María Corina Machado critica el apoyo de gobiernos latinoamericanos a Maduro

María Corina Machado critica el apoyo de gobiernos latinoamericanos a Maduro

La ex diputada venezolana María Corina Machado consideró el jueves “doloroso” que los gobiernos latinoamericanos apoyen y brinden una “seudo legitimidad” al gobierno de Nicolás Maduro, a pesar de las denuncias de la oposición, la ONU y organismos de derechos humanos.

“La destrucción en Venezuela se acelera día a día”, dijo Machado a la emisora colombiana Caracol Radio, un día después de haber sido imputada por el delito de “conspiración” en relación con un supuesto plan para asesinar a Maduro denunciado por un dirigente chavista.

“Desde luego que la seudo legitimidad que le han otorgado algunos gobiernos demócratas de la región a este régimen es muy dolorosa para los venezolanos, porque es uno de los pilares en los cuales este régimen quiere sostenerse en un momento de tanta debilidad”, señaló.

La líder opositora, a la que se le retiró su condición de diputada por haber participado en un acto en la OEA como parte de la representación de Panamá, agregó que es importante “que se levanten las voces de los pueblos latinoamericanos que exigen que haya posiciones firmes de principios en defensa de los derechos humanos”.

Machado dijo que los gobiernos democráticos de América Latina “que conocen la naturaleza de este régimen podrían hacer mucho más para que esta transición a la democracia tenga lugar en paz de manera ordenada, en el marco de la constitución lo antes posible, porque ”la destrucción en Venezuela se acelera día a día“.

La opositora destacó, sin embargo, que hay organismos internacionales como la ONU que ha emitido en los últimas semanas ”informes demoledores“ sobre la situación en su país.

Mencionó un reciente informe del Comité contra la Tortura de la ONU, del que dijo que, en el caso venezolano “es una constatación que no tiene precedentes” en el país “de cómo el régimen de Maduro ha violado derechos humanos y continúa cometiendo actos de tortura cruel contra estudiantes y ciudadanos indefensos”.

La ex diputada dijo que frente a todo esto ”el mundo democrático tiene que reaccionar, lo dice la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, lo ha dicho Human Rights Watch y allí están las evidencias y las pruebas fehacientes sobre ello“.

Machado aseguró que el gobierno está ”debilitado y desesperado“ porque más de un 80 por ciento de los venezolanos quiere un cambio.

“Este régimen está desesperado, la última oleada represiva y de persecución es la evidencia de que Maduro y su régimen saben que la inmensa mayoría de los venezolanos, más de un 80 por ciento quiere un cambio político, profundo y urgente y que el régimen está en su punto de mayor debilidad y de mayor ilegitimidad”, afirmó.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos está “profundamente preocupado” ante las acusaciones contra la opositora venezolana María Corina Machado, por el cargo de conspiración en un plan para asesinar al presidente Nicolás Maduro, dijo el jueves una vocero del Departamento de Estado.

“Estamos profundamente preocupados por lo que parece la continuidad de los esfuerzos del gobierno venezolano de intimidar a sus opositores políticos mediante abusos en el proceso legal”, dijo la portavoz Marie Harf.

Washington “continuará llamando al gobierno de Venezuela a respetar los derechos de reunión pacífica y de asociación, y liberar presos políticos, incluidos decenas de estudiantes y líderes opositores”, señaló Harf.

Machado, quien no fue detenida, calificó la imputación como una “infamia” al retirarse de la Fiscalía.

De ser hallada culpable, Machado podría ser condenada a entre ocho y 16 años de cárcel.

Como una farsa calificó el jueves Human Rights Watch el proceso penal que se sigue contra la líder opositora María Corina Machado y consideró que el poder judicial de ese país es un apéndice del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, dijo en conferencia de prensa que por “las evidencias que ha mostrado el gobierno y los epítetos y las calificaciones utilizadas por el propio presidente Maduro, que la ha llamado asesina, al igual que el presidente del Congreso, da la impresión que (el caso contra Machado) constituye simplemente una farsa más”.

Vivanco se quejó de “la falta de independencia del poder judicial” venezolano del que dijo era “una apéndice del ejecutivo” ya que le sirve “para convalidar las necesidades… y las decisiones políticas del ejecutivo”.

En la justicia de Venezuela “se presume la culpabilidad…, no la inocencia”, dijo Vivanco, e instó a la comunidad internacional para que incremente “su presión a Venezuela por los hechos que allí están ocurriendo”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar