Domingo 19 de Noviembre del 2017

SI SNOWDEN FUERA ECUATORIANO.

Si Edward Snowden, el ex-contratista de la NSA, fuera ecuatoriano, fácil sería suponer su suerte: basta con echarle una mirada a lo ocurrido contra el ex Asambleísta alterno de oposición ecuatoriano Fernando Balda.

Balda, al igual que Snowden, reveló que el gobierno de su país realiza espionaje; pero con dos marcadas diferencias: que Balda no es empleado del gobierno, por lo que no traicionó a su país; y que, el espionaje que denunció, no es espionaje a terroristas para proteger la seguridad nacional, (como sí es lo que hace los Estados Unidos), sino contra opositores y periodistas críticos al gobierno de Rafael Correa.

Si Snowden fuera ecuatoriano, seguramente durante su permanencia en Rusia, tal como ocurrió con Balda en Bogotá el 13 de Agosto del año pasado, hubieran llegado desde Ecuador un grupo de agentes de inteligencia y comandos mercenarios que lo hubieran secuestrado, amarrado, amordazado y encerrado en el baúl de un vehículo con el fin de llevarlo al Ecuador, donde correría quien sabe que tipo de suerte. Si esto hubiera fallado, como gracias a Dios ocurrió con Balda (pues tras una hora de haber permanecido plagiado fue rescatado por la policía anti secuestro), entonces seguramente el gobierno de Ecuador exigiría al gobierno de Rusia, como lo hizo con el de Colombia para requerir a Balda, una prueba de su oscura lealtad. Luego detendrían a Snowden con la fuerza pública y el ejercito, y violando sus Derechos Humanos y de asilo y lo embarcarían en un avión militar y lo llevarían a Ecuador donde estaría, quién sabe hasta cuándo, encerrado en una cárcel de máxima seguridad (como se encuentra actualmente el ex legislador de oposición que hizo lo mismo que él pero sin traicionar a su país y por lo cual fue acusado por el presidente Correa y sentenciado por supuestamente "atentar contra la seguridad interna del Estado").

Si Snowden fuera ecuatoriano, su familia, al igual que la de Balda (igual que su esposa, que sus hijos, que su madre…), sufrirían a diario el dolor y la incertidumbre sobre su destino, pues aún tienen presente en sus mentes el antecedente del terror que vivieron por los comprobados actos criminales cometidos contra este ser humano que es padre, hijo y esposo. El secuestro cometido contra Balda muestra la capacidad de perversión del gobierno ecuatoriano, que ahora lo mantiene bajo su poder encerrado en una cárcel de máxima seguridad, donde podría sufrir otro atentado criminal.

Snowden ha escrito una carta estratégicamente redactada en español, lo cual delata su complicidad con la propaganda gobiernista de Correa, que intenta posicionarlo como un humanista, sugiriendo que el gobierno de Ecuador es un ejemplo para el mundo por su defensa a los derechos humanos. De esa manera esconde su doble moral, que se evidencia cuando proclama al ex agente de la NSA, Snowden, como un héroe perseguido, que merece protección diplomática por haber revelado que los EEUU realiza espionaje a terroristas, mientras por otro lado mantiene encarcelado a su opositor, Fernando Balda, por haber denunciado que el gobierno de Ecuador espía a opositores.

Evidentemente, Snowden no se ha enterado de cuantos presos y perseguidos políticos hay en el Ecuador. Tampoco sabe que acaba de aprobar la mayoría legislativa del gobierno, una ley mordaza que busca subyugar a la prensa. Tampoco que en el Estado ecuatoriano rige un estado policiaco de espionaje, persecución y perversa criminalidad contra quienes se oponen al gobierno. Si Snowden fuera ecuatoriano y hubiera caído en manos del seudo humanismo perverso del gobierno de Correa, tal vez ya no estaría vivo y lo habrían desaparecido, como quisieron hacer con Balda.

¡Pobre Snowden! No quisiéramos seguir imaginando todo lo que hubiera ocurrido con él si hubiera tenido la mala suerte de ser un opositor al gobierno ecuatoriano.  

José Obdulio Gaviria
03/07/2013

 

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido