Photo Uribe
Logo Small

Martes 17 de Julio del 2018

Yo admiro al procurador Alejandro Ordoñez… ¿y usted?

Publicado en:

El Diario del Otún  | 

Autor(a): Carlos Alberto Ramírez Cardona  |

Fecha: 01/05/2014

 

Si usted quiere ser insultado, injuriado, casi que llevado a la hoguera o al cadalso, solo diga que admira al procurador General de la Nación Alejandro Ordoñez, para que sienta lo que es el odio y la intolerancia.

Decía Edmundo Burke que “cuando se tenía derecho a todo, se carecía de todo”, libertades exageradas, melifluas y absolutistas son interpretadas como “civilidad,” “tolerancia,” y libre desarrollo de la personalidad, patrimonio de la izquierda vociferante, de intelectuales ateos y liberales hipócritas.

El Procurador ha sido difamado y tergiversado, colocado como un basilisco, una especie de bestia prehistórica o que escupe fuego, por sus conceptos, ponderados, cercanos a la moral cristiana y a la autoridad, en contra de la disolutez y el libertinaje, quien defiende estos conceptos en medio de una sociedad cada vez mas hedónica, voluptuosa e inescrupulosa, no goza de ningún afecto y simpatía.

“Nada es veneno, todo es veneno, todo depende de la dosis”, es el punto medio, el equilibrio, esa mesura que se logra, ese punto de encuentro entre la libertad, el orden y la autoridad.
¿Qué pretendemos una sociedad libérrima, y sin control, que lo pueda todo?, hemos sacado a Dios de la Constitución Política, de las aulas de clase, de nuestras familias y de la vida diaria, y lo hemos sustituido por un aluvión de derechos, prerrogativas y exigencias liberales, que supuestamente lo reemplazan, y envanecen al hombre y envilecen su condición, llamadas ¡civilidad!

Su posición jurídica en el caso Petro, ha desatado a una izquierda furiosa, vociferante y fanática, además de cautivar una gran cantidad de jovenzuelos idílicos y románticos, llenos de hormonas mas que de cerebro, intelectuales, artistas y bohemios, que lo miran como una especie de moderno inquisidor. ¿Desde cuándo aplicar la ley con rigorismo es delito? Ello solo refleja una sociedad sin control y respeto por los más altos ideales de la Patria.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.001% que cumple todas las especificaciones técnicas y logra una calificación mínima de 98/100 en todas las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed" y de 100/100 en las de "Pingdom", que también certifica que la velocidad de este portal es superior al 95% de la del resto de portales del mundo. Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de los botones abajo:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Pingdom Test Google PageSpeed