Miércoles 24 de Mayo del 2017

Todos los proyectos con la metodología Fast Track parten de una falacia y es que los acuerdos nunca fueron refrendados
 

José Obdulio Gaviria senador del Centro Democrático - Foto: semana.com

Oyendo al doctor Sergio Jaramillo (Comisionado para la Paz) quedo totalmente convencido de que los grandes escenarios políticos los construye la lealtad y la transparencia, con usted nunca hubo lealtad y trasparencia doctor Jaramillo.

Con el doctor Jairo Estrada, por ejemplo, sin conocerme –representante de Voces por la Paz- cruzamos espadas ideológicas, intelectuales, puesto que yo me referí en muchas ocasiones o en varias ocasiones, recuerdo por lo menos haberlo citado en algún artículo periodístico a sus tesis que eran absolutamente contrarias a las que yo defiendo.

Usted, Sergio Jaramillo, nos acompañó desde el año 2006 a defender la seguridad democrática que partía de un elemento básico: la confrontación con el terrorismo, el antagonizar con él desde del Estado, el defender la legitimidad del Estado colombiano, la injusticia de la causa en cualquiera de las acciones del terrorismo y, sobre todo, el no apaciguamiento de esa lucha.

Qué decirle y qué responderle a usted sobre que el Estado colombiano encabezados en ese momento en el Ejecutivo por el doctor Álvaro Uribe Vélez y por su antecesor, un hombre con grandeza espiritual y política como el doctor Luis Carlos Restrepo si yo nunca le oí a usted una sola palabra que contrastara nuestros puntos de vista, ni una sola palabra. Usted estaba en el Ministerio de Defensa en el cargo de Viceministro y qué.

Entonces uno dice qué debate vamos a dar al respecto.

Sería una buena ocasión para la Comisión, que es una Comisión deliberante y con unas presidencias –hay que reconocerlo-, las presidencias que hemos vivido la del doctor Juan Manuel Galán, la del doctor Manuel Enríquez y la actual de Carlos Fernando Motoa, la posibilidad de un gran debate en esta Comisión para qué hacerlo, sigamos más bien en nuestros escenarios políticos enarbolando estos puntos de vista, nosotros sí con sinceridad y con disposición de llevarlas hasta las consecuencias que deben tener en el caso que volvamos a la dirección del Estado a través de uno de nuestros candidatos.

Entonces, este proyecto y todos los que vamos a discutir y ustedes van a aprobar con la metodología Fast Track parten de una falacia y es que los acuerdos nunca fueron refrendados, incluso en los proyectos se estaba diciendo que la proposición que había sido presentada ante el Senado para refrendación había sido aprobada, el Senado nunca la aprobó, la Cámara la aprobó, el senado nunca la aprobó.

Y si partimos de esa falacia y continuamos avanzando de esa manera pues la legitimidad de todos los actos legislativos y leyes que se aprueben mediante este procedimiento espurio van a tener ese carácter espurio, pero está bien.

Quiero simplemente entonces dejar una constancia para la historia y una explicación para la opinión pública dado que las mayorías hoy harán que esta norma sea aprobada en este debate.

Yo creo que la doctora Claudia López trata de amortiguar un poco el contenido mismo diciendo que es el producto de la reflexión sobre los puntos de vista y las reflexiones del No.

La verdad es que es una manera de soslayar la decisión mayoritaria del pueblo simplemente y darle una versión a la pretensión de convertir por obra y gracia de una ficción en norma constitucional las 310 páginas del mamotreto simplemente como lo que dice el artículo “obligatorio parámetro de interpretación y referencia de desarrollo y validez de las normas y las leyes de implementación y desarrollo del acuerdo final”.

Entonces, mediante esa falacia se le da la siguiente orden a todos los funcionarios del Estado, en particular a los jueces: tendrán que leerse permanentemente el acuerdo final, tendrán que aprenderlo, tendrán que sistematizar su información para que todo lo que hagan guarde coherencia e integralidad con lo acordado preservando los contenidos, los compromisos, el espíritu y los principios del acuerdo final.

Yo no creo que haya antecedentes de tal cosa, pero allá ustedes.

Lo que sí les garantizo es que la vigencia sí queda en entredicho. El pretender que durante 12 años los colombianos nos atengamos a semejante orden es francamente una locura. Nosotros, por ejemplo, ya notificamos que si a partir del 7 de agosto del 2018 el Presidente de la República hace parte de la corriente del No de ninguna manera actuará en consecuencia de este acto legislativo puesto que, de inmediato, procederá a pedir y seguramente estará acompañado por fuerzas parlamentarias que le permitan su derogatoria.

Esa es la realidad. Las cosas se deshacen como se hacen que eso quede claro que van a pretender que estos compromisos, este espíritu y estos principios del acuerdo final rijan durante un Gobierno de las organizaciones políticas del No, no tiene la menor posibilidad y no parte del menor realismo.

De manera que acatamos el hecho hasta el 7 de agosto de que esta norma rija en las circunstancias dichas, de ahí en adelante nuevas cosas seguirán.

Otros artículos en

Nota Editorial

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Jaime Sánchez Cortés

11/02/2017 10:28 AM

Es claro que en una democracia no existen las decisiones inmodificables porque simplemente los escenarios cambian y el poder también. El pueblo es el que en últimas decide porque ostenta la soberanía de la Nación. Si los acuerdos requieren ser modificados se puede utilizar el fast track para hacerlo y si es necesario quitarle las adherencias espurias a nuestra Constitución con una Asamblea Constituyente, eso se hará. La única forma de impedirlo sería implantando una dictadura o acabando con el sistema democrático en Colombia. Con el ejemplo de Venezuela tan cerca, es muy posible que el pueblo colombiano no lo permita.

Alberto de la Torre

10/02/2017 9:50 AM

Hagan los comentarios que hagan, la realidad se les impone en su cara, las FARC han cumplido el cese al fuego, el traslado de sus combatientes a las zonas, y cumplirán entregando a los menores.

Durante los ocho largos años de gobierno, poco se oyó mencionar siquiera la liberación de los menores, la “seguridad democrática”, tuvo éxito con su ministro de defensa estrella Juan Manuel Santos, hoy tan criticado y desaprobado por quienes lo impusieron, robándole las elecciones (como siempre se ha hecho) al candidato opositor Antanas Mockus.

Hace muchos meses ya no se oye hablar de “retenes” ni pescas milagrosas, en el hospital militar central no hay ni un sólo herido en combate.

El Centro Democrático, que no tiene absolutamente nada ni de centro, ni mucho menos de democrático debe aceptarlo!

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 64-31 Piso 5º - Tels: 3128120 - 7551731 - 7551732 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido