Una noche muy Especial en la Plaza Libertad (Sadel) Caracas

Una noche muy Especial en la Plaza Libertad (Sadel) Caracas

Una noche de tensión y esperanza me reuní con un nutrido grupo de estudiantes en resistencia en la parte vegetal de la Plaza Sadel ubicada en las Mercedes de la convulsionada ciudad de Caracas, el objetivo de este encuentro convocado por algunos de mis jóvenes amigos era conversar con ellos y sus compañeros, sus sueños, sus esperanzas, sus experiencias, sus ideas sobre la resistencia, sobre del presente y futuro de esta golpeada pero querida Patria que compartimos. Algunos que me conocían les habían hablado a los otros estudiantes de este amigo que los había acompañado en muchos momentos difíciles pero enriquecedores de las huelgas y luchas en años atrás.

En un ambiente de genuina hermandad escuchamos a los jóvenes que venían de varios sectores caraqueños, así como del Zulia, Falcón, Lara y unos extraordinarios jóvenes del Táchira a quienes le manifesté mi gran admiración por la lucha que llevaban a cabo y les confesé que era caraqueño de nacimiento pero gocho de corazón.

Ver y escuchar a estos jóvenes con la convicción con que hablaban, lo mucho que compartíamos, el dolor por una realidad donde la miseria, la violencia, la corrupción y la pérdida de la soberanía estaba a la orden del día gracias a la indolencia e indiferencia de muchos, fueron enfáticos en el rechazo a una MUD cómplice en asqueante convivencia con los que destruyen el país. Les di mi visión espiritual y por las lágrimas asomadas en muchos ojos llego a sus corazones. Les confesé que le daba gracias a Dios por haberme dado en vida la oportunidad de conocer, apoyar y compartir con una generación que realmente amará a Venezuela con tanta pasión que hasta sus vidas ofrendaban por ella, no me cabía el orgullo en mi pecho, la emoción de todos fue muy grande con fraternales abrazos nos dijimos hasta mañana.

Dos generaciones nos encontramos de nuevo pero con un sólo ideal el de luchar hasta hacer realidad la Libertad en esta tierra de gracias que no en vano parió a Bello, Bolívar, Uslar y Betancourt como a tantos jóvenes HÉROES que hoy están a pie de lucha o que con amor, coraje y determinación han ofrendado sus vidas.

Una noche realmente especial.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar