Domingo 24 de Septiembre del 2017

Psicología de amos y perros contra el despertar humano

Autor(a): Pedro Aja Castaño  | 

Fecha: 30/04/2017

Exclusivo para FCPPC
 

Pitbull - Foto: twimg.com

"La humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea."

Miguel de Cervantes en la novela ejemplar “Coloquio de los perros”

“En aprender cómo se juega al póquer se tarda un minuto, en controlar los aspectos del juego toda una vida.” Mike Sexton

Básicamente, somos tan buenos como perversos y defectuosos. Nuestra tarea consiste en entender y corregir las distorsiones, hacer que se desarrollen las semillas de nuestro jardín, de manera que podamos seguir cultivando la bondad. Pero es preciso saber que todos los amortiguadores y los mecanismos de defensa son formas de mentir. Aunque la mayoría de la gente cree que no miente o que lo hace muy rara vez, Gurdjieff insistía en que la mayoría de las personas mienten la mayor parte del tiempo.

Y no saber que mienten empeora aún más la situación, aunque hay algún aspecto innato y superior en nosotros que conoce una moral más profunda y entonces tratamos de evitar que pueda manifestarse.

Por eso decía Buda que la causa del sufrimiento era el apego a lo que no es verdad. Y propuso para despertar a los ‘dormidos’, apegados, o manejados por sus mecanismos de defensa, su óctuple sendero. Sabiduría: consistente en una visión y comprensión correctas; un pensamiento o determinación correcta. Ética: hablar, actuar y vivir correctamente. Meditación: Esfuerzo correcto, estar presente o consciencia del momento correcto. Concentración o meditación correctas. De esa forma pondríamos en la perspectiva adecuada, los afanes de este mundo en el contexto adecuado.

Occidente, menos entrenado para estas lides del despertar, muchas de ellas asociadas a la ciencia de la mente a la que, por ignorancia, no le paran bolas, acude a otros esfuerzos para hacernos caer en cuenta de nuestras embarradas. El teatro, la literatura, las caricaturas, la crítica pública, son parte de la sanidad mental de una sociedad. Suprimirlas, desemboca en locura. Por eso opinaba el príncipe de los ingenios, Cervantes, que la modestia y la discreción mejoran las demás virtudes y enriquecen la personalidad. Pero no quiso decirlo él, sino que lo puso en boca de dos perros, Cipión y Berganza, que una noche podían hablar por lo que se quedaron muy asombrados y queriendo aprovechar esa oportunidad que no sabían cuánto duraría, se dedicaron a parlotear. Charlaron de sus experiencias. No hablaron de política porque ninguno de los dos había estado en palacio por lo que no nos enteraremos de los secretos que sus dueños habrían develado ante la muda inocencia de los caninos. Seguramente Churchill quien creía en la reencarnación confiaba más en su perro que en la humanidad porque, quién sabe, podría de pronto ayudarle a intuir los secretos de dirigir sabiamente un país. Parece que Bolívar ni Chávez no han reencarnado en ninguno de los perros que rodean a Maduro porque dicen que Chávez anda penando en uno de los cerros tutelares de Venezuela. (Leer Los brujos de Chávez).

Por todo lo anterior se quedó corto nuestro querido ex presidente Álvaro Uribe Vélez cuando dijo: “Santos también creyó que Chávez y Maduro son cartas de póker”, pues suponemos que en alguno de sus juegos Santos le habría comentado a sus contertulios, ignorando a sus silentes perros, (el pug y el bulldog francés de talla menor, en comparación con Don Kassan el imponente pastor alemán, acompañante de su infancia, cuando sentía que necesitaba protección) que tanto las Farc, como el pueblo, Uribe y la comunidad internacional, los medios y los fines, eran otras pretendidas ‘cartas de su juego’. El problema de los bípedos o cuadrúpedos perros es que a veces se rebelan contra el amo que no les da la acostumbrada pitanza, una de las muchas frustraciones de los que están acostumbrados a la psicología del amo. El animalito ya no moverá la colita, como antes. ¿Cuál será entonces el juego de ‘amos y perros’? Ya veremos. Por lo pronto dizque Maduro, que ya lo descubrió en carne propia, guarda el secreto. Como amo, cuya alma está corrompida por el poder, cree que los demás son perros.

De otra manera no se explica la tolerancia del gobernante ante los múltiples atropellos filmados y difundidos por la red. Cuatro gorilas fortachones, porque están bien alimentados y armados, se ensañan a patadas y trompadas contra dos debiluchos adolescentes, arrinconados contra una pared; en otro video los policías tiran al suelo a un ciudadano porque no les da la ‘mordida’; innumerables los atropellos contra mujeres indefensas. En pocas palabras: un régimen perverso, respaldado por la cobardía de cierta sociedad internacional.

El juego de los ‘amos’ también usa el póker. Así vemos que las cartas de póker lo han sido la presidencia de Venezuela para alguien que se gana la lotería del poder, sin haber pasado por la humildad de la cocina. Ese es el ‘secreto’ del fracaso de la tal revolución que le endilgan a Bolívar, ofendiéndolo, pues el hombre era más inteligente. Y Santos, que sorprende porque debería saberlo, le reveló a Chávez el ‘santo’, pero no el ‘milagro’, al no decirle la verdadera razón del fracaso, y hacerle toda una exposición económico-política en contra del socialismo, si acaso lo hizo, mintiéndole sin saberlo; porque esa ‘mentira’ que es sicológica, no la percibe; las otras sí. Y, descartado Maduro, vencido su momento útil, ¿Cuáles son los nuevos amigos secretos del presidente una vez hecha la tarea y para qué propósitos?

Mentir ‘sicológicamente’ significa creer que uno piensa las cosas de sí mismo, mediante su propio poder, sin advertir que uno no sabe por qué habla como habla, es como es, ni por qué siente lo que siente; ignorando, además, los errores indetectables de su propio pensamiento, por lo que no entiende los engaños ‘naturales’ de su modo de ser. Inconscientemente todos sabemos eso, por lo que nadie le cree a nadie. Así, que cuando Dios, que es mucho más sabio que sus intérpretes ordena ‘no mentir’, no se refería solamente a las mentirotas o mentirillas de nuestra clasificación, sino a otro mentir más profundo que es lo que impide realmente que nos entendamos. Si a un niño usted lo disfraza de Supermán, se lo cree, intentará volar y se matará. Ese es el ‘secreto’ del fracaso de alguien sin la verdadera preparación para ejercer un cargo y que, por arte de birlibirloque, se lo gana, como el baloto. ¿Le dijo Santos esa pendejadita a Chávez? No podía, porque Santos juega a ser Supermán.

Además, porque ignora, aunque lo sepa enciclopédicamente, la razón del antiguo aforismo griego “Conócete a ti mismo”, al que otros sabios le han agregado “y conocerás a Dios y el universo del que eres parte.” No sé si quienes eso han dicho completan el aforismo inscrito en el pronaos del templo de Apolo en Delfos, porque conocieron sus misterios, o si lo dedujeron de una discusión acerca de la moderación y el autoconocimiento, del poeta romano Juvenal, cuando cita la frase en griego y declara que el precepto desciende "de caelo", del cielo.

Por todo lo anterior, el que Maduro amenace con guardar secretos del ‘proceso de paz’ y con ello chantajear para sembrar más cizaña y auto protegerse es como si pretendiera revelarnos los componentes químicos del cianuro que estamos experimentando. Ahora bien, la balandronada de Maduro podemos tomarla literalmente u obligarnos a pensar en un nivel más profundo.

¿Qué es comprender en un nivel sicológico el ‘ganarse la lotería’ para intuir lo que pasará en Venezuela y puede pasar en Colombia con un presidente de las Farc camuflado en nuestra presidencia, o un sistema de justicia sustituido por la JEP? ¿Qué pasa con un perro que después de rumiar huesos pasa a comer lomito? La euforia del ‘nuevo rico’ que se gana la lotería llevó a Pacho Chino a decir en el paraninfo de la Universidad del Cauca: “JEP la creamos para perseguir y condenar ex presidentes.” Esa misma euforia es la que ha conducido a los desafueros del castro chavismo y su irremediable fracaso, a las penurias del fast track, al calificativo de dictador que Santos se ganó en la rifa de la popularidad.

La mentira del ‘Nuevo Hombre’ que fue la carreta del comunismo europeo, trasvasada al Socialismo del Siglo 21, ignora una verdad ‘evolucionista’ como que el hombre se desarrolla a través del espíritu de su comprensión individual; evoluciona por consentimiento interno y en obediencia a lo que entiende como verdad y sus frutos. Por ese motivo, una masa de hombres automatizados por el odio no tiene las más mínima posibilidad de éxito en la conducción de un país. Santos no podía haberle dicho a Chávez esa verdad que también ignora Maduro y no sé si el presidente conoce.

¿Y qué debería aprender todo presidente de los manjares que salen de la cocina de palacio, una de las escuelas de iniciación que se debió desarrollar en el hogar? No lo sé, porque he estado por esos corredores unas dos veces, pero una lectura sicológica de ‘la cocina de palacio’, sí nos cabe en el caletre, pues, COMO HOMBRES UNIVERSALES CONECTADOS A UN NIVEL SUPERIOR LO SEPAMOS O NO, poseemos un alto nivel de entendimiento que no utilizamos y que es muy necesario en este momento.

1. Si a través del país, como a veces nos sucede en casa, se regó el olor de coliflor que es igual al de la corrupción, no hay vasito de agua que lo disipe. Igual pasa en Venezuela. Los perros de buen olfato detectan el engaño, cuando pretenden darle coliflor en vez de lomito. No comen.
2. Si su aliento político huele a cebolla no hay chicle que lo disimule. Su perro dejará de darle besitos. 
3. Para la salud del país es bueno consumir ‘los aguacates’ en su estado original para que no pierdan el poder de sus nutrientes. A los perros no le gustan los ‘aguacates’. 
4. Para que la sal (sabiduría) del salero (su cerebro) no se endurezca con la cháchara del chef (el falso cocinero) agréguele al salero unos granos de arroz (sentido común). 
5. Si el refrigerador de palacio (la prudencia) tiene mal olor en su interior, (cobardía) es recomendable disponer un pedacito de carbón de espino adentro (el carbón tiene el potencial de una chispa si se acerca al fuego; salga del closet de la indiferencia) 
6. Condimente con abundante vinagre blanco (Principios éticos y vigilancia) las ensaladas para que no le produzcan malestares estomacales (políticos) como consecuencia de la putrefacción natural que se produce en el intestino (sistema político).No le eche la culpa al perro de sus propios gases. 
7. Cada vez que encuentre las cebollas a bajo precio, (los recursos del estado y la sociedad) le sugiero que las corte (presupuéstelos) y luego porciónelas (distribúyalos) en bolsas (diferentes estamentos sociales) para después congelarlas (controlarlas). Así ahorrará dinero considerablemente. Esto se llama economía de cocina. 
Disfrute cocinando. Lo importante no son los secretos y la mejor técnica aplicada, sino que al ponerle corazón, sicología y sabiduría en cada preparación que haga, al final ese sea el secreto para conducir sabiamente un estado. Pero no termine de esclavo de su mascota que se le puede rebelar. ¿Y cuál es el secreto del juego fallido de Santos?

1. El póker tiene 52 cartas. Al usted barajar para ordenar el juego y que resulte a su favor (una pretensión infantil) hay una probabilidad de 80 más sesenta ceros de combinaciones posibles; de esas posibilidades usted tendría que conocer qué porción le tocó a cada uno de sus contrincantes. Como su cerebro no puede procesar ese número extenso, y no ha desarrollado las capacidades de percepción extrasensorial, lo único que usted puede hacer para ganar es hacer trampa, cañar, arriesgar, calcular, sufrir. Por ese motivo el póker es un juego en el que usted tiene el derecho de asumir los riesgos con su propia casa, no la de los otros. 
2. Cañar es la sicología para manejar las motivaciones y miedos del contrincante. Pero a los perros no se los puede cañar: ven a través del amo. Los rivales del póker habanero, además de las Farc, son el pueblo, la opinión, la oposición. Las motivaciones son la paz, el poder y el no ser castigado. La paz se maneja con cháchara televisiva. Y el supuesto poder para las Farc, y no ser castigados, se quiere manejar con leyes y fast track. Pero a los sabios ‘perros’ nada de eso los convence porque reconocen instintivamente la autenticidad o falta de ella.
3. La otra vaina del jugador de póker es que puede hacerlo todo bien y perder. Y eso ocurre porque no conoce su más profunda motivación al jugar. Quizá quiera ser un perdedor o una mascota consentida en el lugar equivocado.
4. En las ‘reglas’ del póker hay quien reparte las cartas, según cierto acuerdo para hacerlo. ¿Quiénes manejaron para que alguien fuera el primer ‘dealer’ de la repartición? ¿Enrique el hermano de Santos o alguien detrás de él?
5. En una ronda real de ‘apuestas’ entre contendores reales que se juegan su propio patrimonio, hay las siguientes posibilidades: retirarse, apostar, subir, igualar, pasar, para VER CUÁL ES EL JUEGO DEL OTRO. ¿En la vida real qué pasa si a usted no le interesa ver ese juego porque está anunciado y es conocido? ¿No se le rebela su perro contra las bolitas de color marrón de todos los días?
6. Cuando llega el momento de la verdad todos los jugadores que aún estén en el juego muestran sus cartas, para saber quién gano. En la vida real ese ‘momento’ puedo durar angustiosos años. En 1998 los jugadores eran: estado, Samper, Farc, Santos, paras, opinión. Los paras y Samper han salido, pero han sido remplazados por ELN, Bacrim, corrupción, oposición, dictadura. El juego es más complejo y en política se le llaman ‘escenarios.’
7. Uno de esos escenarios es que en el póker no hay discusión de que quien gana, gana. Por eso en el viejo oeste los jugadores llevaban pistolas. Cuando la ‘civilización’ nos desarma, algún avivato pretenderá robarle el triunfo del plebiscito al otro apostador. ¿Por qué ese riesgo? Porque Santos se tragó el cuento de que era un buen jugador de póker.
La literatura de Cervantes o Dante, la Biblia y sobre todo los Evangelios, las circunstancias corrientes de la vida como el póker, la cocina, los gobiernos y sus patrañas, pueden leerse maquinalmente, o a un nivel de lectura ‘vivo.’ La clave nos la da Jesús, un hombre bien VIVO Y DESPIERTO en el plano físico, emocional, mental y causal o creativo cuando en Juan 4, 13-14 dice: “Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.” ¿Qué es esa agua viva, diferente a la que consumimos? ¿A qué sed se refería Jesús? ¿Por qué nos llevaría a la vida eterna, y su falta, a la sed igualmente eterna? 
Cuando Jorge Enrique Botero entrevistó a Santrich en julio 7, de 2013 y le preguntó: ¿Llegará la luz de la paz? Respondió el guerrillero: “La luz de la paz está en el corazón de cada uno de los colombianos, lo que pasa es que está un poco opaca; hay que encenderla con la fuerza de la voluntad y de la esperanza. Hay que ponerle fe a este proceso y la mejor manera de atizar el fuego de la paz es que se permita la participación ciudadana.

Que no le pongamos líneas rojas a la decisión popular, que es la que más luz puede darle a esta oscura noche de la guerra.” Algo le está sonando a Santrich. Voy a ayudarlo.

1. Para que esa luz y esa paz sean reales Santrich tendría que aceptar que el verdadero hombre es inmortal, no es un perro, vive en varias dimensiones y actualmente está dormido en una de ellas, la espiritual. Jesús es el despertador, siguiendo y viviendo su ejemplo.
2. La opacidad de esa paz se llama sueño sicológico. En un ‘sueño’ usted puede encarnar un disparate y se lo cree. En la vida real usted puede vivir contradictoriamente en relación con esa ‘luz’ de la que habla y pensar que es normal, porque está dormido en lo espiritual. Ejemplos:
A. La represión es un bloqueo total que no permite percibir un sentimiento o un deseo inaceptable. Para reprimir su desastre moral los perros de Maduro aprendieron a bailar; y los de las Farc quieren ser amos en el senado. No ven contradicciones en lo que hacen o aspiran porque están dormidos en lo espiritual.
B. La introyección es una forma muy primitiva de identificación. Un objeto, un concepto o una persona, parece estar dentro de la psiquis del poseído. Chávez se creía Bolívar y Maduro se cree Chávez. Los perros se creen amos al ver la locura de sus dueños. 
C. La proyección es lo opuesto a la identificación. Cuando aparece un deseo o un sentimiento inaceptable, en lugar de calificarlo “¡Éste soy yo!”, el proceso de simulación del mundo lo califica de: “¡Esto es lo que piensa o siente otro!” Dado que esta defensa se aplica contra sentimientos y deseos malos e inaceptables, se tiene una visión negativa de los otros. El ejemplo venezolano es patético; el régimen se cree una mansa paloma y le echa la culpa de su desastre al imperio, los escuálidos, la conspiración. En el mundo canino esta fase se llama mal de rabia y puede atacar al amo. 
D. La racionalización es un tipo de defensa que permite obtener alguna respuesta a situaciones que disparan sentimientos y deseos inaceptables, pero que diluye y oscurece la inaceptabilidad al sustituirla por una racionalización aceptable y plausible de aquellas motivaciones. Con la racionalización, el proceso de simulación del mundo construye una buena imagen de la situación externa, pero una representación pobre de la propia posición relativa. La JEP es el ejemplo cumbre para racionalizar la impunidad y, vamos a ver, si no racionaliza la persecución. En el mundo canino es el sinónimo de perro educado, que no puede dejar de ladrar cuando pasa un perro que no le gusta.
E. La narcotización. La peor es la enajenación política que me recuerda al borracho que entra al bar gritando: ¡Viva la menstruación! ¡Viva la menstruación! Entonces otro camarada le dice: Oye, querrás decir: ¡Viva la revolución! A lo que el borracho le contesta: ¡Es lo mismo, con tal que corra sangre!
3. La participación ciudadana de tales hombres dormidos, no producirá un ‘despertar’ espiritual o democrático, sino una remezón político para cambiar unos borrachos por otros quizá más sobrios, pero a los que les gusta el trago, es decir, la tendencia a dormirse. 
4. En el frente occidental de la oscura noche de la primera guerra mundial, en la Nochebuena de 1914 alemanes e ingleses entonaron villancicos, intercambiaron cigarrillos, charlaron, fraternizaron y la lucha se suspendió por varios días y en algunos frentes por meses; es decir, ‘despertaron’ gracias a que ‘recordaron’ al Príncipe de la Paz. Pero el odio volvió a ‘dormir’ su voluntad de paz. En el 2017 las tres de la tarde es la hora de ‘recordación’ del sacrifico de Jesús para que despertemos. Si Santrich no entiende la presentación anterior, se la traduciré de esta manera.
5. En las Farc fue normal el comportamiento pasivo en el que la guerrillerada estaba a merced de los deseos, órdenes, instrucciones de los jefes, como le pasa a los perros o gente amaestrada o dormida. El que los jefes estuvieran contentos no le generaba a la guerrillera da problemas. Lo mismo ocurría con los campesinos amedrentados. (Sueño sicológico)
6. Las Farc han llegado a pensar que mientras más puedan ellos debilitar a los otros, más fuertes serán ellos. (El que se cree pitbull sabe que puede matar al amo.) Este es un comportamiento agresivo. Para ello pueden dejar a su interlocutor en ridículo; menospreciar a los capitalistas; mostrar orgullo y prepotencia. Ambas conductas son generadoras de desconfianza, pues usted nunca puede saber cuándo el pasivo le pegará un tiro; ni cómo el agresivo lo engañará cuando ya no pueda doblegarlo a usted con las armas. (Sueño sicológico en el que no se distingue si uno es el amo o el perro.)
7. Ahora bien, desde hace unos años ha entrado en juego un nuevo estilo de comportamiento: “la conducta asertiva” que consiste en defender nuestros derechos e ideas de la mejor forma posible pero siempre con la perspectiva de no perjudicar a los demás. Siempre está dispuesto al diálogo, a la negociación. No quiere decir que no se produzca nunca confrontación, pero que ésta en caso de producirse, es mínima y siempre abierta al diálogo y a la negociación y por lo tanto a la consecución de un compromiso. Esa conducta asertiva corre el riesgo de ser confundida con enemistad o pasividad… pues como aseveraba Gary Zukav en “El lugar del alma”1990, “Carentes de respeto, nuestras experiencias son brutales y destructivas; (pero poco a poco), esas vivencias se irán mostrando compasivas y solícitas. Tarde o temprano llegaremos a respetar cualquier forma de vida. Nuestra elección reside en saber cuándo sucederá y los tipos de experiencias que habremos de sufrir a medida que vamos aprendiendo. ” Las Farc decidieron encontrar ‘el lugar del alma’ después de 50 años de equivocaciones. Encontrar ese lugar es encontrar el tesoro verdadero. A Santrich le recomiendo el audio libro. A Santos, el libro para que intercambien pareceres. Espero que Santrich le hable a Maduro. Pero todo puede ser un sueño como el de Cipión y Berganza. O una circunstancia para despertar.

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido