Martes 24 de Octubre del 2017

Vicepresidente o candidato

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Luis Carvajal Basto  |

Fecha: 27/07/2015

 

Foto: goyes.wordpress.com

Rompe los principios de igualdad y transparencia, que Vargas Lleras desempeñe las dos funciones simultáneamente.

A tres meses de elecciones y en un momento en que cada vez se pone en evidencia su participación en ellas como altísimo funcionario, jefe natural de un partido y precandidato, el vicepresidente debería escoger el rol más conveniente y renunciar a los demás.

Con la exposición mediática y el debate que han suscitado las elecciones regionales se han revelado, o recordado, algunas verdades de nuestra democracia. Entre ellas el continuo sacrificio de las instituciones en aras de intereses particulares, como se ha observado en el proceso de expedición de avales.

En medio de estas “revelaciones” se ha destacado el anómalo papel que viene cumpliendo el vicepresidente y su partido, Cambio Radical. El episodio de los avales y la renuncia del Senador Carlos Galán para ser reemplazado por Rodrigo Lara, deja la impresión de una maniobra para engatusar a la opinión. Los candidatos cuestionados, finalmente, mantuvieron sus avales y Galán renunció solo para quedarse. Otra vez, todo cambia y todo sigue igual.

La situación en ese partido es diferente a los demás porque, hoy por hoy, es el único que tiene un candidato presidencial quien, a la vez, es alto funcionario del Estado. Para el vicepresidente las elecciones de octubre serán una “pica en Flandes” hacia 2018 y se ha comenzado a afianzar un trípode que, al menos en teoría, pareciera tan extraño como infalible: Los votos de la Costa, con el liderazgo de los eficientes Char; los de la provincia, para lo cual han estimulado toda clase de alianzas como en la Guajira; y ahora los de Bogotá, para lo cual han integrado la candidatura de Enrique Peñalosa. Sin que exista un hilo ideológico o programático y aunque resulte extraña una coalición en la que caben el anti clientelista Peñalosa y Oneida Pinto, su campaña avanza olímpicamente ante el silencio del foro.

A pesar de los enormes presupuestos de los ministerios Vargas Lleristas y de las costosas campañas de publicidad, que cumplen el doble propósito de promover obras que no han sido ejecutadas y la candidatura del vicepresidente, solo ahora comenzamos a observar los efectos de dos agendas haciendo parte del mismo gobierno. Las cuñas publicitarias que promueven vías y viviendas, pagadas por todos los colombianos, compiten con las institucionales de Cambio Radical. Su campaña presidencial ya empezó, aunque los términos legales no.

Si se trata de pesos y contrapesos, está claro que el vicepresidente juega con ventaja pues en Colombia todos sabemos que es y será candidato presidencial. Muchos empresarios le “hacen cola” para participar en los proyectos a su cargo y alguna norma debería, cuando menos, impedir que recurra luego a ellos como fuente de financiación. En “sus” ministerios ejerce como presidente en funciones, cosa que en la puerta de las elecciones y sin conocerse sus resultados, comienza a afectar, incluso, la gobernabilidad de Santos en pleno proceso de Paz.

Aunque resulte difícil de medir, está claro que el aporte electoral del vice presidente fue importante en la reelección de Santos pero también lo está que, en contraprestación, Vargas Lleras estrenó funciones ejecutivas para la vice presidencia. Sin darnos cuenta, empezamos, en la práctica, a desarrollar una figura nueva, el cogobierno, no contemplada en nuestro andamiaje institucional.

Con la promoción gratuita que ha tenido; los mandatarios regionales que su partido conseguirá y los enormes contratos, diferentes a obras realizadas, ya suscritos, el vicepresidente debería considerar la “deuda” política saldada. No se puede servir a dos causas, ni Colombia lo resiste. Debería dedicarse a su candidatura o a actuar como vicepresidente. Es difícil entender que a un ciudadano, por importante que sea, le asistan más derechos que a los demás.

Otros artículos en

Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que no necesariamente se identifica, comparte o está de acuerdo con los comentarios de los lectores.

calvo

28/07/2015 4:53 PM

Que se podria esperar de este otro elemento que es tan corrupto como su colega juan manuel sabemos que son del mismo gallinero y que
su unico interes es de seguir desangrando al pais para beneficio propio

Para comentar, por favor ingrese o regístrese

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Cra 13 No. 48-50 Oficina 709 - Tel: 3107724587 - Bogotá, Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

Esta página no contiene errores y cumple todas las especificaciones del "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C"

HTML5 Válido CSS 3 Válido! RSS Válido