Confabulación contra el Centro Democrático

Confabulación contra el Centro Democrático

Al pueblo Colombiano lo angustia que el gobierno crea lo del cese al fuego a los terroristas de las Farc, cuando la inseguridad que se vive en carreteras y ciudades crece a diario tanto dentro como fuera de sus hogares y en plena luz del día, las personas y sus bienes están sujetos a los horrores de la violencia criminal y asesina del terrorismo, de la delincuencia organizada y del hampa común, que en la mayoría de los casos goza de una bochornosa impunidad que le brinda el gobierno, mientras persigue a los dirigentes del Centro Democrático.

También angustia el alza creciente del costo de la vida, la inflación y el deterioro del salario real de los trabajadores, el descenso en las condiciones de vida de la clase media, el incremento de los índices de pobreza, la miseria, la malnutrición infantil y la falsedad en una promesa electoral que traería progreso, empleo y bienestar y no se ha visto por ninguna parte, lo que si observamos los colombianos desde el interior del país y fuera de él es una confabulación contra el partido del Dr. Álvaro Uribe.

Los Colombianos reclaman seriedad y austeridad al Presidente de la Republica, que gobierne para reconstruir el daño moral, económico y social por el causado a la nación, que tenga y mantenga credibilidad, que no les siga mintiendo, que no imponga todas las cargas y costos sociales a los que menos tienen, que se libere del dominio de los terroristas, que se ponga por encima de egoísmos grupales, que ejerza con rectitud la delicada función de comandante en jefe de las Fuerzas Militares para que se mantengan firmes en la defensa de los altos valores y sean garantes de la seguridad del país y sus instituciones.

El pueblo está reclamando al Presidente y su gabinete que prediquen con el ejemplo, se necesita confianza en la palabra y en la conducta de los gobernantes, por encima de lo material y de los intereses personales y políticos hay valores esenciales como el trabajo, la honestidad, la solidaridad, la justicia, el esfuerzo y el respeto a la dignidad del hombre, los colombianos reconocen el rol histórico que ha cumplido y está cumpliendo el Centro Democrático y el Dr. Álvaro Uribe bien sea desde la Presidencia de la Republica en dos oportunidades, como Gobernador en su departamento, como Senador de la República o como líder político donde se ha destacado como un ciudadano de gran importancia en el proceso de liberar a Colombia de la vergüenza de las tiranías y del oprobio del terrorismo.

Ahora en este año 2015 la responsabilidad de los colombianos es mayor, el gobierno de Juan Manuel Santos perderá las elecciones de Gobernadores, Alcaldes y Asambleas departamentales por haberle mentido a la nación, y montaron una conspiración del Castro – Chavismo, y del Farc – Santismo en complicidad con el fiscal general de la nación, para desacreditar al Centro Democrático, y para arrancarle a la provincia su fe en el porvenir y desprestigiar el pasado exitoso de calificados dirigentes como el Dr. Oscar Iván Zuluaga y Luis Alfonso Hoyos, y es allí donde los que creemos en un mejor futuro tenemos una responsabilidad muy grande; Se trata de que somos una fuerza fundamental en la vida de Colombia, que tenemos la obligación de preservar la imagen moral de nuestros dirigentes y devolverle a los departamentos y municipios del país la seguridad de que el destino futuro no se va a conquistar con las maniobras de Santos, sino fortaleciendo la libertad, respetando los derechos humanos, garantizando el pluralismo y hablando con la verdad.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar