Mientras Juan Manuel bufe, que nadie codicie

Mientras Juan Manuel bufe, que nadie codicie

La definición más simple de autocracia es la de aquel sistema en que los asuntos públicos se resuelven por una sola persona, por esta razón la "calidad" de nuestra “democracia” es proporcional al sentir presidencial: negociante, hipócrita y falsamente legalista.

Sobrevive en él, un gen de un socialismo trasnochado, que lo hace tener una vista de avispado para las conductas antidemocráticas en contra de todo lo que tiene que ver con URIBE CENTRO DEMOCRATICO, y ser casi ciego para las que se originan en el socialismo siglo XXI; instrumento trasnochado que sólo puede poner en movimiento él, como jefe del poder ejecutivo. No obstante que nuestra Carta dice que “el pueblo tiene derecho a la democracia y su gobierno la obligación de promoverla y defenderla", a ella puede acudir la Corte Suprema, pero no lo hace porque todo lo mira por el ojo izquierdo. El parlamento, cuando sientan que sus derechos son atropellados, pero en este caso no, porque están recibiendo buena mermelada, que en  nombre de una mayoría electoral ficticia, decide destruir las bases esenciales de un proceso de paz, que venía del gobierno Uribe, que bien utilizado podía haber llegado con una fuerza legal a su final.

El presidente Santos ha fracasado en todas sus políticas, porque solo actúa para fortalecer su ego, pensando solamente en aniquilar y destruir todo lo que tiene que ver con la política de Seguridad Democrática que fue la que lo condujo a sentarse en la primera silla del país, y nos montó una  ilusión de bienestar, una ilusión de progreso, que en la realidad solo él y su séquito disfrutan  hábilmente por medio del chismorreo, del burdo clientelismo y el profano manejo mediático, llegando a hacer creer al pueblo estas engañosas y frustrantes ilusiones.

La  política del gobierno nacional, sólo refleja el nivel poco ético y ejecutivo de sus gestores, que dejan mucho que desear, puesto que desde la Casa de Nariño, saben y conocen como opera el sistema, pues al parecer sólo sirve de manera autocrática cuando lo que el presidente Santos resuelve es alineado a sus intereses, y si no, se adoptan medidas, como la de un referendo el mismo día de las elecciones para congreso, lo cual de democrático no tiene absolutamente nada, pero sí, mucho de maduro-castrista. Que fácil es decidir algo así, sin responsabilidad y a base de mermelada hacer que le aprueben los proyectos nefastos para los intereses del país, respondiendo duramente con epítetos bastante ofensivos en contra de los que somos sus contradictores, como lo ocurrido a nuestro colega Ricardo Puentes Melo en un estilo muy propio del jugador de póker.

Ahora emerge un adalid y monigote alborotando el medio con unas mal encubiertas intenciones: Vargas Lleras dizque aspirando, a sabiendas de que solo es una avanzada de saltimbanqui para promocionar la figura del presidente, el muñeco principal del show, porque muy bien deben conjugar aquello, que mientras Juan Manuel bufe, que nadie codicie.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar