Domingo 24 de Septiembre del 2017

Una parodia no tan parodia

Autor(a): Fernando Balda  | 

Fecha: 14/01/2014

Exclusivo para FCPPC
 

(Prohibido para menores de 18 años) se recomienda prudencia ya que a continuación se revelan detalles del contenido del hackeo a cuentas de funcionarios de gobierno encontrados en los computadores de un Asambleísta y su asesor, mismo que se refiere al material que el dictador ecuatoriano calificó como "pornográfico".

CAPITULO I

Capitán Vallejo: ¡Presidente! ¡Presidente! ¿¡Adivine que!? ¡Buenas noticias! ¡Nuestros departamentos de inteligencia acaban de descubrir quienes son los que tienen en su poder la información hackeada de sus correos presidente!

El dictador: ¡En serio! ¿¡Y como lo descubrieron!?

Capitán Vallejo: ¡Hackeándoles los correos de ellos presidente!

El dictador: ¡en serio! ¿y quiénes son?

Capitán Vallejo: son el Asambleísta de oposición Clever Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio.

El dictador: ¿y qué nomás tiene esta gente sobre nosotros?

Capitán Vallejo: tienen las conversaciones suyas por chat, sus correos, los del vicepresidente, los de su secretario jurídico Alexis, las comunicaciones de nuestro "ultra secreto e impenetrable departamento de inteligencia" y otras más de varios funcionarios de nuestro gobierno, presidente.

El dictador: ¿dame detalles?

Capitan Vallejo: creo que no le van a gustar mi presi.

El dictador: ¡desembucha ya!

Capitán Vallejo: bueno mi presi… Mire… En sus correos y sus chats están las conversaciones sobre algunos negocitos, la forma déspota e insultante con la que usted siempre se refiere a las demás personas, y de como usted mismo ordena acciones contra sus opositores a Alexis y a "cabeza e grifin" entre otros. También se lee como usted es quien ordena directamente al poder legislativo y judicial para que actúen a su conveniencia y encarcelen a quienes denuncian la corrupción de nuestro gobierno. Y ya han quedado al descubierto los chats alternos con nombres ficticios que usted usa con nosotros para poder hablar nuestras cosas super secretas. Ya la oposición sabe que usted si come langosta, se viste con ropa de marca, y le gusta el buen vino, hasta cuanto le costaron las gafas esas que se compró igualitas a las que usaba su amigo Gadafi. Su imagen se desdibuja así como cuando el Fernando Balda sacó el audio que le grabaron en su despacho donde usted hablaba de la adulteración de la constitución y de cómo le tiene hambre a los medios de comunicación independientes, así de piratezco se lo lee en el hackeo presidente. En lo que respecta al hackeo a los correos de nuestro "super secreto e impenetrable" departamento de inteligencia están los seguimientos a nuestros opositores y periodistas, el plan para secuestrar al flaco Balda, los detalles de la plata que le dimos al agente de inteligencia Raúl Chicaiza para que vaya a Colombia con los otros agentes a secuestrarlo, está hasta el croquis de la operación y los nombres de todos los que participaron. Es decir: lo saben toooodoooo.!

El dictador: Mmm… ¿Y cómo hacemos entonces para echarles el guante y meterlos presos a este Jiménez y Villavicencio? Y virar la torta para que parezcan ellos los infractores y no nosotros.

Alexis: ¡Mister President! Mire, la única opción es "legalizar" la acción, debemos allanar sus oficinas y sus domicilios, y después que tengamos toda la información de sus computadores entonces usted debe decir que hace tiempo le seguíamos la pista a quienes han hackeado sus computadores y de otros funcionarios de la dictadura.. ¡Uy! Perdón: de la presidencia quise decir.. jefecito.

El dictador: ¿pero cómo hacemos para que la info que está en el hackeo a nuestros correos y chats no le sirva a la oposición para que nos enjuicien por nuestros delitos?

Alexis: ¡fácil mi jefecito! Como el hackeo es ilegal y esa info no fue obtenida con orden judicial nada de lo que hay allí puede ser utilizado en nuestra contra. Pero, como nosotros somos "vivos" y somos los que haremos el allanamiento con orden judicial, entonces si podremos utilizar la info en contra de ellos diciendo que han hackeado y divulgado información confidencial. ¿Cómo me le parece mi jefecito? (Y cantando dice) ¡Fijate, fijate en tu secretario!

El dictador: ¡Eres brillante Alexis! ¡Ejecútese!

Capitulo II

Después del allanamiento)

El dictador: (a la prensa) "nosotros somos las víctimas, han hackeado los correos del presidente, del vicepresidente, de mi secretario jurídico y de nuestro departamento de inteligencia. Vamos a demandar a Jiménez y Villavicencio por hackeo y divulgación de información confidencial. Además miren: la calaña de este Jiménez es tal, que; en su computadora se ha encontrado hasta pornografía."

Capitulo III

(Nuevamente en el despacho)

El dictador: ¿Como estuve?

Alexis: ¡Muy bien mister president! ¡Muy bien! ¡Casi que se merece un Oscar! Como todos los sábados.

Capitán Vallejo: Permiso paso mi presidente.

El dictador: adelante… ¿Por qué traes esa cara de asustado?

Capitán Vallejo: Jefe….. jefecito de antaño, de hoy y de siempre.. ¿Usted si sabe que yo estaré con usted hasta la muerte verdad jefecito?

El dictador: ya dejate de zalamerías ¿y dime que pasa?

Capitán Vallejo: Jefe es que creo que metimos la pata. ¡La embarramos! Revisando las fotos pornográficas a las que usted se refirió en la chavatina, acabamos de identificar a las tres chicas que ahí aparecen, ¡y son funcionarias públicas de nuestro gobierno!

El dictador: ¡¿queeee?!

Capitán Vallejo: si mi presidente, ¡son tres empleadas de PETROECUADOR!

El dictador: pero… ¡¿Cómo es posible que me hayan hecho cometer tamaña estupidez?! ¡Esto es bochornoso, he quedado como un verdadero idiota, yo hablando de la inmoralidad de los opositores, mientras tengo pornografía en casa! ¡Y quién sabe si posando encueradas por petro-dolares!

Capitán Vallejo: pero eso no es todo mi jefecito…

El dictador: ¿¡no me digas que hay más!?

Capitán Vallejo: si.. Imagínese que hemos revisado minuciosamente los computadores de Jiménez y Villavicencio y hemos comprobado que ellos no han hackeado nada, a ellos simplemente les pasaron la información.

Alexis: entonces tenemos otro grave problema y es que en la calidad de Jiménez de Asambleísta, legislador y fiscalizador, ha actuado enmarcado en sus derechos y obligaciones, está dentro de sus funciones recibir todo tipo de información y analizar su veracidad durante el tiempo que él considere antes de hacerla pública o denunciarla. De tal forma que por derecha, digo: en derecho no lo podemos denunciar.

Capitán Vallejo: Además presidente hay mucha información hackeada que si la opinión pública la llega a conocer, vamos a quedar muy mal. Tendríamos que seleccionar que nos conviene mostrar y que no. Porque si no lo de nuestras actrices porno como usted ha sugerido que son, sería solo la cereza de este enorme pastel.

Alexis: Tranquilos, que no cunda el pánico. Ya sabe mister presidente que en cuestión del manejo de la injusticia; digo: de la justicia… yo soy cuco viejo, así que dejemelo a mí. Si pude hacerle ganar el Lotto de ochenta millones con diario El Universo, esto de meter presos a estas dos piedras en sus zapatos, para mi es pan comido.

(Entra a la oficina alias "cabeza e grifin", quien fue bautizado así por su propio jefe por razones que aún no han sido públicas y que el dictador no ha querido divulgar. Mismo que ha alcanzado a escuchar gran parte de la conversación)

Cabeza e grifin: ahhh ¿porque a él si?.. ¿porque a él si? ¿Porque al Alexis si le da todo gusto?, ¡yo también quise meter preso al Balda por hackearme los computadores del trollcenter y no me dejaron enjuiciarlo!

El dictador: ¡si serás bien bruto cabeza e grifin! No vez que si lo enjuiciabas era admitir que nosotros somos los dueños del trollcenter y los mayores injuriadores de la historia a través de nuestro ejército de trolls. ¡Además en el trollcenter también se encontró harto material pornográfico homosexual de tus empleados! Fotos explícitas, chats sobre encuentros sexuales entre hombres etc. Eso hubiera sido otro escándalo más.

Cabeza e grifin: bueno jefe si usted lo dice…. ¿Entonces que hago? ¿Preparo la cadena para desprestigiar a Jiménez y Villavicencio o que?

El dictador: ¡y claro! Hazlo, ¡de una! Y utiliza todo el material en video del allanamiento y del hackeo que nos dio ilegalmente el fiscal, y que Alexis te diga cómo explicar para hacer creer que si es legal que lo tengamos nosotros y que lo hayamos utilizado. Ahhh y no olvides, todo al puro estilo de la revolución ciudadana. Métele caricaturas, parodia, búrlate de ellos, hazlos quedar como criminales, di que nosotros somos las victimas y a mí como siempre santifícame, hazme parecer un humanista, inmaculado, que la virgen María parezca impura si la comparan conmigo, y sácame diciendo esa frase que tanto me gusta: "avanzamos patria". ¡Vaya con todo mi Steven Spielberg! Que quiero a esos dos haciéndole compañía al Balda en el penal.

(Fin)

Mis comentarios:

Ahora sí, hablando en serio; formulo las siguientes preguntas.

¿Como sabía el dictador que Jiménez y Villavicencio tenían la información mencionada en sus computadores si es que ellos no son los autores del hackeo? Pues si fueran los autores del hackeo habría un rastro electrónico el cual no existe ya que son solo los receptores de la información.

¿Acaso el trabajo del legislador constitucionalmente no consiste en analizar toda información de actos de corrupción que le sea entregada, y revelarla o denunciarla una vez analizada? ¿y por lógica proteger a la fuente más que todo en estos casos tan sensibles?

¿Porqué el dictador no revela toda la información que contiene el hackeo como se lo ha pedido el Asambleísta Clever Jiménez ? ¿Cuál es el miedo?

Yo estoy seguro que la información se empezará a filtrar poco a poco, porque si Jiménez y Villaviciencio la recibieron de otra persona no hay garantías de que sean los únicos que la tenían, podrían existir otras copias. Y una vez más los "inteligentes" de "inteligencia" descubren las "pruebas" cuando estas ya están circulando como boleto de circo. Como ejemplo: cuando yo recibí el material del hackeo al troll center, lo hice de parte de un joven que tenía de 16 años, quien había obtenido el material a muto propio. Y es que un hacker podría ser el hijo de nuestro vecino y nosotros no lo sabríamos. Esos cerebros brillantes están en cualquier parte y no necesariamente en la CIA o en fuerzas conspirativas.

En otro punto de esta noticia: Cuando Correa se refirió al material "pornográfico" encontrado en el computador de Jiménez, recordé haber leído un artículo en el que estudios daban cuenta que al 83% de las mujeres les agrada la idea de ver películas pornográficas a la hora de tener relaciones sexuales con sus parejas, y que, por lo menos el 63% lo practica así. Entonces me dije: "¿Será que el Asambleísta Jiménez estaría pensando en complacer a alguna de las damas que conforman ese 83% o 63% ?" pero la especulación me duró muy poco, solo hasta el día de visita en la prisión en donde mis visitantes, más enchufados que yo, me comentaron los pormenores de este (según el dictador) "escandaloso hallazgo". Es así que he conocido detalles sobre las fotos en las que, según me cuentan, aparecen tres bellas damas que resulta, son empleadas de PETROECUADOR, y que en las imágenes se las observa haciendo gala de sus atributos físicos y artísticos en esmeradas situaciones. Es penoso, que estas damas que se esforzaron por complacer a quien las fotografió mostrando absolutamente todos sus secretos hasta en el mínimo detalle, hayan sido brutalmente cuestionadas por sus prácticas privadas, ya que aquella exposición que de seguro fue voluntaria y para deleitar a algún singular "don juan" en la privacidad del momento más humano que existe; hoy, gracias a la imprudencia del dictador sea vox populi, y que, además, en su intento de parecer un inmaculado moralista su equivocada acción lo que llegó fue a proyectar una aparente atrofiada concepción de la moral intentando inducir a los demás en criterios sobre lo que en cuestiones de intimidad está bien o está mal. Lo que si vale destacar es que con este pronunciamiento el dictador se alejó de sus deberes y obligaciones constitucionales al criticar los hábitos sexuales de otras personas, en este caso, de tres jóvenes mujeres, en su afán fallido de hacer quedar como un monstruo a un opositor, que a lo mucho hubiera quedado como un don juan. Por unas cuantas fotos XXX que de paso ni siquiera eran de él.

Lo cierto es que Jiménez tiene de don juan y de hacker lo que yo tengo de cantante o el dictador de humanista, es decir; nada.

Lo que si preocupa es que hace varios años las cortes de Ecuador vienen fallando en contra de todo aquel que denuncia la corrupción y los crímenes gubernamentales, y han dado el poder al gobierno de encarcelar a quien quiera. Un gobierno que encarcela a los fiscalizadores, es aquel que le teme a los ciudadanos, y por ende los desprotege. Si se encarcela al fiscalizador ¿Como sabríamos entonces si el presidente de un país ha cometido crímenes?, ¿O si un oficial de policía o militar ha secuestrado o torturado?, ¿o si se nos están robando el dinero del erario nacional?. Nosotros no podríamos controlar a aquellos en el poder, responsables de ejercer el poder con justicia y en democracia. ¿y cuál sería entonces la naturaleza de un gobierno cuando no teme a la responsabilidad ni al castigo? Estas son preguntas que cada vez nos preocupan más.

Así comienza, esta nueva historia llena de revelaciones sobre hackeos, corrupción gubernamental, doble moral, y vidas privadas, que de seguro será un muy, pero muy largo culebrón.

Nota: Esto no es una caricatura de Bonil. Es una parodia no tan parodia. Y Punto.

Fernando Balda

Twitter: @fernandobalda

Ex Asambleísta Nacional del Ecuador (A).

Secuestrado y, preso político del gobierno de Rafael Correa.

Columnista de: Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia, (Colombia) Periódico Debate (Colombia), Reporte Confidencial (México), Red Digital TV, (Venezuela) Venezuela Awareness (Venezuela) Nicaragua Hoy (Nicaragua), y varios medios internacionales más.

Otros artículos en

Nuestros Columnistas

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido