La Doble Moral de Juan Manuel Santos

La Doble Moral de Juan Manuel Santos

Confundidos están los Colombianos con los diálogos de paz que lleva a cabo el presidente Santos con los narco-terroristas de las Farc, buscando un acuerdo para terminar la guerra que estos le han declarado al pueblo y a las instituciones desde hace más de 50 años, entonces surge una cantidad de dudas legítimas sobre este arreglo en el que sin aplicar justicia, conceden perdón y olvido a personas que cometieron delitos atroces, sin que asuman responsabilidades y mucho menos logren resarcir a las víctimas, este convenio del presidente con los guerrilleros a espaldas de los ciudadanos es sumamente nocivo, ya que va en contra de la naturaleza humana, de su salud emocional, acumula odios y demuestra la doble moral de quien en cualquier momento, hará explotar al pueblo con justificada razón, por tanta mentira y dolor acumulado.

Se le olvida al presidente Santos, que las cicatrices que han dejado estos delincuentes en el cuerpo, la mente y el corazón de los Colombianos no serrarán por un capricho suyo, y que esta dura realidad impregnada de dolor y sufrimiento de todas las familias que han sido víctimas, no se calma con acuerdos políticos que solo benefician a los irregulares; ¿ Qué respuesta le tienen a los familiares de quienes mueren a diario víctimas de las balas asesinas de estos terroristas?, que explicación le pueden dar al dolor y frustración que sufren los secuestrados despojados de toda libertad, mientras a los secuestradores les ofrecen perdón y olvido por delitos y momentos de dolor causado a sus víctimas, quien repara el sufrimiento a estos ciudadanos de bien, cuando en noches de tristeza en secreto derramaron muchas lágrimas y permanecieron días, semanas, meses y años, atados a la tortura humillante de una cadena de acero.

La injusticia surge a partir de la inversión de los valores, y lo que está haciendo el presidente Santos es una injusticia preñada de doble moral, no hay respeto por las víctimas, la verdad ha estado ausente de los diálogos, la solidaridad con los miles de afectados no se ha manifestado por igual, y el comportamiento de estos criminales todos los días es violatorio de las leyes de la República, por lo tanto tienen que ser condenados a pagar penas en proporción con los daños causados; ¿ O es que los terroristas gozan de privilegios concedidos por Juan Manuel Santos, que los demás ciudadanos no tienen?.

¿No les parece que es de doble moral el tratamiento que el presidente Santos aplica, con su norma de dar mejor trato y convenir con guantes de seda con los narco- terroristas de las Farc, mientras al pueblo Colombiano le aplican los tribunales de justicia todo el peso de la ley?, quien repone los daños causados a las víctimas del cautiverio, de las minas anti persona, a los mutilados, incapacitados y estropeados  por el mal trato causado, el daño psicológico, las circunstancias degradantes, los problemas de salud ocasionados, la impotencia y sumisión, el aislamiento de sus familiares, los interminables años del secuestro que les impidieron mantener las relaciones afectivas con sus seres queridos, el daño psicológico a la familia, a sus hijos menores, a sus ancianos padres y abuelos, como olvidar el daño causado por la impotencia de no saber que hacer, a donde ir, a quien pedir ayuda, y encontrarse ahora con la triste noticia que su propio gobierno protege a quienes tanto daño le hicieron y siguen haciéndole al pueblo Colombiano.

Las profundas huellas de dolor causadas por heridas que no han cicatrizado, se reflejan en los rostros de centenares de miles de víctimas y de sus familiares, y no podrán ser borradas con los millones de pesos que el presidente Santos está derrochando en campañas publicitarias, porque solo las victimas conocen la magnitud del daño que les han causado a ellos y su familia, que podemos esperar entonces los ciudadanos de a pie cuando observamos cómo sus colegas socialistas del siglo XXI, lo aplauden por abrirle las puertas de su gobierno y de la libertad, a los terroristas del siglo XX, mientras su gobierno es rebasado en una de sus responsabilidades mayores como es la de brindar seguridad a todos los ciudadanos.

La respuesta a todo lo anterior no admite margen para especular o para eludir responsabilidades, la réplica es contundente, la proliferación de los terroristas y la impunidad con la que el gobierno cobija a estos criminales, representan un rotundo fracaso en la gestión del Presidente Santos, así como la visible componenda del Señor Presidente con todos los factores de la izquierda en Colombia y países vecinos, desatando un gigantesco vendaval de calumnias, para empañar el futuro democrático que todos nos merecemos, buscando con mentiras desacreditar la figura intachable y fundamental de los demócratas amantes de la libertad, la justicia y la verdad en este Continente, representada por el ex-Presidente y Senador, Dr. Álvaro Uribe Vélez.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar