una sociedad el paradigma de la cultura popular es que los líderes políticos, a imitación de los padres de la patria, deben ser mejores que la gente común, que deben estar motivados por el mejor interés de la sociedad como un todo, que el interés general debe ser la norma y que las variaciones deben ser la excepción. Eso ya no es así.

Ese populismo también nos enseña cómo debemos responder a esos líderes políticos por nosotros escogidos: con confianza, admiración y respeto. Debemos asumir que serán mejores y más sabios que nosotros para resolver los problemas colectivos de la sociedad. La sociedad espera que aceptemos sus visiones de lo que debería ser nuestro futuro nacional y, al nivel más personal, que les confiemos nuestro dinero, seguridad, la salud, las creencias correctas y hasta si hay o no vida después de la muerte (los camaradas dicen que no; los capitalistas que sí.)

Ese es el comportamiento ‘correcto’ que la cultura ha establecido para los líderes políticos. Cuando no están a la altura, nos decepcionamos, y entramos en shock como si se hubiera muerto un ser querido por lo que la desilusión política es una pandemia mundial; los ciudadanos están en desbandada al observar el ‘comportamiento político’ de los diferentes congresos del mundo. ¿POR QUÉ? Porque el líder político de ejercer una INFLUENCIA POSITIVA. ¿Qué es eso?

INFLUENCIA POSITIVA

1. La persona toma en consideración las necesidades y deseos de los demás.

2. La persona quiere influir porque cree que el resultado final es bueno para ambas partes. Esto generalmente está relacionado con la intención de construir una relación política o personal a largo plazo.

3. La persona que está influyendo está emocionalmente involucrada, y está fuertemente influenciada por lo que está hablando y haciendo en su vida.

4. La persona cree que hay algo bueno para el otro lado o persona. La influencia tiene que ver con ayudar a alguien a tomar una decisión que esté alineada con sus propios valores, objetivos e intereses y en una dirección que satisfaga las necesidades del influyente. En otras palabras, una proposición ganar-ganar.

5. El elemento fundamental de la influencia POSITIVA es la confianza.

Sin embargo cuando el estado se convierte en una fuente de INFLUENCIA Y DINERO, la influencia personal deja de serlo y se transforma en UN SISTEMA PARA CONSEGUIR DINERO Y HACER FAVORES, de manera legal, o mediante la manipulación e interpretación de lo legal. Y la persona que de manera natural aspira a influir positivamente en la sociedad, se convierte en POLÍTICO PROFESIONAL. Surge entonces el COACHING POLÍTICO para ayudar a conseguir los propósitos del cliente del momento. ¿Qué es eso?

Aquí surge la Programación Neurolingüística o PNL. Steve Bavister y Amanda Vickers (2014), la definen como una forma de comunicación que se centra en identificar y usar modelos de pensamiento que influyan sobre el comportamiento de una persona como una manera de mejorar la calidad y la efectividad de la vida. Pero hoy PNL es sinónimo de muchas cosas en política para detectar o ‘crear’ en los candidatos, temporal o permanentemente, características de: honestidad, liderazgo, inteligencia, eficacia, determinación, consistencia, transparencia, integridad, moralidad, capacidad de inspirar, compromiso, visión, comunicación, etc. Y eso se llama también COACHING POLÍTICO.

Esa profesión se ejerce PARA CAPACITAR AL CANDIDATO PARA CREAR CONVICCIONES EN EL ELECTORADO Y LA SOCIEDAD con respecto a muchos temas como asuntos sociales y penales, cuestiones ambientales, temas económicos; posiciones sobre cuestiones de política interna, exterior, educación, transporte, seguridad, inmigración, etc. También capacita al candidato en el uso de una especial artillería del discurso para derrotar a su oponente. Ejemplo: J.J Rendón le aconsejó a Santos que tratara a Mockus de ‘profesor’ sabiendo la poca valoración que en nuestra sociedad se les da a los maestros. Es decir para hacerlo PRESIDENTE, como fuera.

Pero ¡Ojo! porque hay variedad de versiones sobre estos asuntos en los que se promete comodidad, poco o mucho esfuerzo, alegría en logros aparentemente insignificantes o importantes. Sin embargo, cuando ya en la presidencia eso no ocurre, pues tenemos una sociedad compleja y globalizada ¿Quién es el responsable de nuestra desesperación cuando no conocemos las verdaderas circunstancias que la producen y que van contra un modelo o una posibilidad de vivir relativamente satisfecho en relación con los temas mencionados? ¿No debe un gobierno señalar, con pruebas y argumentos claros esas responsabilidades que atentan contra todos?

Estas podrían ser las preguntas que nos pueden dar luces sobre la frustración social que es el meollo que intentan aprovechar los opositores al gobierno cuyas respuestas pueden ser manipuladas para servir de carnada para un electorado poco informado; y explican el porqué del trasteo de votos; o el misterio por el que un furibundo despistado se vuelve comunista y viceversa; o un liberal o conservador empieza a llamarse muchas cosas para justificar las volteretas partidistas, la feria de avales y el contubernio de alianzas impensables. Porque en esa compleja estructura electoral que pretende servir a la sociedad, esas personas han sustituido el escrutinio de la razón por una fácil creencia política; no tienen convicciones basadas en la experiencia de la vida concreta, común y corriente, procesada por la lógica y principios universales.

Siendo así, desarrollan un mecanismo mental erróneo, lo toman como verdad, y no saben que están equivocados. Pero todo ello les produce una falsa sensación de felicidad; y eso es lo que compran: Una ‘trabada’ ideológica. Pero en el fondo Blaise Pascal, un genial pensador del siglo 17, describe su condición real:

“El hombre quiere ser grande, y se ve pequeño; quiere ser feliz, y se ve miserable; quiere ser perfecto, y se ve lleno de imperfecciones; quiere ser objeto de amor y de la estima de los hombres y ve que sus defectos no merecen sino su aversión y desprecio. Esta situación embarazosa en que se encuentra produce en él la más injusta y criminal pasión que es posible imaginar porque concibe un odio mortal contra esa verdad que le reprende y le convence de sus defectos.” Una descripción perfecta del meollo de la condición humana manipulada por una ‘verdad creada’ por los maestros del discurso político y mediático, llamado de izquierda, que culpa de ese sufrimiento a los de derecha. Para ello la influencia positiva original se convierte en manipulación personal y mediática; es decir, en un negocio. ¿Cómo es esa cosa?

MANIPULACIÓN PERSONAL

1. La manipulación personal es casi siempre una estrategia a corto plazo. Con la manipulación, ninguna de las partes, se beneficia a largo plazo.

2. El manipulador sabe que el resultado final no es bueno para otras personas, pero sigue poniendo sus intereses personales por encima de los intereses de todos los demás. Las consecuencias que le suceden a las otras personas no son importantes; le tienen sin cuidado; es un potencial sociópata.

3. Porque la persona no cree en lo que está diciendo; usted se da cuenta que no tiene ninguna conexión emocional. En el escenario actual lo puede constatar en la ‘compostura’ de cierto candidato populista que aspira a la presidencia.

4. La manipulación tiene que ver con hacer que alguien haga algo.

5. La manipulación puede ocurrir incluso cuando hay confianza entre las personas. Pero… ¿por qué surge la manipulación mediática y ciertos grupos la necesitan?

MANIPULACIÓN MEDIÁTICA

El lingüista y politólogo Noam Chomsky dice:"En un estado totalitario, no importa lo que piense la gente, ya que el gobierno puede controlar a las personas por la fuerza usando un garrote. Pero cuando no puedes controlar a las personas por la fuerza, tienes que controlar lo que piensa la gente, y la forma estándar de hacerlo es a través de la propaganda.” ¿Cómo lo hacen los medios? Mediante las siguientes estrategias:

1. DISTRACCIÓN. La estrategia de distracción consiste en desviar la atención del público de temas importantes. Una forma de hacerlo es inundando las noticias con historias sobre asuntos triviales. El objetivo es distraer a la gente y mantener sus mentes ocupadas; eso se llama audiencia cautiva. El resultado es que las personas dejan de cuestionarse por qué los medios de comunicación no hablan sobre ciertos temas; la gente olvida los problemas reales. Ejemplo: se habla de las discusiones de la JEP que no han resuelto nada, pero los medios no INVESTIGAN sobre la estrategia y capacidad electoral de las FARC para las próximas elecciones, sabiendo que son una amenaza para el país.

2. PROBLEMA – REACCIÓN – SOLUCIÓN. Es el método favorito de la izquierda equivalente a hacer una ‘encuesta’ política. Se expone a la población a la difusión de rumores, ideas o creencias para evaluar cómo se recibe el asunto. Se hace todos los días midiendo el ‘rating’ de cualquier cosa. Se crea el problema y los sabios de la tribu izquierdista lo resuelven a su manera en los medios o el congreso. Entonces el público se traga el cuento que los manipuladores y sus cajas de resonancia mediática para convertirlos en ‘héroes’.

3. GRADUALISMO. Se manipula a las personas haciendo que acepten decisiones o costumbres socialmente injustas o controversiales. La clave es hacerlo progresivamente, lentamente, a lo largo de los años. Por ejemplo, digamos que el objetivo es despedir al 80% del personal de una gran empresa de alto perfil. Los medios comenzarían a incorporar noticias negativas sobre la compañía: caídas en las ventas, caídas del mercado de valores, rumores, etc. Poco a poco, crearía conciencia y comenzaría a preparar a la gente para la "gran noticia". Si los despidos se hubieran dado a conocer al principio, habría habido un alboroto público. La aceptación del tema LGTBI como algo ‘normal’ y sobre lo que se puede hacer proselitismo, en vez de ser un respetado asunto personal, es otro ejemplo.

4. APLAZAMIENTO DEL IMPACTO. Otra estrategia de la manipulación mediática es presentar las decisiones impopulares como “necesarias”, “para un futuro mejor” o “para nuestro propio bien”. Hacen que el público realmente crea que sus sacrificios harán que las cosas sean significativamente mejores más adelante. Así los ciudadanos se acostumbran a una menor calidad de vida y empiezan a verlo como normal. En última instancia, las personas se resignarán al estado actual de las cosas y dejarán de exigir lo que exigían.

5. TRATAR A LAS PERSONAS COMO NIÑOS. Cuanto más quieran los medios manipular al público, más le hablarán como si fueran niños. Se usan argumentos, personajes y entonaciones, como si las personas fueran demasiado débiles o inmaduras para manejar la verdad. El objetivo es también una reacción sumisa, dócil. La idea es evitar que las personas piensen críticamente como adultos. También se usan las buenas maneras, la diplomacia, la simpatía como neutralizadores de la crítica.

6. APELANDO A LAS EMOCIONES Y SENSACIONES. Sabemos que las emociones y sensaciones son más poderosas que los razonamientos. El miedo, el amor, la comodidad, el sabor de la mermelada son más poderosos que la ética. Por eso el negocio de los noticieros y la televisión es el show de la farándula, la violencia, los deportes y la política, en todas sus formas.

7. MANTENER AL PÚBLICO EN LA IGNORANCIA Y MEDIOCRIDAD. Un público ignorante e inculto, aislado del conocimiento y la información, es fácil de manipular y apaciguar. La información y educación real es poder. Ese es el papel de las telenovelas hasta el punto que la metodología del rating que las define se le aplica también a lo importante. Facebook live, cuando se utiliza en la radio, no nos dice nada sobre la calidad de la audiencia.

8. ALENTAR A LAS PERSONAS A CONTRIBUIR A LA MEDIOCRIDAD. Esta es la estrategia más sutil de la manipulación de los medios. ¿Los programas ofrecidos en TV coinciden con lo que quiere el público en general? ¿O nos los imponen los medios de comunicación? En otras palabras, ¿realmente observamos lo que queremos ver o lo que ellos quieren que veamos? La respuesta es clara: El consumismo y la banalidad nos están hipnotizando. Por lo tanto, no nos importa lo que nos rodea, ya que estamos siendo entrenados para ser mediocres. ¿No le llama a usted la atención CÓMO el conflicto colombiano ha sido MEDIATIZADO, es decir que hemos sido HIPNOTIZADOS por lo tanto se puede recibir en la radio, televisión y congreso, con toda tranquilidad, a alguien acusado de delitos de lesa humanidad y el país no se mosquea? ¿Cómo se hizo? Mediante la manipulación maestra y mediática del discurso sobre la paz.

9. CULPARNOS A NOSOTROS MISMOS. Al mismo tiempo que los medios de comunicación están fomentando nuestra ignorancia, también nos hacen creer que somos los únicos responsables de nuestras desgracias, PUES LOS COLOMBIANOS SOMOS ASÍ, así votamos, por lo tanto merecemos nuestro destino.

CONOCIMIENTO COMPLETO DEL PÚBLICO. Para ejercer control sobre alguien, se necesita conocerlo. Los avances psicológicos, sociales y tecnológicos y las innumerables bases de datos ahora permiten que para las elecciones se sepa mucho sobre la población lo que significa que el ‘sistema’ pueda manipularnos exactamente donde estamos débiles. El deseo de paz fue un objetivo fácil de vender, aparentemente, hasta cuando nos enteramos, mediante el no, que también nuestra ‘debilidad’ era un inmenso deseo de justicia. Eso no se lo dijeron a Santos los del COACHING PRESIDENCIAL.

¿Qué es lo que entonces ocurre en las elecciones de candidatos? Nos van a manipular el cerebro de múltiples formas. No importa lo que un candidato diga o haga, tenga conciencia que en la competencia política se trata de CONSTRUIR UNA CREENCIA O IMAGEN SOBRE ALGUIEN. Y eso se hace a base de EMOCIONES QUE MANIPULAN EL RAZONAMIENTO PARA GANAR UNAS ELECCIONES. ¿Cómo se hace? Los expertos direccionan su propaganda para inducir las emociones de miedo, rabia o placer para producir adicciones o resultados relacionados con: un candidato, una ideología, la esperanza, un resultado específico de votos, una promesa, un cambio, etc. Usted sabe que está experimentando una emoción que, en política, le gusta o desagrada. Pero pregúntese: ¿Lo que siente que le produce esa emoción es VERDAD, solo placer y rechazo, o los tres combinaditos para que quede en la inopia, haga lo que le dicen, o no vote? Pero si usted aplica el 'detector de mentiras de la razón’ quizá tendrá la respuesta y podrá escoger si quiere morir o triunfar engañado, ignorándolo o sabiéndolo para escoger y cambiar al pensamiento político ‘correcto’. Pero no es fácil. ¿Por qué?

Alguien se dice comunista, pero es anarquista; un conservador resulta liberal; un movimiento obrero puede ser algo auténtico, un conjunto de vándalos o burócratas; el estado puede ser en realidad una maquinaria de conseguir y mantener un empleo; cuando en política se habla de nuevas realidades, más bien se refieren a un desconcierto general; se confunde violencia política con delincuencia; estado de bienestar con mermelada; los señores comunicadores se creen administradores de la función pública; la corrupción se llama viveza, etc. Además de lo anterior cada quien desarrolla su estrategia para usar las diferentes estrategias de manipulación, influencia o persuasión señaladas por los expertos en PNL. ¿Y qué es la persuasión política?

PERSUASIÓN POLÍTICA

Esa clase de persuasión tiene que ver con la convicción de cómo debe manejarse el proceso político que COMBINA influencia o manipulación. Dura más tiempo porque apunta a influir estructuras inconscientes de la psique del electorado para permanecer en el poder. Los partidos políticos comienzan el proceso de persuasión cuando se anuncian las elecciones y son una maquinaria para mantener el poder. Y lo hacen con elementos de influencia social, mediante dádivas y promesas, y manipulación de las expectativas.

Con todo lo anterior, para las próximas elecciones tenga en cuenta las estrategias de manipulación mencionadas y muchas otras, más sutiles; distinga al político realmente involucrado del manipulador.

Ahora sepa, y no suponga, que las Farc van tras el poder con más candidatos para el senado y cámara, pues ya probaron y saben que sentarse allí es fácil; solo se necesita billete; y con la plata que tienen, se puede ‘aspirar’ a alcaldías, gobernaciones, asambleas departamentales y concejos municipales.

Pero suponga con inteligencia y no con el deseo, que nos dejamos de pendejadas y asumimos que ciertos políticos, farianos o no, no son mejores ni peores que nosotros; supongamos que sus decisiones no serán sabias ni ilustradas y que esconden intereses legítimos e ilegítimos, por lo que no tenemos por qué confiarles nuestros mejores recursos físicos ni morales como no lo haríamos con un extraño, pues sencillamente son administradores que hay que supervisar porque nosotros, la gran mayoría, somos los dueños del aviso. Punto.

Si esas hubieran sido nuestras suposiciones en el pasado, habríamos confiado menos en la gritería manipuladora de los medios o el congreso antiuribista que finge democracia. Habríamos diseñado un verdadero esfuerzo político basado en el entendimiento de que el gobierno es necesario, pero que en algunos gobiernos llamados democráticos, el poder de ese gobierno era peligroso como pasó con Santos y habríamos hecho algo drástico al respecto.

Por eso debemos asumir en el 2019 que este nuevo gobierno, debe contener y difundir dentro de su estructura los factores de claridad informativa de lo que realiza para el bien común; y un equilibrio para compensar correctamente el interés propio inherente a las necesidades políticas, al igual que el interés de los electores. Debe ser algo así como un sistema ecológico auto perpetuado por sus realizaciones claras y positivas dentro de la ética y la democracia. Todavía tenemos tiempo para empezar a hacerlo en las próximas elecciones, si pensamos con el cerebro frontal y nos dejamos de pendejadas emocionales; pues un verdadero partido político como puede serlo el Centro Democrático debe enseñar a transformar un círculo viciosos de favores, llamado régimen, en un circula virtuoso de logros llamado a ser la influencia positiva de una nueva política. ¿Cómo se haría eso?

Los grandes filósofos de la antigüedad enseñaban a confrontar los principales aspectos y problemas del diario vivir, mediante un cierto modelo de vida, tenían la capacidad de impactar positivamente el cerebro de manera más global que el twitter, las drogas o los filósofos y políticos modernos que manejan teorías y son neuróticos como cualquier hijo de vecino. Buda enseñó la disciplina del desapego, pues descubrió que el apego es la causa del sufrimiento; sus verdaderos discípulos lo practican, y los seguidores hablan, pero no hacen nada. De la misma forma Jesucristo presentó el poder del amor y la fe, que transformó el mundo; sus discípulos practican y sus seguidores aprenden a ‘textear’ como los políticos para conseguir adherentes.

Debido a lo anterior, en el año 2000 Lou Marinoff publicó “Más Platón y menos Prozac” y profetizaba en la página 115, el resultado de una falta de discernimiento: “Con tantas relaciones humanas mediatizadas por dispositivos tecnológicos como el teléfono y los ordenadores, el contacto entre las personas pierde la intimidad necesaria para establecer relaciones individuales y a su vez comunidades.” Así que el mejor amor de la vida puede ser destruido no por el / la amante, sino por el celular. Por eso Buda decía, basado en la dura experiencia: “Los carpinteros dan forma a la madera; los flecheros dan forma a las flechas; los sabios se dan forma a sí mismos.”

Pregunto: ¿A qué dan forma ciertos políticos y científicos de hoy? Digo yo: Los malos, al vacío de las arcas del estado; los buenos generan esperanza basada en hechos concretos y científicos. Esa nueva forma de hacer política debería basarse en las buenas costumbres personales, la política radicalmente honesta y los logros de la ciencia que busca el bienestar de las personas, no el negocio con las personas. ¿Cómo podemos darnos una forma positiva a nosotros mismos? Mediante un profundo conocimiento de quiénes somos en realidad y para ello contar con la educación adecuada del espíritu, la mente y el cuerpo, para superarnos y ser dignos de ser llamados seres humanos; no para insultar, pelear y matarnos.