Yamid Amat y Efraín Cepeda: ¡sofistas del periodismo y la política!

Yamid Amat y Efraín Cepeda: ¡sofistas del periodismo y la política!

Después de la tempestad de las elecciones, vino la calma; pero en el partido Conservador persisten nubarrones en relación con la actitud de los mermelados. Yamid Amat y Darío Arismendi, son dos buenos periodistas; pero sus formulaciones insidiosas contra el partido Conservador, son reconocidas por todos, más las de Darío que las de Yamid, pues Arismendi, come godito a la estofada. Para la RAE, Sofista es el que se vale de sofismas; y Sofisma “es la razón o argumento aparente con que se quiere  defender o persuadir lo que es falso”.

Analicemos la entrevista que Yamid Amat le hace al Senador Efraín Cepeda, en El Tiempo del 22-06-2014. Al preguntar Yamid: “¿Qué es lo que ha dividido al partido Conservador?” Cepeda responde: “Hay un sector de marcada tendencia Uribista que la provoca”. Refutamos: la división la prohijaron los mermelados, quienes obligaron al doctor Ómar Yepes a aplazar la Convención en 3 oportunidades; y a que renunciara, porque ellos no dejarían sacar candidato del partido. Los mermelados asistieron a la Convención y salieron chutados, porque las bases impidieron que el partido desapareciera, confundido en una anodina “U”; que nadie sabe cual es su ideario, si alguno tienen.

Pero más adelante en la entrevista, el ingenuo Cepeda, reconoce que: “Es claro que durante 8 años de gobierno, el expresidente Uribe demostró estar más cerca de las doctrinas conservadoras que de las liberales y por eso atrae a un sector del conservatismo”. Aquí, queremos ir mas al fondo, y mostrarle al Senador Cepeda su pobreza doctrinaria. Hemos tenido la fortuna de decir, que Álvaro Uribe, es nuestro segundo Núñez. Ambos provenían del Olimpo Radical Liberal; y Rafael Núñez evitó la Balcanización de la Nación y Álvaro Uribe, con su firmeza, permitió que el País volviera a salir con tranquilidad por las carreteras y a pescar tanto de día como de noche; ante el apremio de las Farc.

En sus mandatos, el presidente Uribe le dio al conservatismo la participación adecuada y equitativa a la que teníamos derecho, y el presidente Santos nos la redujo a solo tres Ministerios. Vamos a ver si los mermelados son tan verracos de exigirle a J.M. Santos que nos aumente los Ministros y nos dé el de vivienda, que es el más demagógico; pues al fin y al cabo, los mermelados conservadores son los que tienen hipotecada la Costa a Santos. Continuó Yamid con una pregunta abyecta en su entrevista: “En el mundo entero, cuando hay una elección presidencial, el jefe del partido que pierde las elecciones renuncia. Ómar Yepes, actual presidente del directorio Conservador y quien se abstuvo de votar por Santos en la 2ª vuelta, debe renunciar?. Responde el in doctrinario Cepeda: “Si él insiste en hacer oposición e ir en contra del proceso de paz, debería dar un paso al costado”.

Le refutamos a estos sofistas Amat y Cepeda: la jefe  actual de la colectividad es la Tigresa Marta Lucía Ramírez, con sus dos millones de votos, quien ha dicho que el partido Conservador debe ser “autónomo”. Ya les hemos sostenido a los mermelados, que si regresan al glorioso partido, los acogeremos como a hijos pródigos; pero si continúan en su concupiscencia, deberán ser arrojados a las tinieblas exteriores. Además el partido quiere la paz, sin claudicaciones. El estadista doctor Óscar Iván Zuluaga y la bellísima Paloma Valencia, ya están revoloteando por el Triángulo del Café, corazón de Colombia, agradeciendo la extraordinaria votación que les pusimos para la presidencia.

augustomejia@gmail.com.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar