Ingreso de Venezuela a Consejo de Seguridad de la ONU es casi un hecho

Ingreso de Venezuela a Consejo de Seguridad de la ONU es casi un hecho

Venezuela está a punto de ingresar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pese a las críticas de que el régimen autoritario que gobierna al país viola sistemáticamente los derechos humanos y mantiene cercanos vínculos con organizaciones terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Hezbolá.

Diplomáticos familiarizados con la situación dijeron que el ingreso del país petrolero al organismo de seguridad probablemente se concretará el miércoles, en vista de que la candidatura de Venezuela no estaba siendo disputada por ningún otro país latinoamericano, lo que significa que la postulación es endosada por toda la región.

De concretarse el ingreso, que requiere dos tercios de los votos de todos los países miembros de la ONU, Venezuela ocupará el puesto dentro del organismo por los próximos dos años.

Pero abrirle la puerta al Consejo de Seguridad al régimen chavista sería un despropósito, dijeron los últimos dos venezolanos que ocuparon el cargo en el consejo.

“La candidatura de Venezuela no podía presentarse en un peor momento, cuando fuerzas emergentes de la mayor peligrosidad amenazan la paz y la seguridad que tanta unidad necesita para hacerles frente”, dijeron los ex embajadores de Venezuela ante la ONU, Diego Arria y Adolfo Taylhardat, en una carta dirigida a las misiones latinoamericanas.

“Con todo respeto, debemos destacar que no luce responsable que gobiernos que con toda legitimidad exhiben credenciales democráticas […] apoyen a un régimen que durante los últimos 15 años se ha asociado con algunos de los peores y más infames personajes como Sadam Husein, Gadafi, al-Bashir, al-Asad, Ahmadineyad y Mugabe. Violando en muchos casos disposiciones expresas del propio Consejo de Seguridad. Y votando contra decisiones casi unánimes de la Asamblea General”, agregaron.

Los ex diplomáticos venezolanos recordaron que el régimen de Caracas ha proporcionado credenciales y facilidades a individuos pertenecientes a grupos radicales de Oriente Próximo, incluyendo a Hezbolá y que ha cooperado activamente con “los grupos narcoterroristas” de las FARC.

El ingreso de Venezuela al consejo también es rechazado por legisladores y diplomáticos estadounidenses quienes han instado a la Casa Blanca a que no escatime esfuerzos para impedir que el chavismo obtenga el asiento que aspira.

“Además del desdén dialéctico mostrado por el presidente (Nicolás) Maduro hacia Naciones Unidas, las acciones de su gobierno en la ONU y en el país están en contra de principios fundacionales y las normas de la Carta de Naciones Unidas”, escribieron en una misiva los senadores republicanos Marco Rubio, Mark Kirk y John McCain, y los demócratas Robert Menéndez, Richard Durbin y Bill Nelson.

“El ingreso de Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU constituiría un duro golpe para Estados Unidos y para las Naciones Unidas, en un momento en el que tenemos que colaborar para hacer frente a los desafíos más apremiantes del mundo”, señalaron los legisladores en la misiva que circularon la semana pasada.

El ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Roger Noriega, dijo desde Washington que la nominación de Venezuela al consejo deja muy mal parada a América Latina.

“Todo esto se va a reflejar muy negativamente en la región, el que se esté respaldando para que ingrese al Consejo de Seguridad un régimen represor. Esto va a llevar a mucha gente a preguntarse hacia dónde es exactamente que se dirige América Latina, y si esto es lo mejor que pueden presentar para que les represente ante el Consejo de Seguridad”, comentó.

“Esto es una lástima, una gran oportunidad perdida para América Latina, que pudo haber presentando la candidatura de un país serio, en vez de a un régimen que está manteniéndose con dificultad en el poder solo con el uso de una opresiva represión”, añadió.

Noriega junto con otros diplomáticos estadounidenses vinculados a la ONG Centro de Política de Seguridad firmaron una carta enviada al presidente Barack Obama, instándole a que haga todo lo posible para tratar de bloquear el ingreso de Venezuela.

“Desde que el fallecido Hugo Chávez asumió el poder, el gobierno de Venezuela ha emprendido políticas hostiles a la seguridad y a la preservación de los derechos humanos en nuestro hemisferio, y más allá – una agenda que ha sido continuada hasta el día de hoy por el sucesor de Chávez, Nicolás Maduro”, señalaron los signatarios de la carta, que también incluye al ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Otto Reich y el ex integrante del Consejo Nacional de Seguridad, José Cárdenas.

Entre las alarmantes prácticas emprendidas por el gobierno venezolano, de acuerdo con la misiva, se encuentran el suministro de refugio dentro de Venezuela y respaldo a organizaciones terroristas como Hamas, Hezbolá y las FARC, respaldo a Rusia en su agresión contra Ucrania y el respaldo de las ambiciones iraníes y de Corea del Norte de poseer armas nucleares.

Asimismo, los firmantes recordaron que hay una fuerte vinculación entre el narcotráfico y altos funcionarios del régimen, las pesadas restricciones contra las libertades de prensa y de opinión y la violenta represión de las protestas pacíficas realizadas en el país.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar