Arnobis Sierra llegó a Ocaña procedente de Aguachica, Cesar, para adelantar las diligencias correspondientes que le permitan reclamar el cuerpo de su nieta. Se trata de la menor de 14 años que fue encontrada sin vida y con un disparo a la altura de la cabeza en el corregimiento de Capitanlargo perteneciente al municipio de Ábrego, en la zona del Catatumbo.

Los hechos, según lo manifestado por las autoridades, ocurrieron después de que se fugara de un hogar sustituto al que fue llevada por las autoridades, horas después de haber sido rescatada de la guerrilla del EPL en un operativo del Ejército Nacional en la vereda El Reventón, jurisdicción de La Playa de Belén.

"Lo que tengo entendido es que ella fue reclutada en Casigua en Venezuela, y de aquí la rescató el Ejército. Luego la entregó a Bienestar Familiar de donde se fugó y después la encontraron muerta. Eso nos lo dijeron ahora que venimos a ver lo del cuerpo" relató su abuelo materno.

El pariente aseguró que en el territorio venezolano la menor sólo vivía con el papá puesto que su hija, la madre de esta pequeña, murió en un accidente de tránsito.

“No sabíamos de ella desde hace 4 meses, por lo menos, desde finales de enero cuando se perdió. No sabemos cómo, pues, usted sabe que eso son cosas que ya esa gente [la guerrilla] lo tiene planeado y los traen”, agregó.

Sierra indicó que después de dialogar con su familia en Venezuela conoció que, como su nieta, son varios los menores de edad que están siendo traídos para integrar las filas de los grupos insurgentes en el Catatumbo y en zona de frontera.

El hombre, que hace tres años está en Colombia, dijo sentir tristeza y dolor al ver que una niña de tan sólo 14 años murió de esa forma.

Finalmente, dejó saber que de lo sucedido poco o nada le han dicho los funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar en Ocaña. Además, le han manifestado que contribuirán con el traslado del cuerpo hasta zona de frontera con Venezuela.