La destrucción de dos instalaciones del grupo criminal para fabricar estos letales artefactos ha prendido las alarmas de la Fuerza Pública y de organizaciones como la Cruz Roja Colombiana. A lo largo de este año ya van 59 víctimas de estos dispositivos.

El alto tribunal señaló que no se alcanzó a tramitar todo el procedimiento que se requiere ante ante las autoridades estaodunidenses para que Marín declare en el proceso contra el exjefe guerrillero, quien es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico. Su testimonio estaba programado para este lunes 10 de junio.

La Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema suspendió la declaración de Marlon Marín en el caso Santrich, la cual estaba programada para este lunes 10 de junio. El alto tribunal señaló que el testimonio de Marín deberá tomarse más adelante, ya que no se "alcanzó a tramitar todo el procedimiento que se requiere ante el Departamento de Justicia de los Estados Unidos".  El exjefe guerrillero es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico.

Según la Corte Suprema, las autoridades estadounidenses han expresado toda la voluntad para poder tener la colaboración judicial requerida en este caso por parte de Marín, quien además de ser el sobrino del exjefe guerrillero Iván Márquez, es testigo protegido de la DEA en este caso. "La Sala continúa practicando las demás pruebas que decretó para tener en cuenta en la indagatoria de Seuxis Paucias Hernández Solarte", señaló la Corte Suprema.

Marín es clave en este proceso pues este, al igual que Santrich, habría hecho parte de un negocio de envío de cinco kilos de cocaína a Estados Unidos, que se habría realizado durante noviembre de 2017 y los meses de febrero, marzo y abril de 2018. Fuentes de la Corte Suprema de Justicia explicaron que después de llamar a indagatoria a Santrich, también se solicitó la declaración vía videoconferencia con Marlon Marín.

Según la Fiscalía, una declaración de Marín,  fue una de las motivaciones de la nueva orden de captura que se ordenó en contra del exjefe guerrillero el pasado 17 de mayo cuando este salía de La Picota, en Bogotá. La Sala de Instrucción ordenó la indagatoria luego de valorar el material que le entregó la Fiscalía General que darían cuenta de un presunto negocio de envío de narcóticos. Se trata de siete cuadernos de 300 folios cada uno de información.

El caso Santrich llegó a la Corte luego de que el pasado 29 de mayo el propio alto tribunal señalara que el caso contra exjefe guerrillero lo debía manejar esa corporación y no la Fiscalía General de la Nación, ya que Santrich conserva su fuero de congresista aún así no se haya posesionado en su curul en la Cámara de Representantes.

En la decisión de la Sala de Instrucción no pidió que se capturara a Santrich. Este deberá presentarse en su momento a la Corte para dar las explicaciones correspondientes sobre este proceso. Luego de ello, la Sala de Instrucción tendrá un plazo de cinco días para definir su situación jurídica. Es decir, si le impone una medida restrictiva de la libertad o no. Santrich es investigado por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado.