Domingo 22 de Octubre del 2017

Salida en falso del Fiscal Montealegre

¿Qué esperanza puede tener un pueblo en la justicia de su país cuando los más altos funcionarios encargados de aplicar la ley anuncian que no la respetarán?  ¿O que la respetarán pero interpretándola a su manera, caprichosamente, lo que es lo mismo?

 

Es lo que acaba de ocurrir durante una entrevista entre un periodista de Noticias Uno, Arnulfo Méndez, y el nuevo Fiscal General, Eduardo Montealegre. Allí éste último arremetió una vez más contra la justicia penal militar  y lanzó una advertencia al país, sin olvidar hacer una valoración francamente alarmista de lo que significaría para Colombia la indispensable reactualización de la justicia penal militar.

 

Eduardo Montealegre aseguró que “de ser aprobado el artículo del fuero militar” tal como está hoy en la Reforma a la Justicia, habrá una “excarcelación masiva de militares”, por la “pérdida de competencia y vencimiento de términos, además de la entrega de procesos de lesa humanidad y cuatro mil casos que están en estudio”.

 

El Fiscal general agregó que, en consecuencia, si ese artículo llega a ser aprobado en la Reforma Constitucional que se discute  hoy en el Congreso, “él se negaría a entregarle a la Justicia Penal Militar todos los procesos” que tiene la Fiscalía.  Reiteró que él se abstendría de “pasar automáticamente a la Justicia Penal Militar” esos expedientes y que lo que hará es “estudiar caso por caso” para enviar sólo “aquellos en los cuales exista verdaderamente la competencia de la Justicia Penal Militar”.

 

Es decir que él desacatará la norma que  pide a la Fiscalía trasladar la totalidad de esos expedientes a la Justicia Penal Militar  y que él, personalmente, decidirá qué expedientes vale la pena trasladar o no a la JPM. Y que trasladaría sólo aquellos en donde él estime que la Justicia Penal Militar es “verdaderamente competente”.

 

Extrañado por semejante dislate,  el periodista le objetó al fiscal que lo que él quería decir es que el Congreso estaría  elaborando una norma jurídica “que la Fiscalía no va a cumplir”.  Viendo el peligro, Montealegre retrocedió un poco y aseguró que si esa norma es aprobada su deber es “cumplir la Constitución”. Sin embargo, retomó inmediatamente el hilo de su argumentación y confirmó que su actitud será de rebeldía contra la citada norma. Lo dijo en términos muy claros y sin rodeos, como para que todos entiendan cómo serán las cosas bajo su reinado y lanzó esta frase que todos deberíamos examinar una y otra vez: “Lo único que debe tener certeza el país es que la interpretación de ese artículo no va a ser una interpretación literal con apego a la gramática del texto”.

 

Por una extraña razón esta última frase, a pesar de su enorme importancia, no fue transcrita en la versión escrita que puso en línea Noticias Uno. Sin embargo, si el lector escucha el diálogo entre el periodista y el funcionario, en el audio que acompaña el texto, la frase se oye perfectamente. Desgraciadamente, esa frase (que no termina ahí pues evidentemente continúa) fue cortada en el audio. ¿Qué más dijo al respecto el Fiscal General sobre la “no interpretación  literal” que él piensa darle a esa norma?  ¿Su curioso método interpretativo, alejándose de lo que dice la norma (alejándose de la “gramática del texto”) será aplicado a otras normas? ¿Será utilizado también ese método para “cumplir” la Constitución? ¿Será ese el método que de ahora en adelante todos los fiscales del país deberán utilizar ante cada norma del ordenamiento jurídico del país?

 

Aún así, la frase del Fiscal Eduardo Montealegre, o esa fracción de frase, es una verdadera perla. Esta muestra cómo  una rama importante del poder judicial, la Fiscalía General, está dispuesta a desacatar  una norma aprobada por el poder legislativo.

 

El nuevo Fiscal General tiene, por otra parte, una visión muy poco equilibrada de lo que es y de lo que debe ser la Justicia Penal Militar en Colombia. Según él, si la Fiscalía traslada los cuatro mil casos donde están involucrados militares,  la justicia penal militar decretará la excarcelación del 50% de esos casos (dos mil) y dejará sin “castigo” a esas personas. ¿Por qué? ¿Por qué reaccionará así tan automática y arbitrariamente la nueva Justicia Penal Militar?  En el texto de Noticias Uno no aparece la explicación de Eduardo Montealegre. Sin embargo, un eco de lo dicho a su interlocutor aparece de todas formas en ese audio cuando el periodista, Arnulfo Mendez, afirma que la supuesta “liberación masiva de presos por fuero militar” se hará porque la justicia penal militar “no tiene capacidad ni independencia para terminar las investigaciones ni castigar por faltas probadas a los miembros de su línea de mando”.  

 

Obviamente, si el Fiscal General está convencido de que en Colombia la justicia penal militar es un organismo que, definitivamente, “no tiene capacidad ni independencia para terminar las investigaciones ni castigar por faltas probadas a los miembros de su línea de mando”, lo que la opinión debe deducir es que la única salida es que la justicia civil, que tampoco es un dechado de virtudes, juzgue a los militares.   Lo que es y seguirá siendo una grave equivocación, una violación de la Constitución y, sobre todo, un atentado más contra la seguridad nacional.

Otros artículos en

Sin Categoría

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido