Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 26 de Septiembre del 2018

Proteger a los líderes sociales

Publicado en:

El Colombiano  | 

Autor(a): Editorial  |

Fecha: 14/05/2018

 

Ilustración: Esteban París - elcolombiano.com

La intimidación y asesinato de ciudadanos que orientan y defienden a sus comunidades deben ser detenidos por el Gobierno Nacional. La ONU exigió resultados y firmeza para protegerlos.

El liderazgo social ejercido por ciudadanos comprometidos con sus comunidades es fundamental para la democracia. Es un signo de la salud de las libertades y de los derechos que deben amparar las leyes y los gobiernos, para que haya quienes organicen, defiendan y representen a grupos diversos en lo social, lo político, lo religioso, lo cultural y lo cívico. Proteger a estas personas es una prioridad. Así acaba de recordárselo el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a Colombia.

Las estadísticas de la Defensoría del Pueblo confirman que, entre el 1 de enero de 2016 y lo que va de 2018, 282 líderes han sido asesinados en el país, ante lo cual, y con sobrados argumentos, se escucharon fuertes pedidos de Noruega, Holanda e Italia, en el seno de ese organismo, para que el Estado colombiano detenga la racha de ataques, intimidaciones y homicidios contra quienes defienden los intereses de grupos y movimientos sociales.

Son reiteradas las solicitudes de protección en zonas críticas como Chocó, Tumaco, Catatumbo, Bajo Cauca antioqueño, Nariño, Cauca y Valle del Cauca, donde se dan persecuciones e incluso secuestros (en la región del Naya, por ejemplo), y donde han caído luchadores de larga trayectoria por las balas de grupos armados ilegales y otros agentes de violencia amparados en la clandestinidad.

Los líderes son individuos indispensables en el trabajo por los derechos humanos, las libertades políticas, religiosas y de desarrollo de la personalidad. Igual, cumplen una tarea clave en la organización de redes comunitarias y campesinas en las zonas rurales de aquel país donde la presencia del Estado es precaria o nula.

A su tarea de promoción e integración de la ciudadanía en barrios y pueblos periféricos se debe la construcción de carreteras, escuelas, puestos de salud, senderos, instalaciones deportivas y cooperativas, entre otros equipamientos y entidades esenciales para permitir el desarrollo social y el bienestar económico, además de la libre expresión y las manifestaciones culturales de minorías y grupos de base que de otra forma permanecerían dispersos, sin herramientas e incluso indiferentes frente al avance y la consolidación de la vida democrática.

Por eso 86 de los 193 Estados que conforman el Consejo de Derechos Humanos de la ONU solicitaron a las autoridades colombianas velar por la integridad y la seguridad de los líderes para ejercer su gestión en los territorios.

Noruega solicitó puntualmente que se investiguen y prevengan los ataques. Holanda advirtió que se detectan agresiones sistemáticas y reclamó que se activen los mecanismos para que haya verdad y justicia en torno a los asesinatos ocurridos. Italia pidió mayor presencia del Estado en las zonas donde se da con mayor frecuencia la violencia contra los líderes. En total, fueron 200 las recomendaciones recibidas.

Una manera de demostrar que Colombia transita de verdad un período de posconflicto —bastante cuestionado por el auge de bandas criminales y disidencias que continúan el azote a las comunidades y sus líderes— es garantizar el derecho esencial a la vida de quienes son agentes de cambio, transformación y robustecimiento de la democracia.

Colombia debe apurar en la solución de un asunto de fondo: la racha de asesinatos de personas indispensables en el afianzamiento de un escenario social deliberante, solidario, diverso y tolerante.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed